NO SOLO DE LOS PIES VIVE EL HOMBRE

Los porteros también saben marcar

Brignoli, portero del Benevento y exjugador del Leganés, dio los primeros puntos para su equipo en esta Serie A. Con un gol en el minuto 94 tras un saque de falta amargó el debut de Gattuso en el Milan

Brignoli celebrando el gol junto a los suyos. |Twitter
Brignoli celebrando el gol junto a los suyos. |Twitter
Los porteros también saben marcar

El fútbol es lo que es: maravilloso. Para bien o para mal, cualquiera de los jugadores que hay en el césped puede determinar el partido. Un encuentro que dura 90 minutos más el tiempo añadido del árbitro y ahí, en ese tiempo de descuento es cuando aparecen los milagros.

Famosos son los tantos de Sergio Ramos, amor y señor del 90', pero atrás quedan. Ahora, el último en sumarse a la fiesta de los héroes vestidos de corto ha sido un portero. Su nombre: Alberto Brignoli. No lo olvidarán los hinchas del Benevento, tampoco los del Milán. La suerte le sonrió a él, un chico de 26 años que no contaba para su entrenador hasta la jornada 8 de la Serie A. Desde entonces es titularísimo y, ahora, marca goles. 

Equipado con guantes, camiseta larga y de color verde, decidió acercarse al área, ahí donde los balones sobrevuelan las cabezas de los más altos. Su característica no es marcar sino parar, pero entonces no lo pensó. Subió a rematar a la desesperada y cabeceó como nunca. Marcó un golazo, de esos que los rematadores hacen con facilidad, para devolver una sonrisa a los aficionados y robársela a Gatusso. 

El técnico del AC Milan se estrelló en su estreno liguero ante un Benevento cuyos resultados durante las primeras 14 jornadas habían sido siempre los mismos: la derrota. Los 'rossoneri' se adelantaron hasta dos veces en el marcador con los tantos de Bonaventura y Kalinic; primero Puscas y después Brignoli pusieron el empate definitivo.

Cedido por la Juventus de Turín, el portero es un conocido en la Liga Santander. Durante la temporada pasada destacó en el Leganés no por su buen estado físico en los terrenos de juego, sino por su supuesta falta de implicación. Salió del equipo durante el mercado invierno para llegar al Perugia Calcio y posteriormente pasar al Benevento. Antes, había realizado tres buenas temporadas Ternana Calcio, desde donde fichó por los de Turín.