Jueves 22.11.2018
RAFINHA, EL úLTIMO EN CAER

Rotura del ligamento cruzado anterior, la ruleta rusa del futbolista

Solamente dos de cada cinco deportistas que sufren esta lesión vuelven a recuperar su nivel anterior. Además, según los doctores, nunca se recupera la rodilla al 100%

Estos tres jugadores han sufrido esta temible lesión.
Estos tres jugadores han sufrido esta temible lesión.

La rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) es una de las lesiones más temidas por los futbolistas. Esto se debe a la larga duración del periodo de convalecencia del deportista y sobre todo a que aunque la zona afectada haya sido operada y tratada, puede seguir provocando problemas en la rodilla, ya que en algunas ocasiones hay inestabilidad o fallos en la articulación. El último jugador de la Liga que se ha visto afectado por esta dolencia es Rafinha, centrocampista del Barcelona.

Según un estudio de la revista Journal of Sport Rehabilitation, entre el diez y el veinte por ciento de los deportistas que sufren la rotura del LCA nunca vuelven a poder practicar deporte de manera profesional. Un ejemplo es Alvaro Benito, que tras sufrir esta lesión en un partido con la selección española sub 21 tuvo que dejar el fútbol, truncándose así la que parecía una prometedora carrera como lateral en el Real Madrid.

Dos jóvenes que han tenido mejor suerte en su recuperación tras romperse el cruzado son Borja Bastón y Jesé Rodríguez. Ambos canteranos, uno del Atlético y otro del Real Madrid, sufrieron la rotura total del LCA, pero tras seis y ocho meses de baja respectivamente han podido seguir con sus carreras futbolísticas. El primero encadenando cesión tras cesión para recabar esta temporada en las filas del Eibar, el segundo para contar con la confianza de Carlo Ancelotti como cuarto delantero de la plantilla este año.

Tres de cada cinco deportistas con rotura de LCA no vuelven a rendir al mismo nivel

Acorde a lo que cuenta otro estudio de The American Journal of Sports Medicine, menos de la mitad de jugadores que sufren esta lesión, dos de cada cinco, vuelven a rendir al mismo nivel. Dos casos son los de Xavi Hernández y Raúl González. El centrocampista del Barcelona se lesionó en 2005, y tras ser intervenido volvió a su mismo nivel. Prueba de ello es que Xavi es uno de los principales responsables de que España ganase dos Eurocopas y un Mundial en los últimos años.

En el mismo año Raúl tuvo el mismo problema, aunque la rotura del ligamento no fue total, sino parcial. El jugador se recuperó y estuvo cinco años más en la plantilla blanca. Además, a sus 38 años el futbolista sigue en activo.

Este es el caso del jugador de la Real Sociedad Sergio Canales. Tras un fichaje galáctico por el Real Madrid, el futbolista apuntaba a ser uno de los mejores de la Liga dentro de unos años. El joven talento fue cedido al Valencia, pero en la temporada 2011/2012 ser rompió el LCA de su rodilla derecha dos veces, frenando su proyección en seco.

Comentarios