lunes 06.04.2020

¿Cómo elegir el mejor salmón ahumado?

El salmón ahumado es un alimento que debería estar integrado en nuestra dieta. Está tan sabroso, y tiene tantas propiedades positivas, que son muy pocos restaurantes los que se resisten a añadirlo en su carta
¿Cómo elegir el mejor salmón ahumado?

Además de su envidiable sabor, su aroma y textura marcan la diferencia.

Ahora bien, es importante saber cómo elegir el mejor salmón ahumado, y es que no todos los tipos que podemos encontrar son de calidad. En estos últimos años, este producto ha sufrido una cierta degeneración: algunas marcas han bajado la calidad, con el objetivo de reducir el precio al mínimo.

¿En qué basarse para elegir el mejor salmón ahumado?

 

El salmón ahumado se toma crudo, aunque habrá pasado por un cuidado procedimiento de ahumado. Por ello, es importante elegir correctamente el producto, para que este llegue a nuestros paladares en el mejor estado posible.

Presentación del producto

 El envase en el que viene el salmón ahumado debería estar correctamente termosellado, evitando que el aire tenga contacto con el producto.

Los expertos recomiendan elegir un tipo de envase de doble sellado, con la singular tecnología airbag que tiene el objetivo de aislar de manera eficiente la pieza con el exterior.

Selección de corte

Algunos productores de salmón ahumado cometen el error de apurar demasiado el producto, para lograr así una pieza con un mayor gramaje. El problema de este procedimiento es que se suele incluir parte de la ventresca o cola, piezas que ya son finas y quedarán secas después del proceso del ahumado.

Una marca de calidad nunca incorporará dichas piezas.

Caducidad

Por supuesto, la caducidad también es un criterio clave que se debe estudiar antes de hacer la compra. Se calcula que el salmón ahumado puede tener una caducidad que podría llegar a superar los treinta días.

Sin embargo, conforme el tiempo pasa y nos acercamos a dicha fecha, algunas de las propiedades del salmón ahumado se irán perdiendo.

Este punto está conectado directamente con el primero, con la presentación del producto. Si el envase está correctamente sellado, el tiempo de conservación puede aumentar de una manera importante.

Cata

Para comprobar si el salmón ahumado está en su punto, debe conseguir el equilibrio entre aroma, textura y sabor.

Evita el salmón ahumado que:

  • Huela demasiado fuerte: Este tipo de salmón ahumado no hará ni falta llevarlo a la boca para saber que está malo. Tendrá que desecharse de manera automática.
  • Aspecto: El aspecto también nos dice mucho de cómo se encuentra la pieza de salmón ahumada. Huye de aquellas que tengan un brillo sospechoso, o tonos anaranjados.
  • Textura: La textura del salmón debería ser firme, no pastosa. Podemos estrujar un poco el salmón; si este se deshace o se resquebraja, nos está diciendo que no está en las condiciones adecuadas.
  • Sabor: En cuanto al sabor, no te comas aquello que piquen en la boca, o cuyo sabor no te termine de convencer.

Apuesta por el salmón de Ahumados Domínguez y te harás con un producto de la más alta calidad posible.

loading...
Comentarios