domingo 23/1/22
BARCELONA 2-1 BAYER LEVERKUSEN

Luis Suárez toma el mando de un Barça defectuoso

Bellarabi, Bender, Kramer y Krapl retrataron al vigente campeón de Europa en la primera mitad, pero Chicharito no mató el partido y el conjunto culé remontó en dos minutos mágicos, casi al final del encuentro. Iniesta salió lesionado

Súarez enloqueció en la celebración. | Reuters
Súarez enloqueció en la celebración. | Reuters

El Barça necesitaba carácter para superar la lesión de Leo Messi. El partido se puso muy cuesta arriba y el entrenador no aportaba ninguna solución, por lo que se empezaron a buscar voluntarios para echarse el equipo a la espalda. Neymar lo intentaba sin suerte, Iniesta se rompía, pero allí estaba Luis Suárez para demostrar que a carácter pocos le ganan.

Abroncó a Ter Stegen en el gol del Bayer y se peleó con dos centrales de altura durante todo el partido. Además, ganó claramente su ‘lucha de egos’ con Neymar cuando se encontró un balón intranscendente dentro del área y lo colocó con rabia, rosca y potencia en la mismísima escuadra. Los del Bayer pensaron entonces en lo tremendamente injusto que es el fútbol porque durante casi todo el partido fueron superiores, pero también se acordaron de su entrenador, que hizo un planteamiento inicial perfecto, pero que se achantó al final.

Luis Enrique decidió ‘tapar’ la ausencia de Messi con Sandro en la banda, pero parece que no advirtió a los suyos de la peligrosidad del rival. El Bayer entró en el partido mucho más enchufado y arrolló de inicio a los azulgranas en su propia casa.

De hecho, nada más empezar Bellarabi bailó a Piqué y metió un centro al corazón del área que Chicharito remató con garra desde el suelo. Sin embargo, Ter Stegen lució en esa ocasión en su estirada y consiguió sacar el balón antes de que entrara en su portería.

Después, el Barça vivió un momento de espejismo y se adueñó por momentos del partido. Rakitic mandó a las manos de Leno un cabezazo franco y Sandro se encontró con una gran intervención del portero en un mano a mano en el que lo tenía todo para marcar.

Sin embargo, el Bayern siguió dejándose la vida en cada carrera y gracias a su alto ritmo terminó acorralando al vigente campeón de Europa. Kramer rozó el gol en un disparó con rosca desde el lateral del área que salió rozando el poste, pero en la siguiente jugada el equipo culé no tuvo tanta suerte.

Calhanoglu sacó un córner al primer palo y Papadopulos remató a placer ante la pasividad de Mathieu y Ter Stegen. Además, Luis Suárez abroncó al portero por quedarse quieto debajo de la portería y se vieron muy malas caras por unos instantes.

Chicharito mandó al limbo la sentencia

El Barça no sabía cómo frenar la sangría y estuvo cerca de recibir el segundo. Bellarabi retrató a Piqué en una jugada en la que le regateó dentro del área y disparó, pero esta vez Ter Stegen sí estuvo firme para sacarse de encima el disparo a quemarropa.  En cambio, el Barça se pudo ir con el marcador igualado gracias a una jugada de Neymar. El brasileño disparó contra un defensa, pero el balón se envenenó y fue a parar al poste. El rechace cayó en los pies de Sandro, pero el canterano lanzó a los pies de uno de los defensas que llegaron a tapar la línea de gol.

El Barça necesitaba reaccionar rápido, pero Luis Enrique confió en los mismos hombres tras el descanso. La segunda parte no trajo de entrada un aire nuevo y Chicharito perdonó una ocasión clarísima que mandó a las nubes tras un centro de Bellarabi que le había dejado completamente solo.

El partido avanzaba y el resultado y las sensaciones  seguían siendo muy positivas para el Bayer, pero su entrenador decidió cambiar a Chicharito por Kiessling, con lo que sacrificó la salida en velocidad de los suyos. El Barça comenzó a crecer a partir de ese momento y metió a su rival más atrás que nunca. Sandro y Neymar tuvieron el partido en dos tiros que salieron desviados, pero estaba claro que este martes los culés tenían que sufrir. Andrés Iniesta sintió un tirón muscular y tuvo que abandonar el terreno de juego.

Por eso, los de Luis Enrique pasaron unos minutos aturdidos, pero el Leverkusen ya solo tenía balas de fogueo. Los alemanes se replegaron muy bien y parecía que el Barça era incapaz de penetrar, pero encontraron la inesperada colaboración de Leno.

El Barça montó una buena jugada al recuperar el balón cerca de la portería rival. Jordi Alba entró por banda izquierda y Munir remató con mucha ternura, pero Leno no la atajó y Sergi Roberto llegó para empujarla.

Pero por si fuera poco castigo para el Bayern, Luis Suárez apareció en escena un minuto después. El uruguayo finalizó con un tremendo disparo por toda la escuadra una jugada que Munir había llevado a trompicones hasta el corazón del área. Esto terminó con todas las opciones de los de Schmidt, que no consiguieron reaccionar y pudieron recibir un correctivo mayor en una contra llevada por Luis Suárez y Neymar que Munir no supo definir.

FC BARCELONA: Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano, Mathieu; Busquets, Rakitic (Sergi Roberto, min.72), Iniesta (Alba, min.60); Sandro (Munir, min.63), Suárez y Neymar.

BAYER LEVERKUSEN: Leno; Donati (Hilbert, min.76), Tah, Papadopoulos, Wendell; Kampl, Bender, Kramer, Çalhanoglu; Bellarabi (Brandt, min.66) y Hernández (Kiessling, min.55).

Goles

0-1, minuto 22. Papadopoulos.

1-1, minuto 80. Sergi Roberto.

2-1, minuto 82. Suárez.

Árbitro: Martin Atkinson (ING). Amonestó a Mascherano (min.31), Neymar (min.37), Alba (min.75) en el FC Barcelona y a Bender (min.41), Çalhanoglu (min.64), Papadopoulos (min.68), Kampl (min.89) en el Bayer Leverkusen.

Comentarios