domingo 08.12.2019
Sufre dolor en su brazo

La situación de Oblak deja la portería del Atleti al borde del drama

El esloveno no regresó en buenas conclusiones de la concentración de su selección, mientras que Moreira e incluso Bernabé Barragán tienen opciones de jugar

Oblak se entrena con molestias.
Oblak se entrena con molestias.

Sin lugar a dudas, el Atlético de Madrid-Real Madrid del próximo sábado se recordará durante mucho tiempo como el derbi de las bajas y de los tocados. De hecho, ambos equipos llegan muy condicionados en esta aspecto a un partido crucial en el devenir de la Liga, puesto que una derrota de los rojiblancos les dejaría a nueve puntos del liderato que ostentaría su vecino.

La situación del centro del campo merengue es realmente caótica, puesto que la lesión de Kroos dejó cojo a todo el equipo. Kovacic también regresó tocado de su partido con Croacia, aunque parece que llegará a tiempo para el gran choque del Calderón. Además, Luka Modric acaba de salir de una lesión. En cualquier caso, la gran incógnita es saber si Casemiro estará disponible, puesto que es el único que puede darle algo de equilibrio, una vez que el ‘8’ alemán esta completamente descartado.

Por las últimas imágenes que ha ofrecido el club, el brasileño solo se ejercitó este martes en carrera continua junto a Pepe y a Benzema, mientras que el resto de sus compañeros tocaban balón. De este modo, Modric y Kovacic tendrán que cumplir la función de darle equilibrio al equipo sin ser especialistas en eso. Isco o James completarán el centro del campo, aunque en muchos otros partidos han demostrado muy poco rigor táctico. De este modo, ante un equipo aguerrido como el Atlético está claro que el Madrid puede hacer aguas por esa zona, si Zidane no consigue ajustar bien las nuevas funciones.

En cambio, el Atlético sufre la plaga de lesiones en una parcela del terreno de juego todavía más sensible. Griezmann activó todas las alarmas hace unos días, pero también da la sensación de que el jugador franquicia colchonero no tendrá problemas para llegar al derbi. Sin embargo, la situación de Oblak puede ser muy diferente.

La incógnita de Moyá o Moreira

Según apuntó Nacho Peña en El Chiringuito, Oblak sufre una microrrotura en un hombro que le impide levantar el brazo con normalidad. Siente mucho dolor al hacer algunos gestos, aunque parece que el club está dispuesto a infiltrarle para que fuerce y juegue el próximo sábado. En cualquier caso, no parece lo más recomendable que un portero juegue con este tipo de molestias.

No hay que olvidar que el guardameta se enfrentará a los duros disparos de Cristiano Ronaldo y de Bale y esa situación se puede agravar. Además, el nivel de confianza de Oblak ha bajado en los últimas semanas y su situación física le puede llevar a salir al césped con un nivel de convencimiento mucho más bajo del habitual. Puede que incluso tenga que parar después de este partido, puesto que este es el peor momento para hacerlo.

Por otro lado, la situación de Miguel Ángel Moyá también es toda una incógnita. De hecho, el guardameta mallorquín lleva casi un año sin jugar un partido de competición, puesto que el Atlético quedó eliminado de la Copa en el mes de enero. Asimismo, se acaba de recuperar de la artroscopia a la que fue sometido en su rodilla derecha en el mes de agosto. Recibió el alta médica a principios de octubre, pero aún así Simeone decidió no convocarle en el partido frente a la Real Sociedad. Se ha llegado a especular incluso con la idea de que salga del club en el mercado de enero.

Moreira ha ocupado el puesto de segundo portero durante toda la temporada, pero también se cayó de la última lista del Cholo por culpa de un golpe que sufrió en su rodilla izquierda en el entrenamiento previo. El portugués fue sometido a varias pruebas que descartaron cualquier lesión grave, por lo que no debería de tener problemas para jugar el domingo si fuera necesario. No obstante, tampoco tiene su continuidad garantizada en el equipo, puesto que todo apunta a que Simeone tendrá que elegir entre él o Moya en el próximo mes. Por último, Bernabé Barragán es el guardameta del filial, que entrena habitualmente con los mayores y que ocupó el banquillo en San Sebastián. Su participación está prácticamente descartada, pero de situaciones como esta emergieron las figuras de otras excelentes cancerberos como David de Gea.  

Comentarios