lunes 10/5/21

Estrella Digital

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos piden que se paralice la vacunación de Janssen por trombos

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) declaró que estaba actuando "por precaución". Al menos se habían detectado seis casos de coagulación sanguínea grave
Vacuna Janssen (1)

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos están pidiendo una paralización en el uso de la vacuna de Janssen, cuyo fabricante es Johnson and Johnson, después de varios informes de posibles trombos en pacientes vacunados. 

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) declaró que estaba actuando "por precaución". Al menos se habían detectado seis casos de coagulación sanguínea grave entre los más de 6,8 millones de dosis de la vacuna.

La recomendación sigue los mismos pasos que en el caso de la vacuna AstraZeneca, que ha provocado algunas las limitaciones en muchos países, entre ellos España que sólo se administra para determinadas edades.

La FDA confirmó que y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estaban revisando "seis casos reportados en los EE. UU. De un tipo de coágulo sanguíneo raro y severo en individuos después de recibir la vacuna. En este momento, estos eventos adversos parecen ser extremadamente raros ".

El tratamiento común, un medicamento anticoagulante llamado heparina, "puede ser peligroso", dijo, y se requería una alternativa.

Los seis casos correspondieron a mujeres de entre 18 y 48 años, con síntomas de seis a 13 días después de la vacunación.

El New York Times citó a varios funcionarios, afirmando que una mujer había fallecido y una segunda, en Nebraska, se encontraba en estado crítico.

El comunicado conjunto decía que "las personas que han recibido la vacuna J&J y que desarrollan dolor de cabeza intenso, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar dentro de las tres semanas posteriores a la vacunación deben comunicarse con su proveedor de atención médica".

Comentarios