martes 27/7/21

Las aguas residuales muestran Covid-19 antes de que el infectado lo sepa

La evidencia científica ha confirmado que una persona infectada, tenga síntomas o no, excreta SARS-CoV-2, dos días después de la infección

aguas residuales

Las aguas residuales de Euskadi contienen restos del material genético del SARS-CoV-2 de una persona contagiada antes incluso de que esta sepa que ha contraído la enfermedad, ya que sus excreciones muestran restos del virus dos días después de la infección, incluso aunque no tenga síntomas.

La Agencia Vasca del Agua (URA) ha desarrollado durante el último año un proyecto basado en el análisis de las aguas residuales que, a falta de más datos para un mayor contraste, establece una "sólida correlación" entre la incidencia de la covid en la población y la presencia de los genéticos del virus en el agua.

La evidencia científica ha confirmado que una persona infectada, tenga síntomas o no, excreta SARS-CoV-2, dos días después de la infección, aunque normalmente las pruebas diagnósticas -principal indicador epidemiológico- se llevan a cabo varios días después, ha informado esta entidad en una nota.

Por ello el eje principal de este proyecto se basa en la vigilancia microbiológica de las aguas residuales y en la construcción de un modelo que sea capaz de pronosticar cambios en la prevalencia de la covid con varios días antes de antelación con respecto a los test diagnósticos.

De confirmarse, esta metodología serviría para anticiparse al inicio de una posible epidemia e incluso, en fases más avanzadas de la misma, permitiría conocer si el número de personas infectadas aumenta o disminuye y establecer cómo se está propagando el virus en función de la evolución de las concentraciones en las aguas residuales.

En esta línea ahora se está trabajando en la construcción de un modelo predictivo que permita generar un sistema de alerta temprana epidemiológica a partir del seguimiento de la presencia del material genético del SARS-CoV-2 en aguas residuales. 

Comentarios