martes 19.11.2019
Se practicarán nuevas pruebas a los cuerpos

La autopsia a la pareja fallecida en Porto do Son no aclara si hubo violencia de género

El avance de la autopsia al cuerpo de la mujer revela que murió a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico, pero por el momento se desconoce cómo se produjo el golpe

El Juzgado de Instrucción número uno de Noia, que lleva la investigación sobre el caso de la pareja cuyos cadáveres fueron encontrados el pasado viernes en Porto do Son (A Coruña), no ve concluyentes los resultados de la autopsia practicada a los cuerpos para afirmar o descartar que se trate de un caso de violencia sobre la mujer.

Por consiguiente, se practicarán nuevas pruebas a los cuerpos de Rosa R.R., de 57 años de edad, y Pedro P.P., de 50 años, para intentar aclarar las circunstancias en las cuales se produjeron ambas muertes en una vivienda de la parroquia de Santa María de Xuño. Según ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), los resultados de estas nuevas pruebas, como la de tóxicos, aún tardarán un tiempo.

El avance de la autopsia al cuerpo de la mujer revela que murió a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico, pero por el momento se desconoce cómo se produjo el golpe. Por ello, el pasado fin de semana, agentes de la Guardia Civil siguieron con la recogida de pruebas en la vivienda y su entorno.

En el caso del varón, el informe sostiene que hay que seguir haciendo pruebas para determinar la causa de la muerte, si bien los indicios hacen pensar que se trata de un suicidio por ingesta de alguna sustancia.

Circunstancias

El cadáver de la mujer se encontraba en el exterior de la vivienda, debajo de una ventana, y el del hombre dentro de la casa. Los investigadores intentan determinar si la mujer se cayó de la ventana, si se arrojó o si fue tirada desde ella y si el hombre ingirió de forma premeditada y en qué momento algún tipo de sustancia.

En los archivos judiciales no constan denuncias de la mujer contra el fallecido por malos tratos. La mujer era natural de Porto do Son y había perdido hace unos tres años a su hijo en un accidente en el mar. Ahora convivía con el hombre cuyo cadáver fue encontrado en la casa.

Comentarios