jueves 22/10/20
LAS NOTAS DE TODOS LOS CULéS

Ter Stegen destaca entre el suspenso de los canteranos

Luis Enrique apostó por muchos jóvenes ante el Bayer Leverkusen y el resultado fue desastroso. El guardameta, el mejor del Barcelona

fotonoticia_20151209225950_800
Ter Stegen ante el Leverkusen. | EP

Stegen, decisivo (9). El mejor del Barcelona, sin duda. El mal partido del equipo propició innumerables ataques del Leverkusen. Salvo el tanto de Chicharito, donde no pudo hacer nada, el guardameta se mostró magnífico con intervenciones de gran nivel.

Adriano, impotente (6). Tenía ganas, pero no estuvo en la línea de los últimos días. Atrás dejó bastante que desear y arriba no creó el peligro que acostumbra.

Bartra, descentrado (5,5). No estuvo contundente atrás. Sus despejes no fueron certeros y provocaron más de un susto al equipo. Necesita mejorar para adquirir un rol más importante.

Vermaelen, poco acertado (5,5). Se le vio sin confianza. Estuvo superado por Chicharito y Canhanoglu constantemente.

Jordi Alba, sin poder ofensivo (6). El equipo echó en falta su poderío en ataque. Sin él y Adriano arriba, los de Luis Enrique se fueron hacia atrás y cedieron el dominio al Bayern.

Rakitic, el asistente (8,5). Otro de los que se salva de la mala actuación de los suyos. Su pase a Messi en el gol fue de lo mejor del encuentro. Una visión de juego que permitió adelantarse al Barcelona.

Samper, el control (7). En la primera mitad demostró su buen manejo del esférico. Junto a Sergi Roberto es otra de las bazas para el centro del campo. Talento y técnica tiene.

Kaptoum, errático (4). Tenía ganas y lo demostró, pero no estuvo acertado. Falló pases, controles, y en carrera. Es joven (17 años) y tendrá más oportunidades para demostrar su valía.

Messi, el goleador (8). Se plantó frente a Leno y no dudó. Le regateó sin problemas y con la diestra anotó el primer gol. Pero el resto del encuentro estuvo ausente. Aún se le nota la falta de ritmo.

Munir, desaparecido (4,5). El delantero tendrá complicado sustituir a Neymar. No adquirió la presencia necesaria y abandonó a Messi y Sandro en la delantera.

Sandro, poco peligro (5,5). Alguna llegada peligrosa por la banda derecha, pero poco más. Como el resto del equipo se vio superado por el empuje alemán.

Luis Enrique, mal (5). El técnico se olvidó por completo del partido y pensó en las próximas citas. De nuevo no agotó los cambios y los jugadores que introdujo al terreno de juego no solucionaron los problemas.

Gumbau, con presencia (6,5). Coincidió con esos escasos minutos de respiro del Barcelona en el tramo final. Ahí pidió el balón y lo hizo circular con mucho sentido.

Cámara, perdido (4). Sustituyó a Jordi Alba y ocupó una posición atípica para él, algo que se reflejó en el terreno de juego. Pérdidas en labores ofensivas y despistes atrás, que pudieron costar el segundo gol a su equipo.

Comentarios