lunes 27.01.2020

Alan García, expresidente peruano no soportaba ser detenido. Así se desencadenaron los hechos de su muerte

Cuando el Equipo Especial del caso Lava Jato se presentó en la casa de Alan Garcia para cumplir con arrestarlo, este se dirigió a su dormitorio, abrió el cajón de un velador donde tenía un revólver  y se disparó en la sien derecha.

Alan García, expresidente peruano no soportaba ser detenido. Así se desencadenaron los hechos de su muerte

Eran las 6:30 cuando el Fiscal Henry Amenábar llegaba a la residencia del expresidente Alan García, junto con los agentes de la división de alta complejidad (DIVIAC), una trabajadora abre la puerta y les informa que el Señor Alan García bajaría en un instante.

Se produce un conversación entre el Fiscal y el expresidente, en la que ambos comentan la Diligencia Judicial, regresando este último a su habitación para llamar a su abogado.

A los pocos minutos se escucha un disparo, que provenía de la habitación donde se encontraba el Señor Alan García, el cual presentaba una herida de bala en la Sien. Aunque fue trasladado de forma urgente al Hospital José Casimiro Ulloa, nada pudo hacerse por su vida, certificando su muerte a las 10:05 de la mañana.

El ataúd con los restos del exmandatario fue ubicado en el  Aula Magna de la Casa del Pueblo, donde hace cuatro décadas también se velaron los restos del líder-fundador del aprismo, Victor Raúl Haya de la Torre.

Con el puño en alto, pañuelos blancos y canciones apristas, los dirigentes, militantes y simpatizantes del partido de la estrella rindieron un sentido homenaje póstumo a su líder que fue dos veces presidente

Comentarios