sábado 14.12.2019
POLéMICA

Los Príncipes de Asturias ya no se quieren

El vestuario del Real Madrid está muy ofendido con la actitud de Xavi ante las palabras desafortunadas de Iker Casillas

Iker y Xavi recibieron juntos el Príncipe de Asturias. | GTRES
Iker y Xavi recibieron juntos el Príncipe de Asturias. | GTRES

El clásico liguero dejó al Real Madrid muy tocado. Aquella derrota supuso un punto de inflexión en los resultados del equipo y sobre todo en el apartado anímico. A partir de ese momento, los blancos cayeron en los vicios del pasado, centrándose demasiado en las críticas al árbitro y al rival, sin buscar dentro de su propio rendimiento.

Ramos y Cristiano cargaron duramente contra Undiano y todos criticaron que Casillas volviese a mostrarse más cercano al lado azulgrana. Por eso, Casillas quiso hacerse el duro delante de la prensa días después y pronunció unas declaraciones muy poco afortunadas: “Fue una jugada un poco acalorada y creo que Busi no actuó bien. Cuando le vea le daré un tirón de orejas”, aseguró cuando los ánimos ya estaban medio aplacados.

De este modo, Casillas puso en entredicho la nobleza de un compañero de selección en público. Alardeó de poder para regañar a un compañero, cuando si consideraba que el hecho lo merecía, debería haberle reprendido en privado. Además, las imágenes son lo suficientemente dudosas como para darle al central azulgrana el beneficio de la duda. Defender a Busquets no significa atacar a Pepe.

Por eso, Xavi, como uno de los capitanes del Barça, salió en defensa de su compañero de equipo ante las preguntas de la prensa: “Algunos jugadores de la selección española han sido muy injustos con él”, opinó un hombre que en otras polémicas tampoco estuvo tan acertado como en esta ocasión, aunque también debió actuar en privado.

Ante esto, Vicente del Bosque no tuvo más remedio que salir a hacer de bombero: "Espero que no caigan en la trampa que les han tendido. Son inteligentes y sabrán salir de esta. Todos sabemos de dónde viene todo", dijo el entrenador de los campeones del mundo.

Mientras tanto, Pepe Reina no dudó en cargar directamente contra su compañero de portería: "Vosotros podéis opinar lo que queráis (a la prensa), pero yo conozco a ‘Busi' desde hace mucho tiempo y sé que es un tío noble y excepcional. Es mejor dar una 'palmadita' en la espalda que reñir”, aseguró en unas palabras que claramente aludían a Iker.

Sin embargo, lo más grave del asunto es que los internacionales del Real Madrid están ofendidos con Xavi, según ABC. Creen que Iker fue muy comedido para aliviar la tensión y que el centrocampista azulgrana malinterpretó sus palabras y quiso echarle leña al fuego. No entienden esa actitud, después de que en los clásicos de Mou, Casillas diese el paso para llamar a su amigo. Por todo esto, queda en evidencia que la relación de Xavi e Iker nunca fue la que se quiso pintar. Los Príncipes de Asturias ya no se quieren y nunca se quisieron tanto. 

Comentarios