sábado 17/4/21

Estrella Digital

Los líos de la MSN

La última salida de tono de Messi: llama “bobo” a un jugador del City

El futbolista argentino está muy nervioso en un comienzo de temporada en el que sus compañeros de delantera también han vivido los partidos con especial intensidad

La MSN está más nerviosa de lo habitual
La MSN está más nerviosa de lo habitual.

Cristiano Ronaldo tiene una fama de prepotente que le persigue por todos los campos de fútbol. Su ego le hace parecer desconsiderado con los rivales, entre otras cosas porque acumula seis expulsiones por diversos encontronazos a lo largo de su extensa carrera. Sin embargo, los jugadores del Barça tienen una reputación mucho más positiva que el portugués por su tono más discreto, pero lo cierto es que todos han protagonizado imágenes muy poco educativas para los niños que les ven.

‘La Pulga’ no ha sido expulsado en ninguno de los casi 550 partidos que ha disputado con el Barcelona, aunque sí se fue a la calle en un partido amistoso con Argentina en el que pegó varios codazos a un rival. No obstante, con la camiseta azulgrana también ha protagonizado incidentes que los árbitros hubiesen castigado con dureza si los hubiesen visto.

En cualquier caso, la salida de tono de este martes llegó una vez que el partido ya había finalizado, puesto que ocurrió en el túnel de vestuarios. “Bobo, bobo, ven aquí y da la cara", dijo Messi a un futbolista ‘citizen’, aunque no quedó claro a quién se dirigía porque todos caminaban en grupo. El argentino se encaró con alguno de ellos, aunque la cosa no llegó a más porque Agüero intervino para calmar los ánimos. Según la versión de Sport, el ‘10’ respondió de esta manera debido a insultos previos de los jugadores del equipo inglés.

Además, ‘el Kun’ reconoció el incidente ante la prensa, aunque quiso quitarle hierro a lo sucedido. “Nada, no hubo nada. No escuché bien. Vi que Leo dijo algo, pero él no me dijo nada y después hablamos de otros cosas”, aseguró el compañero de habitación de Messi en las concentraciones de ‘la Albiceleste’. Además, este no es el único insulto que ha pronunciado Messi en las últimas semanas, puesto que en Mestalla ya se dirigió al público en términos poco elegantes.

Suárez, el más calmado

Sin embargo, los nervios de Messi no son exclusivos de esta temporada, puesto que a lo largo de tantas temporadas en la elite hay tiempo para todo. Normalmente, el futbolista ha sido la víctima de patadas y agresiones de todo tipo, pero en alguna ocasión también ha sido el coleccionista de balones dorados el que ha perdido la elegancia. Escupió en la cara a Duda en 2008, mandó un pelotazo a la grada del Bernabéu en 2011, cogió del cuello a Yanga M'biwa en 2015 y también recriminó a compañeros como Ibra, Villa, Tello o Pedro que no le pasaran el balón con malas formas.

Asimismo, Neymar también está muy nervioso esta temporada, puesto que también perdió los nervios tras el gol que decidió el duelo contra el Valencia y se encaró con Vezo tras terminar el choque frente al Granada en el Camp Nou. El brasileño entra en todos los líos últimamente, a pesar de que no ha sufrido ni una sola expulsión desde que juega en el Barça. En su etapa en el Santos se fue a la calle en tres ocasiones, mientras que con Brasil también vio una roja en la Copa América de 2011.

Curiosamente, Luis Suárez parece el jugador más tranquilo del tridente azulgrana en lo que va de temporada. De momento, no ha protagonizado ninguna polémica sonada, más allá del supuesto puñetazo que propinó a un defensa en su duelo contra el Deportivo. Su forma de jugar le ha llevado a ver ya cuatro tarjetas amarillas, con lo que está al borde del partido de suspensión. No obstante, esto no es nada raro en la carrera del uruguayo, ya que a lo largo de su carrera ha visto casi 100 amarillas. Pese a todo, solo le han expulsado en dos ocasiones, una en su etapa en el Ajax y otro por su famoso mordisco en el Mundial de 2014, aunque en la Premier también estuvo suspendido tres encuentros por el bocado a Ivanovic que el árbitro no vio en directo. A diferencia de sus compañeros, tiene una gran fama de marrullero, puesto que en determinados partidos como el que le enfrentó al Atlético de Madrid en la anterior Champions sacó su lado más salvaje.   

Comentarios