viernes 13.12.2019
MANCHESTER CITY 0-0 REAL MADRID

El Madrid lo fía todo al Bernabéu

El equipo blanco tuvo más oportunidades que su rival y mereció algo más en la segunda mitad, pero los dos mostraron demasiado miedo a perder y se conformaron en todo momento con el empate. Zidane no quería conceder goles y sus futbolistas le hicieron caso. Cristiano y Benzema son serias dudas para el partido de vuelta

El partido fue una eterna disputa. | Real Madrid
El partido fue una eterna disputa. | Real Madrid

El Real Madrid y el Manchester City se jugarán la clasificación para la final de la Champions League en el Bernabéu después de que el resultado del encuentro de ida haya dejado a todos contentos. Zidane estaba obsesionado en que a los suyos no les ocurriera lo mismo que en los cuartos de final en Wolfsburgo, para que el Bernabéu decidiese sin necesidad de milagro y así ocurrió. Asimismo, Pellegrini puede estar también satisfecho ya que un empate con goles le puede servir para llevar a su equipo por primera vez a la final de la máxima competición continental.

La primera parte fue un auténtico desperdicio en la que la lucha y la disputa por cada balón no dejó que ninguno de los dos equipos llegase a las áreas. Además, el Madrid se llevó la mala noticia de la lesión de Benzema, que tuvo que dejar su sitio a Jesé en el descanso.

La segunda mitad fue algo mejor para los blancos que tuvieron dos oportunidades muy claras para marcar, pero se encontraron con Hart y con los palos. Bale lo intentó en todo momento, pero no encontró nunca espacios para disparar con comodidad, mientras que Casemiro y Pepe fueron los mejores futbolistas del encuentro y dieron exhibiciones de contundencia. Se busca al 'Kun' Agüero.

Zidane apostó por Lucas Vázquez una vez que supo que Cristiano no estaba disponible para jugar este partido, mientras que mantuvo al resto del once tipo de sus últimos encuentros. El ambiente en el Etihad Stadium al comienzo del partido era impresionante con la afición inglesa encantada al verse por fin en semifinales de la Champions.

Sin embargo, en los primeros minutos de juego, los 'sky blues' no entraron al partido con mucha furia. Más bien ocurrió todo lo contrario, puesto que el miedo a perder la eliminatoria se apoderó de los dos equipos y no pasó prácticamente nada en las áreas en la primera parte. El Madrid se encontraba relativamente cómodo en el repliegue, mientras esperaba a tener una oportunidad para la contra, pero Pellegrini no estaba dispuesto a que le cogiesen la espalda y no permitió a los suyos irse hacia arriba con mucha gente en ningún momento.

El City bajó sin Silva

Además, al Madrid le costaba muchísimo romper la primera línea de presión del City en el centro del campo y cuando lo conseguía Lucas Vázquez, Bale y Benzema no terminaban de encontrar zonas de disparo. Los extremos estaban muy activos, pero la defensa del equipo inglés contaba con muchas ayudas y siempre frenaba cualquier intento de crear peligro. Asimismo, 'el Kun' Agüero era un espectador más y ni siquiera tocó el balón en los primeros 45 minutos.

Por momentos, el partido era brusco. Pepe y Silva vieron la amarilla en la primera mitad, aunque el canario tuvo que dejar su sitio a Iheanacho antes del intermedio por un problema muscular. Por eso, era muy difícil que en la segunda parte se viera menos fútbol que en la primera y el partido volvió con algo más de acción, Agüero lo probó con un disparo lejano que salió por encima del área y Bale reclamó penalti por un leve contacto con Otamendi. Asimismo, Ramos conectó un cabezazo en un saque de esquina, pero envió el balón a las manos de Hart. En cambio, el los minutos posteriores el duelo volvió a caer en la nada, aunque poco a poco el Madrid tomó el control territorial y el City se partió algo más en los últimos minutos.

De hecho, el Madrid tuvo una ocasión muy clara para marcar en una combinación entre Carvajal, Lucas Vázquez y Jesé, que terminó con un cabezazo del canario al larguero, aunque Hart estaba justo debajo para sacar el balón si hubiese ido a puerta. Después, Bale lo probó con un diparo cruzado que salió por muy poco, aunque el meta inglés también estaba cerca para proteger la portería. Lucas reclamó otro penalti por otro toque de Otamendi dentro del área y Hart sacó con el pie un remate de cabeza de Casemiro, cuando algunos ya cantaban el gol.

Finalmente, el Madrid creció mucho en los últimos minutos y mereció algo más, pero Hart salvó a los suyos en un saque de esquina en el que el balón se le quedó muerto en el área a Pepe tras un remate flojo de Bale. El portugués la estalló en el área a medio metro del portero, que tapó a la perfección todos los huecos. Pese a todo, el equipo local tuvo su opción más clara en el tiempo de descuento cuando Sterling no se plantó solo ante Hart porque Pepe llegó justo a tiempo para evitarlo. Keylor también sacó por encima de la portería una falta lanzada por De Bruyne justo antes del pitido final.

 MANCHESTER CITY: Hart; Sagna, Kompany, Otamendi, Clichy; Fernando, Fernandinho; Navas (Sterling, min.77), De Bruyne, Silva (Iheanacho, min.40); y Agüero.

REAL MADRID: Keylor Navas; Carvajal, Pepe, Ramos, Marcelo; Modric, Casemiro, Kroos (Isco, min.90); Bale, Benzema (Jesé, min.46) y Lucas Vázquez.

Árbitro: Cuneyt Cakir (TUR). Amonestó con tarjeta amarilla a Silva (min.39) en el Manchester City; y a Pepe (min.24) y Carvajal (min.92) en el Real Madrid.

Comentarios