sábado 4/12/21
Barcelona 6-2 Betis

Messi empieza la temporada como un tiro y destroza al Betis

El crack argentino firmó dos goles y participó activamente en todas las jugadas de su equipo, mientras que los verdiblancos quedaron desdibujados en la segunda parte. Suárez arranca con un triplete

 

Messi hizo un partido perfecto
Messi hizo un partido perfecto.

El Barcelona aplastó al Betis (6-2) en el estreno liguero de ambos equipos, gracias a un gran partido de Messi y a un hat trick de Luis Suárez. Arda Turan abrió la lata para los culés en los primeros minutos del partido, mientras que Rubén Castro empató poco después, pero el choque tuvo poca historia a partir de que los de Luis Enrique pisaron el acelerador para desplegar todo su poderío ofensivo. El delantero canario hizo su segundo tanto cuando el partido ya estaba muerto.

Messi empieza la temporada de la mejor manera posible, ya que no solo firmó dos goles desde fuera del área, sino que también hizo jugar al resto de sus compañeros. Además, la otra gran noticia para el Barça en este encuentro fue la aportación de sus laterales, especialmente de Sergi Roberto, puesto que cuando este equipo abre bien el campo se le multiplican las opciones.

Por el contrario, cuando el choque estuvo igualado, los centrales dejaron muchos espacios. Bravo tampoco estuvo fino en el gol bético, aunque este puede ser el último encuentro del guardameta chileno como azulgrana. Por su parte, el Betis no debe sacar una lectura destructiva del partido, ya que es un equipo en construcción. Tampoco dio grandes facilidades, pero el Barça aprovechó todas las ocasiones que tuvo.

Luis Enrique apostó por Umtiti, Denis Suárez y Arda Turan para cubrir las bajas en su presumible once tipo de esta temporada, mientras que Poyet no se amedrentó y puso en liza una defensa de tres muy arriesgada. Sin embargo, el Betis se encontró un sopapo nada más empezar el partido, a pesar de que no arrancó mal en sus primera posesiones.

Messi rompió la jugada con un pase profundo para Alba, el lateral la puso atrás en el pase de la muerte y Arda la empujó con el exterior para batir a Adán, a pesar de que un zaguero intentó despejar en la línea de gol. Así las cosas, el Betis acusó el golpe en los minutos posteriores en los que el Barça se gustó, mientra 'la Pulga' dejó algún taconazo de calidad.

No obstante, el equipo verdiblanco aprovechó una falta aislada en el borde del área para restablecer la igualdad. Rubén Castro la lanzó con potencia al palo del portero, pero sin ajustar en exceso su disparo. Bravo tocó el balón y pudo hacer mucho más para despejar, pero finalmente recogió el cuero de la portería.

El Betis se hundió con dos goles fugaces

En ese momento, se vio que el Barcelona todavía tiene que ajustar muchas cosas en defensa, puesto que los centrales intentaron subir la línea hasta el centro del campo, pero dejaron demasiadas facilidades a su espalda. El partido empezó a tener muchísimas alternativas, pese a que Messi estrelló una pelota en el larguero.

El Betis estaba más vivo que nunca, puesto que Sanabria y Rubén Castro eran dos puñales a la contra, aunque la mala noticia llegó con la lesión de Jonas Martín. Todo estaba en el aire, hasta que de nuevo apareció Messi para devolver la tranquilidad al Camp Nou. El '10' recibió el balón de Sergi Roberto en la frontal del área, se hizo sitio para buscar el disparo y conectó un zurdazo imparable a la base del porte derecho de Adán. Además, sin tiempo para asimilar el segundo, Sergi Roberto se plantó en la línea de fondo y puso un pase atrás, que Suárez remató sin ninguna piedad para hacer el tercero y dejar a los andaluces muy tocados justo antes del descanso.

Además, el club azulgrana asedió la portería de Adán tras la reanudación. De hecho, otro gol podría haber subido al marcador de no ser por las ansias de marcar de Arda. Messi lo probó con un zurdazo desde la frontal que el portero no logró despejar en la dirección correcta. El balón iba hacia la portería, mientras que el exmadridista intentaba rectificar, pero el urco lo empujó y el colegiado anuló la jugada por fuera de juego.

En cambio, el Betis empezaba a dejar demasiados espacios y en dos contras el Barcelona logró certificar la goleada. Messi dejó a Suárez el cuarto a placer y firmó el quinto con otro disparo desde fuera del área, aunque esta vez la ajustó al palo contrario. Por último, Luis Suárez redondeó la cuenta con una falta que entró por la mismísima escuadra. El balón no fue al palo del portero, pero Adán puso tan pocos hombres en la barrera que la pelota con rosca ni siquiera pasó por encima de ella. Por último, Rubén Castro redondeó la cuenta con un gol de killer auténtico, al cruzar a la perfección un balón que le cayó en el área.  

Comentarios