domingo 28/11/21
LAS NOTAS DE TODOS LOS CULéS

La mayoría de los jugadores deja una imagen pésima, pero Munir se lleva la palma

Mathieu y Bartra se libraron de la quema, mientras que otros futbolistas demostraron que no tienen nivel ni para jugar en un equipo de Primera División

Vermaelen se fue con cara de pocos amigos. | FC Barcelona
Vermaelen se fue con cara de pocos amigos. | FC Barcelona

Masip, correcto (5,5). Atrapó el único disparo que le llegó entre los tres palos y detuvo con algunos problemas algún balón aéreo.

Douglas, un ‘Expediente X’ (3). Lanzó varias faltas sin ningún criterio. El Villanovense no atacó por su banda, pero él estuvo fuera de sitio en las pocas ocasiones que tuvo que defender y tampoco atacó bien. Nadie puede explicarse su fichaje y su continuidad en este equipo.

Mathieu, el mejor de los suyos (6,5). Demostró que se siente mucho más cómodo en el costado que en el centro de la defensa. Metió varios centros con auténtico veneno.

Vermaelen, un partido comprometido (4). Se tropezó varias veces y puso malas caras. Vio el choque como un marrón más que como una oportunidad.

Bartra, aprobado que le aleja de su mejor nivel (5). También cayó en varias ocasiones por el estado del césped. No estuvo muy bien colocado, pero exhibió una gran profesionalidad al irse al suelo en varias ocasiones para recuperar balones, algo que no pasó ni por la cabeza de sus compañeros. Firmó un cabezazo que fue el único remate a puerta con peligro de su equipo.

Gumbau, colocación sin más (5). Se incrustó entre los dos centrales para dar amplitud al juego por las bandas. Distribuyó sin muchos errores, pero no dio ni un pase transcendente.

Samper, ni la sombra del año pasado (4,5). Luis Enrique confió en él durante la temporada anterior, pero ahora parece faltó de confianza. No encontró su sitio en todo el partido.

Kaptoum, descarado (6). Jugó una buena primera mitad, pero Luis Enrique decidió cambiarle en la segunda. Fue el único capaz de proponer cosas diferentes, aunque a veces estuvo demasiado acelerado.

Adriano, el hombre invisible (3). También sacó varias jugadas a balón parado sin ningún tipo de tensión. Supuestamente, jugó de extremo, pero ni él sabe dónde estaba cuando su equipo llegaba a zonas de peligro.

Munir, un horror (1). No dio una a derechas. Los jugadores del Villanovense le superaron siempre en velocidad y falló varios controles fáciles. Mandó al limbo un balón que se le había quedado muerto en el área con todo a favor.

Sandro, un día para olvidar (2). Mandó al cielo de Villanueva de la Serena todos sus disparos desde la frontal del área. Estuvo perdido en la posición de delantero centro y sus compañeros no le encontraron en el área en ningún momento. No es de extrañar que se convirtiera, junto a Munir, en Trending Topic en Twitter. Los aficionados culés echan de menos a los canteranos de antaño en los últimos partidos. Ya van muchas oportunidades perdidas.

Luis Enrique, un actorazo que no se quema por poco (4). Consiguió su propósito que no era otro que reservar a sus titulares sanos, pero jugó con fuego y casi pierde un partido frente a un equipo de Segunda B. No sacó ni un titular ni cuando el Villanovense acusó el cansancio y dio más síntomas de flaqueza. Quiso dejarlo todo para la vuelta y tiene mucha confianza en que no hay sorpresa posible en el Camp Nou. En rueda de prensa, firmó su mejor papel al afirmar sin despeinarse que no vio apatía en los suyos.

Aitor Cantalapiedra, un soplo de aire fresco (6). Salió al campo con muchas ganas y demostró mucho más que la mayoría de sus compañeros en el poco tiempo que le regaló Luis Enrique. Los aficionados culés tendrán ganas de que juegue en más ocasiones. 

Comentarios