domingo 15.09.2019

¿Tú cocinas o sous vide?

La comida a fuego lento, el chup chup de la olla durante horas que hemos estado escuchando tantas veces en nuestra vida, se desterró en algún momento de finales del siglo pasado y principios de este para sustituirlo y sufrir la invasión de la comida precocinada, comida rápida, recetas de microondas y todo aquello que se pudiese comer y se pudiera preparar en apenas unos minutos
¿Tú cocinas o sous vide?

El mundo de las prisas, el estrés, el no tener tiempo para nada hizo que nos olvidáramos de la calidad y del sabor de la auténtica comida preparada a fuego lento.

Pero no todo está perdido y hace unos años que se ha convertido en tendencia recuperar parte de esta tradición, con la popularización de aparatos que cocina que trabajan a baja temperatura, como las ollas de cocción lenta o al vacío, que nos ofrecen desde la página web de Sous Vide de las que vamos a hablar en este artículo.

Es aquí en el site de referencia en el mundo de la alimentación sous vide, donde encontrarás las mejores recetas para cocinas, las más sanas y sabrosas, solo tienes que entrar en este enlace que te acabamos de dejar referenciada en este mismo párrafo.

Y es que, la cocción a baja temperatura suma cada día más adeptos gracias a todas las virtudes que nos ofrece, como texturas y sabores imposibles de conseguir con la cocina rápida.

¿Qué es un Sous Vide?

 

Sous Vide es un término francés y significa al vacío. Así que podemos definir las máquinas de sous vide como unos aparatos que nos permiten cocinar al vacío. Esta es la tendencia más actual en formas de cocinar facilitando que el resultado sea realmente espectacular.

Para hacerlo el proceso es sumamente sencillo: el alimento se envasa al vacío, ya sea carne, pescado o verdura, con las especias o condimentos que le queramos añadir. A continuación, se mete en un cocedor sous vide a baja temperatura, el resultado que obtendremos será extremadamente jugoso y tierno, y sin pérdida de nutrientes, no como ocurre con las altas temperaturas.

Una máquina Sous Vide es, básicamente, un termostato o circulador de inmersión que nos garantiza que la temperatura de cocción va a ser constante durante todo el tiempo que dure el proceso de cocinado.

Tipos de Sous Vide

 

Ahora que ya sabemos que es eso de cocinar con Sous Vide, debemos saber que existen distintos tipos de estas máquinas para trabajar y producir platos al vacío y a baja temperatura. Los más conocidos son aquellos de uso doméstico, pero no son los únicos.

Circuladores por Inmersión

 

Reciben también el nombre de termocirculadores de inmersión, tienen forma de vara alargada y disponen de una pantalla o zona de control en el extremo superior. Ta solo tienes que introducirlo en la olla en la que vas a cocinar llena de agua indicándole la temperatura a la que quieres cocer tus alimentos al vacío. El circulador mantendrá el agua en movimiento y a una temperatura constante.

Centros u Hornos Sous Vide

 

Su funcionamiento es muy similar a los circuladores por inmersión, pero estos llevan el recipiente en el que vas a cocinar incorporado. Mientras que en los sous vide por inmersión tienes que meterlos en la olla o recipiente con agua donde vas a cocinar, en los hornos sous vide metes los alimentos en el propio aparato y cocinas en su interior.

El horno Sous Vide es un ejemplo de máquinas sous vide para uso profesional, ya que están más orientados al sector de la hostelería.

¿Cómo se usa un Sous Vide?

 

Cocinar con Sous Vide es sumamente sencillo y esta es precisamente una de las principales claves de su éxito, pues conseguimos platos sanos, nutritivos y deliciosos de manera práctica y funcional.

Para comenzar, necesitas disponer de bolsas de plástico para envasar al vacío o, en su defecto, aquellas que podemos encontrar que se cierran por su parte superior. En estas bolsas es donde debes meter los alimentos y todos los ingredientes con los que quieras cocinarlos: especias, aderezo, todo lo que se te ocurra o que veas en las deliciosas recetas Sous Vide.

A continuación, solo tienes que introducir la bolsa con los alimentos la cacerola, olla o recipiente donde vayas a cocinarlos y programar tu máquina sous vide, en caso de tratarse de un circulador por inmersión, el más utilizado a nivel particular. La parte donde se ven los datos es la que debe quedar fura del agua, lógicamente.  Si dispones de un horno de este tipo, el proceso es igual, pero no necesitarás ningún recipiente al tenerlo el aparato ya incorporado.

Este dispositivo hará solito su trabajo y tú podrás degustar platos deliciosos, con una textura y sabor únicos, uniformemente cocinado por todas partes, digno de los mejores restaurantes de lujo. Es muy parecido a cocinar los alimentos al baño maría, pero mucho más sencillo, pues tú no tienes que ocuparte de controlar los tiempos ni la temperatura, el aparato sous vide los hace por ti.

Comentarios