martes 14.07.2020
Mercado

Silva puede ser el nuevo Xavi azulgrana

Pellegrini teme que los culés le tienten en el Mundial, mientras que en el Barça piensan que puede retrasar su posición

Xavi junto a Silva en un encuentro de la selección. | GTRES
Xavi junto a Silva en un encuentro de la selección. | GTRES

El tiempo no pasa en balde para nadie. Ni siquiera para los hombres que marcan una época dentro de un equipo. Xavi es de los pocos hombres que quedan que siempre estarán ligados a una única camiseta, pero a sus 34 años sus esfuerzos empiezan a pasarle factura.

En año de Mundial, el de Tarrasa está jugando menos que en los últimas temporadas. Entra en la rotación del Tata de forma muy habitual, cuando los anteriores técnicos habían respetado más sus galones. Este año parece que el tendón de Aquiles le está dando menos problemas, pero aún así no termina de encontrar el nivel que le situó como el mejor centrocampista creativo del mundo.

Lleva dos goles esta temporada, una cifra discreta aunque nunca fue un goleador, pero lo preocupante es que solo suma dos asistencias, unos números muy alejados de sus últimas temporadas. Además, siempre fue un diésel, un jugador que corría más que nadie, aunque eso no se viera por la tele, pero ahora da la sensación de que no llega a meter el pie. Tal vez, sea una víctima de las sensaciones generalizadas del equipo, pero en la dirección deportiva saben que el ‘6’ no puede ser eterno.

Sergi Roberto es ahora el señalado para tomar el relevo una vez que Thiago decidió marcharse. El chico ha mejorado con los minutos, pero a sus 21 años necesita temporadas para acoplarse a la responsabilidad de la titularidad y un equipo como el Barça es difícil que aguante mucho sin fichar.

Por eso, en Inglaterra aseguran que el Barça está detrás de David Silva, pese a que el canario es un futbolista muy diferente. El ex del Valencia juega más cerca del área, pero en las oficinas del Camp Nou piensan que entre Iniesta y él podrían asumir la función de distribución del balón cuando Xavi no esté.

Según Sunday Mirror, Pellegrini está preocupado por lo que pueda ocurrir este verano en la concentración de la selección española. Villa, Jordi Alba y sobre todo Cesc, al que le llegaron a poner la camiseta azulgrana en plena celebración, vieron como los futbolistas azulgranas se encargaron de seducirles para que jugasen en su club.

El rotativo habla de una “decisión unánime” por parte de la directiva, pero cifra el traspaso en 67 millones de euros por un jugador que ya tiene 28 años. El pago es difícil de afrontar para una entidad que apuesta públicamente por la contención financiera, aunque visto lo visto con Neymar cualquier cosa es posible. Su papel en la eliminatoria de Champions que enfrentará al Barça con el Manchaster City en los octavos de final puede resultar decisivo.

Comentarios