martes 12.11.2019
Cien mil euros de indemnización

El Sergas, condenado por la muerte de una mujer atendida en Povisa

El médico de Urgencias de Povisa mantuvo a la mujer en observación un par de horas, hasta que le bajó un poco la tensión arterial, y la envió a su casa. Poco después, la mujer sufrió una caída y una hemorragia cerebral

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha condenado al Servizo Galego de Saúde (Sergas) a indemnizar con 100.000 euros a los cuatro hijos de una vecina de Cangas (Pontevedra), que falleció en 2009 a causa de una "deficiente atención" en el hospital vigués Povisa, centro al cual había sido derivada desde su centro de salud.

Los hechos se remontan a mayo de 2009 cuando esta mujer, de 72 años de edad, acudió a su médico de cabecera con cefalea, vómitos y otros problemas de tipo neurológico, vinculados con una crisis de hipertensión. El facultativo la derivó al centro concertado Povisa, al que estaba adscrita la paciente.

Según ha informado la asociación El Defensor del Paciente, que representó a la familia en la demanda, el médico de Urgencias de Povisa mantuvo a la mujer en observación un par de horas, hasta que le bajó un poco la tensión arterial, y la envió a su casa tras pautarle ansiolíticos. Poco después, la mujer sufrió una caída y una hemorragia cerebral e ingresó al día siguiente en Povisa, donde falleció unos días más tarde.

Los hijos de la paciente presentaron reclamación ante el Sergas, que no les indemnizó, por lo que recurrieron a la vía contencioso administrativa. Inicialmente, el juzgado desestimó la demanda contra la administración pública sanitaria, al entender que la mala praxis se había cometido en Povisa.

Ahora el TSXG establece en su sentencia que sea el Sergas el que indemnice, ya que la paciente fue remitida por el Sergas a Povisa, sin perjuicio de que la administración pública reclame luego el reembolso de esa compensación al hospital concertado.

En la sentencia del alto tribunal gallego, según informa El Defensor del Paciente, se constata la "deficiente atención" del servicio de Urgencias de Povisa a la mujer, por no seguir las pautas adecuadas a una "emergencia hipertensiva". A ese respecto, los peritos han indicado que la hemorragia cerebral "probablemente no hubiera tenido lugar" si el médico de Povisa no hubiese enviado a la paciente a casa con una tensión de 180/100 y la hubiese mantenido más tiempo en observación.

Comentarios