viernes 22.11.2019
"EL ESCENARIO NO ES EL MISMO"

La Xunta admite que su cambio de postura sobre el ENCE tuvo ''coste político''

La oposición denuncia que "algo huele a podrido" en "beneficio" de una empresa con "cargos del PP" en el consejo de administración

El secretario xeral de Calidade e Avaliación Ambiental, Justo de Benito, ha admitido que el cambio de postura del Gobierno gallego sobre la ubicación de ENCE en la ría de Pontevedra supone "cierto coste político", pero defiende que ahora "el escenario no es el mismo" ni desde el punto de vista legislativo ni económico que cuando se mantenía la marcha de la pastera de la ría de Pontevedra con el horizonte de 2018.

En la comisión de Ordenación do Territorio del Parlamento gallego, el BNG y AGE han preguntado a la Xunta sobre la decisión del Gobierno en funciones de prorrogar laconcesión a ENCE en la ría de Pontevedra hasta 2073 y sobre el cambio de opinión del PP. De hecho, han recordado que, en sus programas electorales "de 2009 y 2012" defendía el traslado de la factoría, y que el plan ordenación del litoral (POL) y las directrices de ordenación del territorio (DOT) de la Xunta fijaban 2018 como fecha para el traslado de la pastera.

En respuesta, Justo de Benito ha justificado que la Xunta "en su momento defendiera la retirada" de ENCE y ahora su mantenimiento, porque "el escenario no es el mismo" ni desde el punto de vista económico, ni jurídico por la Ley de Costas, lo que da lugar a "una nueva situación", aunque "asumiendo cierto coste político" para el Gobierno gallego por ese cambio de postura.

Al respecto, ha defendido que "la promoción y protección de empleo es una prioridadabsoluta" para la Xunta, pero ha garantizado que "no a cualquier precio", pues se realizan "seguimientos periódicos" sobre el funcionamiento de esta factoría, con "un control absolutamente estricto" para "mantener el más alto nivel de exigencia en su carácter ambiental".

Asimismo, ha remarcado que la reciente decisión de la prórroga a ENCE no es "por un criterio político" del Gobierno, sino "un procedimiento administrativo reglado" de una secretaría general del Ministerio de Medio Ambiente, de forma que "se resolvió cuando tocaba".

Echa en cara al BNG que no está en el congreso

Tras recordar al BNG que "aprobaron la primera autorización ambiental integrada de ENCE en 2008" con el gobierno bipartito, De Benito ha reducido el papel de la actual Xunta a acreditar que la empresa cumple los requisitos medioambientales. Por ello, ha reiterado que la decisión de la prórroga correspondió al Estado.

De tal forma, ha apuntado al Bloque que debe preguntar en el Congreso al Gobierno sobre la decisión de la prórroga a ENCE, tras lo cual le ha echado en cara al BNG que "no pueden hacerlo", "porque no tienen representación" en las Cortes.

"Cacicada" para la oposición

Por su parte, la diputada del BNG Montse Prado ha tildado de "cacicada" la prórroga a ENCE, que ha identificado con un "robo directo a la calidad de vida de los ciudadanos de Pontevedra". Así, ha acusado al PP de cambiar la Ley de Costas para que ENCE no tuviese que irse de la ría en 2018, "sin que la Xunta dijese nada".

Sobre esta decisión "indecente e ilegítima" ha dicho que existe un "beneficio" para la empresa y para "determinados cargos del PP" que "están en el consejo de administración", "como Carlos del Álamo (que fue conselleiro con Manuel Fraga) o Isabel Tocino", por lo que cree que "algo huele a podrido" en esa decisión.

Además, ha denunciado que "no es una cuestión de trámite, como quiere hacer creer el Gobierno" y ha criticado que "pasa casi todas las líneas rojas", pues se decide "en tiempo de descuento" por un gobierno en funciones, aunque "no había un tiempo que apremiara". Todo después de recordar que en el siglo XX fue la dictadura franquista la que "tomó la decisión" de la ubicación de ENCE "en contra de la voluntad de los vecinos", acorde con un proyecto forestal que hizo que Galicia "se convirtiese en un auténtico eucaliptal".

Junto a esto, ha censurado que ENCE prometa una inversión de 61 millones, que "es el chocolate del loro", cuando "ganó prácticamente 50 millones de euros" sólo en 2015. En esta línea, Antón Sánchez (AGE) ha indicado que "la duda" es saber si los miembros del Gobierno gallego "fueron títeres o trileros" en esta cuestión.

También ha aludido el diputado de AGE a las "puertas giratorias" en ENCE para recriminar que "el PP tiene dentro la corrupción, en su AND", así como para censurar que se apueste por la "defensa de los intereses privados frente a los intereses generales".

Comentarios