sábado 31/10/20
Las notas de todos los atléticos

Oblak se convierte en leyenda y Simeone sabe rectificar a tiempo

El portero colchonero consiguió la matricula de honor, mientras que la suerte le volvió a dar la espalda a Torres. Muchos futbolistas rojiblancos sufrieron de lo lindo en sus emparejamientos

Oblak firmó un paradón ante un disparo de Alaba.
Oblak firmó un paradón ante un disparo de Alaba.

Oblak, paradas de todos los colores (10). Sacó varios lanzamientos a Lewandowski y también respondió a la perfección ante los intentos de Xabi Alonso, Ribery y Vidal desde fuera del área. Detuvo el penalti a Müller y firmó una estirada para enmarcar tras el chut de Alaba en los últimos minutos. El toque de Giménez en el primer gol le confundió por completo y no pudo hacer nada en el tanto de Lewandowski.

Juanfran, superado por Ribery (4). El francés le volvió completamente loco en la primera parte. Todos los centros llegaron por su costado y abusó de los brazos a la hora de defender en acciones que le pudieron costar la amonestación. Mejoró mucho en la segunda parte, pero Alaba también le confundió muchísimo al buscar la diagonal.

Filipe, muy serio (6). Secó por completo a Douglas Costa y cuando pudo salir en la segunda parte lo hizo con mucho criterio. Sufrió algo más con Coman y Vidal le superó en el salto del segundo tanto germano.

Godín, imperial (7). Ganó la inmensa mayoría de los balones por alto y tapó muchísimos remates desde la frontal del área. Quiso salir en una ocasión en una conducción que le llevó a perder el sitio y el balón.

Giménez, un error que pudo costar el partido (4,5). Hizo un penalti tan claro como innecesario sobre Javi Martínez, pero tuvo suerte de que Müller lo fallase. El balón le golpeó en la jugada del primer gol con las piernas abiertas. Cortó algunos balones con cruces decisivos.

Gabi,es su sitio (5). Se dedicó a mantener la posición durante todo el partido y a achicar balones. Dio ejemplo como capitán. Dio la sensación de que quería tirar el penalti, pero se lo dejó a Torres. 

Augusto, desaparecido (4). Jugó solo en la primera mitad y por eso no podía salir mejor parado. Fue un central más y no tuvo capacidad para aguantar el balón. Hizo algunas faltas peligrosas.

Koke, peleón (5,5). Estuvo muy atrás durante la mayor parte del partido, pero cuando consiguió tocar el balón intentó buscar rápido a Griezmann y a Torres.

Saúl, cumplidor (5,5). Después de brillar en el partido de ida, le tocó hacer el trabajo sucio en la vuelta. Luchó como el que más y aguantó bien el balón en la segunda parte.

Griezmann, el don de la oportunidad (8). Trabajó como todos sus compañeros durante el tiempo que estuvo en el césped.

Torres, rápido y sin suerte (6,5). Asistió muy bien a Griezmann en la jugada del gol. Fue una isla durante todo el partido, pero cuando tuvo la ocasión de entrar en juego lo hizo con acierto. Superó claramente a Javi Martínez en la jugada del penalti, pero no ajustó demasiado su lanzamiento ante Neuer.

Simeone, sobreexcitado (5). Fue rácano en su planteamiento inicial. Su estilo ha llevado al Atlético a la final, pero cayó en el extremismo en esos 45 minutos en los que ni siquiera se preocupó de que los suyos defendieran con el balón. En el descanso estuvo inteligente a la hora de sacar a Carrasco y obtuvo su premio en el gol de Griezmann. Tuvo algunos gestos feos con los jugadores del Bayern y dio un golpe al encargado de sacar el cartel del añadido.

Carrasco, un soplo de aire fresco (7). Ofreció una salida clara a sus compañeros por la banda y supo desbordar en inferioridad. Participó en la jugada del gol, pero perdió el balón que concedió al Bayern la última llegada, aunque la cosa quedó en nada por suerte para él.

Thomas, más oxígeno (6). No tuvo tiempo para demostrar demasiado, pero cuando le llegó el balón supo aguantarla con conducciones muy elegantes.

Savic, para perder tiempo (-).

Comentarios