miércoles 23.10.2019
Complicaciones en su recuperación

Pepe está que trina con los servicios médicos del Madrid

El central portugués no reaparecerá hasta febrero, mientras que el club no se mueve para renovarle. Piensa que su mejor escaparate para buscar una buena salida es jugar y está muy frustrado por no poder hacerlo

Pepe siente que está ante sus últimos meses como madridista.
Pepe siente que está ante sus últimos meses como madridista.

El Real Madrid vive en un cuento de hadas durante este inicio de temporada. Avanza en las competiciones coperas con autoridad, mientras que es el líder sólido de la Liga y ya ha levantado los títulos de la Supercopa de Europa y el Mundialito de Clubes. La ‘Felizidane’ se apodera de todos los rincones de Valdebebas, todos los jugadores están enchufados y Cristiano Ronaldo acumula todos los premios individuales.

Sin embargo, los viejos problemas del pasado continúan latentes, por mucho que las alegrías lo escondan casi todo. El doctor Olmo continúa al mando de los servicios médicos y los jugadores siguen muy descontentos con su actitud y sus métodos. No obstante, en los primeros meses de competición lo cierto es que los madridistas han sufrido más problemas en los tendones y en las articulaciones que en los músculos.

El club cree que la solución a los continuos problemas musculares que se dieron el año pasado ha llegado gracias al nuevo preparador físico, Antonio Pintus, aunque en las últimas semanas algunos jugadores han sufrido desgarros moderados. En cualquier caso, este tipo de situaciones son completamente normales en equipos que soportan la máxima exigencia que conlleva la lucha por el triplete.

No obstante, no siempre llueve a gusto de todos y parece que este año Pepe es el que muestra un enfado mayor con los servicios médicos del club. El portugués lleva sin jugar un solo partido desde el pasado 10 de diciembre, cuando en realidad no ha sufrido una dolencia grave en todo este tiempo. Se perdió el Mundial de clubes y tampoco ha podido estar en los primeros partidos del 2017.

El central ya sufrió una lesión muscular de grado dos en el bíceps femoral de la pierna izquierda en octubre, pero su verdadero calvario empezó en pleno Mundial de clubes. Los galenos blancos no supieron detectar en un principio la gravedad de su dolencia, puesto que viajó a Japón para disputar el torneo internacional, aunque finalmente no pudo jugar ni un minuto y tampoco llegó a realizar ni un solo entrenamiento con el grupo.

Un nuevo año muy complicado

En cambio, tras el regreso de las vacaciones Navideñas, Pepe volvió a trabajar con el grupo con aparente tranquilidad. Estuvo en el entrenamiento que se disputó a puerta abierta y también en los primeros ensayos de 2017, pero el día 3 de enero desapareció de la sesión y el club tuvo que dar las explicaciones que no ofreció con anterioridad. Esta vez sí hubo un parte de lesión que indicó que sufría “una lesión de grado 2 en el gemelo interno de la pierna izquierda. Pendiente de evolución”.

De esta forma, el ‘3’ no reaparecerá hasta el mes de febrero, por lo que estará casi dos meses fuera de los terrenos de juego, sin tener algo realmente grave, cuando jugadores como Lucas Vázquez, Morata y Kovacic sí han podido acortar los plazos de sus recuperaciones recientemente. El jugador espera coger el rodaje necesario como para ser titular ante el Nápoles en el Santiago Bernabéu el día 15 de febrero.

En cualquier caso, lo que realmente preocupa al jugador es que su contrato finaliza el mes de junio y en el club no hay intención de renovarle en este momento, ya que la apuesta por Jesús Vallejo parece clara de cara a la próxima temporada. Por eso, Pepe cree que, cuando roza los 34 años, este tipo de lesiones pueden ahuyentar a sus posibles novias. Según apunta Sportyou, la Juventus se habría interesado por sus servicios, aunque parece ser que las ofertas más mareantes le llegan desde China. Por su cabeza no pasa retirarse, pero todavía tiene que valorar si prefiere ganar mucho dinero en un retiro dorado en Asia o si todavía conserva las ganas de competir lejos del Bernabéu.  

Comentarios