sábado 19.10.2019
en O Porriño

Las vías del tren siniestrado fueron arregladas para permitir circular a más velocidad

El accidente ha dejado cuatro fallecidos, uno de ellos es el conductor del convoy, de nacionalidad portuguesa. El accidente se ha producido cuando el tren entraba a la estación de la ciudad pontevedresa

Cuatro personas han muerto en el descarrilamiento de un tren cerca de la estación de de O Porriño (Pontevedra) esta mañana a las 9.30 horas. Entre los fallecidos se encuentran el maquinista del convoy, de nacionalidad portuguesa, y el interventor, de nacionalidad española, según ha explicado el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. 

Además, ha informado de que los bomberos sospechan que puede haber una quinta víctima, "pero aún no está localizada". Feijóo ha informado de que son 47 las personas heridas, algunas de ellas de gravedad. 

La alcaldesa de la localidad, Eva García de la Torre, ha explicado que recientemente las vías del tren fueron arregladas para que los convoyes pudieran circular a mayor velocidad pese a que pasa "por el medio del pueblo". Además, ha criticado que "el tren tiene cierta vetustez". "Llevamos tiempo quejándonos de que la vía del tren tiene que ser soterrada y evitar este peligro. Desde el luego que el tren por el núcleo urbano no debe pasar a velocidad", ha insistido la alcaldesa en declaraciones a los medios de comunicación. 

Por otra parte, el presidente de Comboios de Portugal, Manuel Queiró, ha confirmado hoy que son cuatro las muertes registradas en el accidente, y se trata de tres trabajadores y de un pasajero. En el lugar del siniestro, el presidente de los ferrocarriles portugueses ha informado de que los fallecidos son el maquinista, del que ha dicho que contaba con una gran experiencia, el interventor y otro funcionario, mientras que el hombre que murió en el hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, al que fue trasladado, es un ciudadano estadounidense. El maquinista era portugués y los otros dos trabajadores eran españoles, uno de ellos tenía 23 años y se encontraba en prácticas. 

Queiró ha remarcado que el tren accidentado disponía de todas las certificaciones y garantías y contaba, asimismo, con todos los requisitos que se exigen para poder funcionar y operar con normalidad. Respecto a los heridos, según fuentes de emergencias, se trata de 26 españoles, seis estadounidenses, tres portugueses, un británico, un alemán, dos brasileños, dos uruguayos, dos argentinos y un ciudadano chileno, además de otras cuatro personas cuya identidad y origen está pendiente de confirmar. 

El tren, en el que viajaban 65 personas (63 viajeros, el maquinista y el interventor), salió a las 9.02 de Vigo y se dirigía a Valença do Minho. Al llegar a la estación de O Porriño, donde no tenía que efectuar parada, el tren ha empezado a descarrilar y podría haber colisionado después contra un poste de la luz, según el diario gallego 'La voz de Galicia'. Tras la colisión, uno de sus tres vagones ha volcado y otros dos han quedado semivolcados

Twitter: GxDRadioGalega

Servicio combinado

Renfe ha informado de que el tren pertenece a su homóloga portuguesa, Comboios de Portugal. Se trata del 'Tren Celta', un servicio combinado entre Renfe y la compañía portuguesa  que cubre el trayecto Vigo-Oporto, que se realiza dos veces al día. 

El servicio se realiza entre maquinistas españoles y portugueses, que hacen habitualmente el servicio de la tarde Oporto-Vigo, pernoctan en Galicia y vuelven en la frecuencia matinal. Los españoles salen por la tarde hacia Oporto y se quedan allí hasta salir en el servicio matinal hacia Vigo. 

Tw: Info Libre

Los servicios de emergencia gallegos (servicios sanitarios de urgencia, bomberos del Baixo Miño y de Vigo, miembros de Protección Civil y agentes) comenzaron a trabajar en la zona momentos después del siniestro.  Urgencias Médicas envió sendos equipos en helicópteros con base en Santiago y Ourense. 

Adif ha informado de que ha abierto una investigación sobre las causas del accidente. 

El tráfico ferroviario ha sido interrumpido entre el norte de Portugal  y Galicia (Louredo-O Porriño línea Pontevedra-Tui-Portugal), según informa Adif. En ese tramo circulan trenes de Larga y Media Distancia de Renfe. El servicio se encuentra interrumpido entre Ourense y Redondela.

Zona polémica

La estación se encuentra a unos 50 metros del lugar en el que ha descarrilado el tren, una recta con buena visibilidad, según varios testigos. Sin embargo, residentes en la zona critican el estado de la estación y la velocidad a la que pasan los trenes por la localidad, en la línea de la crítica de la alcaldesa del municipio pontevedrés, que ha pedido el soterramiento de la vía en varias ocasiones. 

"Durante el día, los trenes no van demasiado rápido y emiten avisos sonoros pero por la noche pasan rapidísimo", explica a Estrella Digital Leonardo Rodríguez Domínguez, un vecino de la localidad, que se queja también del estado de las infraestructuras. "Son muy antiguas y no se hace un buen mantenimiento", comenta.

"Las barreras de un paso a nivel cercano a la estación estuvieron rotas durante un tiempo. Era muy peligroso", indica este hombre residente en O Porriño desde hace unos 25 años. Además, señala, ha habido muchos atropellos mortales en la zona, "aunque en muchos casos se echa la culpa a las personas que se encontraban en las inmediaciones. Es algo que no se puede saber a ciencia cierta". 

Campaña suspendida

Los partidos políticos han suspendido los actos de campaña previstos para hoy. Los líderes de los cinco principales partidos gallegos han trasladado sus condolencias a las familias de las víctimas vía Twitter. Xoaquín Fernández Leiceaga ha hecho público sus pésame personal en nombre de todos los socialistas gallegos y Feijóo ha querido enviar un mensaje de esperanza a todos los heridos. La Xunta de Galicia también ha suspendido su agenda institucional. 

El ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, acompañado del secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, ha llegado ya a la zona de O Porriño (Pontevedra). 

Distintos representantes políticos han manifestado sus condolencias por el accidente, entre ellos el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. 

Plan de asistencia a víctimas

El Ministerio de Fomento y Renfe han activado el Plan de Asistencia a Víctimas de Accidentes Ferroviarios y sus Familiares (PAVAF) tras el descarrilamiento. Además, se ha habilitado un teléfono de información para los afectados por el accidente de tren (900 101 020).

 

Comentarios