martes 9/3/21
Un valor seguro

Los cinco motivos por los que el Madrid debería declarar intransferible a James

La negativa de Zidane a concederle minutos ha desembocado en la más que probable marcha del colombiano. Hay varias razones para que el técnico galo y Florentino reconsideren su postura

james
James Rodríguez.

El excelso nivel de la plantilla del Real Madrid ha propiciado la incómoda situación de algunos futbolistas punteros. Es el caso de Isco y James Rodríguez, jugadores a los que media Europa se rifa tras vislumbrar las escasas oportunidades de las que gozan en el conjunto blanco. El español ha paralizado su renovación, pero el colombiano, tras rectificar sus palabras, aspira a seguir a las órdenes de Zidane. El técnico galo no siente agrado por él, pero razones para retenerle en el equipo le sobran.

Complicado encontrar un sustituto. La plantilla del conjunto blanco, a día de hoy, es la más completa de Europa. De ahí los escasos minutos de los que gozan algunos jugadores punteros. Si el Madrid optara por dar salida a James, con el futuro de Isco aún incierto, encontrar un sustituto de altura para el colombiano sería una utopía. Entre los nombres que más han sonado en las últimas semanas se encuentran Hazard y Mbappé. Ambas operaciones supondrían un desembolso lo suficientemente elevado como para relegarles al banquillo. Sin embargo, el empeño de Zidane en el 4-3-3 no daría opción a colocarles en el once.

Letal en el juego del Madrid. Pese a que Zidane halló con rapidez la fórmula del éxito, como refleja la conquista de la ‘undécima’, el equipo aún carece de un patrón claro de juego. Pero si hay algo que ha caracterizado al equipo esta temporada, ha sido la importancia en los balones aéreos. El conjunto merengue es el que más tantos ha anotado con la testa, ya sea en jugadas a balón parado o tras centros desde la banda. Ahí, la importancia de James es vital. El colombiano, al margen de Özil, es el mejor asistente del equipo en el último lustro.

Comprometido con el club. Tras el Mundialito de Clubes avivó la polémica al confesar que no tenía claro su futuro. Abrió las puertas a una salida, y Zidane, desde entonces, le ha castigado con menos minutos de los habituales. En cambio, James supo rectificar, y en el mes de febrero aseguró que quería quedarse en el Madrid. Palabras muy valiosas, visto las escasas oportunidades de las que ha gozado a lo largo de la pretemporada. Algo que tener en cuenta.

Amortización del fichaje. El futbolista le supuso al Madrid en torno a ochenta millones de euros. Aún debe de permanecer en el equipo para contrarrestar el desembolso. Su cartel aún es bueno, y el equipo blanco podría sacar un buen dinero. Sin embargo, a poco que tomara protagonismo, su cuantía podría asimilarse a la de otros cracks del mercado por los que solicitan hasta cien millones de euros. Otra oportunidad podría venirle de lujo a las arcas del equipo.

Méritos propios. James ha dado muestras de un potencial descomunal. En su primer año de blanco, se erigió como el mejor del equipo, por encima incluso de Cristiano. Casi una veintena de goles y asistencias, todos con una brillantez descomunal. Desde entonces, su bajón ha sido destacable, pero pese a la escasez de minutos ha llegado a los dos dígitos en pases de gol. Su zurda esta fuera discusión. Además, está capacitado para competir en un grande, como demuestra su actitud de líder en Colombia, donde es un referente pese a su temprana edad.

Comentarios