miércoles 23.10.2019
PRIMER TÍTULO LIGUERO DE LA ERA ZIDANE

El Real Madrid se proclama campeón de una Liga que tenía 'amarrada'

El gran inicio de campeonato del conjunto madridista y los graves tropiezos del Barcelona fueron claves en la consecución del trigésimo tercero título de Liga del Real Madrid. Tras salir victoriosos en Vigo, los merengues comenzaron a saborear la gloria de hacerse con un trofeo que no conseguía desde 2012

El Real Madrid se proclamó campeón de Liga en La Rosaleda.
El Real Madrid se proclamó campeón de Liga en La Rosaleda.

Ya es oficial: el Real Madrid ha conseguido su trigésimo tercer título de Liga en La Rosaleda. El conjunto de Zinedine Zidane asaltó el feudo malaguista y se proclamó campeón de la competición doméstica tras derrotar por 0-2 a los hombres de Míchel gracias a los goles de Cristiano Ronaldo y Benzema. El técnico francés logró su primera Liga al frente del equipo merengue gracias a la mentalidad ganadora de los suyos, al esfuerzo que derrocharon a lo largo del campeonato y la gran motivación que les transmitió día a día hasta la última jornada.

El conjunto madridista cogió las riendas del campeonato muy pronto, ya que el Barcelona cayó derrotado en la tercera jornada y de forma absolutamente inesperada ante el recién ascendido Alavés en el Camp Nou por 1-2. A partir de entonces, el Real Madrid se vio muy motivado para afrontar la campaña liguera y hacerse con un título que se le resistía desde 2012, cuando consiguió la famosa 'Liga de los récords' con José Mourinho como técnico merengue.

Los pupilos de Zidane realizaron un excelente inicio de campeonato al encadenar cuatro victorias consecutivas ante la Real Sociedad, Celta, Osasuna y Espanyol. Sin embargo, las dudas comenzaron a florecer desde la quinta jornada hasta la séptima, periodo en el que los blancos empataron de forma consecutiva ante el Villarreal, Las Palmas y Eibar, rivales que en teoría eran asequibles para el conjunto madridista.

No obstante, por paradojas del destino, el empate cosechado ante el cuadro eibarrés fue eclipsado por una nueva derrota del Barça, que perdió por 4-3 en Balaídos frente al Celta de Vigo. Lo que fue una tragedia por empatar ante el conjunto armero en el Bernabéu se convirtió en un mal menor para una parroquia blanca que echaba humo por la mala racha de los suyos.

Las tablas firmadas ante el conjunto vasco supusieron un punto de inflexión para los hombres de Zizou, que posteriormente encadenaron seis victorias consecutivas entre las que se encuentra la que lograron ante el Atlético de Madrid en el Vicente Calderón, donde se impusieron a sus 'vecinos' por un contundente 0-3 gracias al 'hat-trick' de Cristiano Ronaldo.

El triunfo cosechado en el Manzanares supuso un golpe en la mesa para los madridistas, ya que horas antes de asaltar el feudo rojiblanco el Barça cedió un empate en casa ante el Málaga, lo que permitió al equipo de Zizou distanciarse un poco más de sus principales perseguidores y hacerse más fuerte en la competición doméstica.

Sergio Ramos silenció al Camp Nou en el último suspiro

La jornada 14 tuvo como 'plato fuerte' el Clásico entre el Barcelona y el Real Madrid. Como siempre, el encuentro entre culés y merengues fue el centro de atención de todos los amantes del fútbol. Luis Suárez adelantó al Barça en el marcador a pocos minutos del inicio de la segunda parte con un buen remate de cabeza ante el que nada pudo hacer Keylor Navas.

Los tres puntos parecían quedarse en Barcelona hasta que Sergio Ramos volvió a hacer de las suyas y puso las tablas en el último minuto con un magistral cabezazo que se coló en la portería de Ter Stegen. Los aficionados blaugranas que se dieron cita en el Camp Nou se quedaron helados con el tanto de la igualada del camero y el Real Madrid se llevó un empate que supo a gloria por el rival que tenían enfrente y por las circunstancias que se dieron en el desarrollo del encuentro.

Los goles 'in extremis', claves en la consecución del título

Gran parte de la consecución de esta Liga se debe a las victorias que el Real Madrid consiguió en el tramo final de algunos encuentros, la mayoría de ellos en el Bernabéu. Ante el Deportivo, el conjunto de Zidane iba perdiendo 1-2 en el minuto 83. Mariano y Sergio Ramos fueron los encargados de dar la vuelta al electrónico y establecer el 3-2 definitivo en el 84' y 92' respectivamente.

El Real Madrid logró otra gran remontada en el partido ante Las Palmas disputado en Concha Espina. Los canarios vencían por 1-3 en el minuto 85, pero los goles Cristiano Ronaldo en el 86' y 89' hiceron que el encuentro acabase en tablas (3-3) y el conjunto de Zidane continuara invicto como local en Liga.

Ante el Betis y también en el feudo merengue como escenario, los madridistas consiguieron la victoria en el último minuto gracias a otro soberbio cabezazo de Sergio Ramos que supuso el inamovible 2-1. El Bernabéu volvió a enloquecer con el central andaluz, fundamental en la consecución de los tres puntos y en otros grandes momentos de la historia del club merengue.

Además de estas gestas, también destacan las victorias ante el Celta, en el Bernabéu; Villarreal, en El Madrigal; Sporting, en El Molinón; y Valencia en el Bernabéu. Los pupilos de Zidane consiguieron los tres puntos en estos encuentros en los últimos minutos, algo que se ha convertido en natural para toda la familia madridista.

Las derrotas del Barça en Riazor y La Rosaleda acercaron la Liga al Madrid

El Dépor y el Málaga fueron un auténtico dolor de cabeza para el Barcelona de Luis Enrique y una gran ayuda para la consecución de la 33ª Liga del Real Madrid. Ambos conjuntos derrotaron a los culés en casa tras muchos años sin hacerlo y dejaron muy tocadas sus aspiraciones al cuarto título liguero de la era Lucho.

El cuadro gallego venció por 2-1 en Riazor a un Barça que venía de festejar su machada ante el PSG en la vuelta de los octavos de final de la Champions. Por su parte, el Málaga también brindó una gran victoria a su afición en La Rosaleda al endosarle un 2-0 al equipo barcelonista, que no supo aprovechar el tropiezo del Real Madrid ante el Atlético en el derbi madrileño. El ex culé Sandro abrió la lata para el conjunto malacitano a la media hora de partido y los pupilos de Luis Enrique se dejaron media Liga en la Costa del Sol, donde el Barça no perdía desde el mes de diciembre de 2003.

La derrota en el Clásico puso más morbo a la Liga

El Real Madrid tenía en sus manos dar el golpe casi definitivo al campeonato en el Bernabéu ante el Barcelona. Sin embargo, Messi volvió a ser la peor pesadilla del madridismo y con su gol en el último suspiro dio los tres puntos a su equipo y una gran dosis de confianza para afrontar el resto de la temporada. El resultado final fue de 2-3 y, después de mucho tiempo, el Real Madrid volvió a caer en su santuario.

Tras la importantísima victoria lograda en el Clásico, el Barcelona se aferraba al comodín del partido aplazado entre el Celta y los merengues, donde esperaban un pichazo de su eterno rival para encarrilar el título de Liga. Sin embargo, los de Zidane salieron con las ideas muy claras y se llevaron los tres puntos de Balaídos al endosarle un contundente 1-4 al conjunto del 'Toto' Berizzo. Victoria importantísima en Vigo, la ciudad donde el Real Madrid comenzó a saborear la gloria y amarrar el trofeo por un asa.

Comentarios