sábado 15/5/21
REAL MADRID 3-0 LEVANTE

Keylor marca la diferencia

El equipo blanco jugó a ráfagas y sufrió por momentos ante uno de los equipos más modestos de la Liga. El portero costarricense fue decisivo una vez más, mientras que los delanteros merengues aprovecharon sus ocasiones

Keylor paró todo lo que le llegó. | Real Madrid
Keylor paró todo lo que le llegó. | Real Madrid

Casillas y Ronaldo firmaron una dupla letal en los últimos coletazos del Madrid de Del Bosque. Aquellos galácticos solían jugar igual o peor que sus rivales en muchos partidos, pero sus magos de la áreas ganaban los partidos por sí solos. Con el equipo de Benítez, parece que la historia se vuelve a repetir, puesto que Keylor Navas está a la altura de los mejores del mundo en su posición y para todo lo que le viene.

Por su parte, Cristiano no estuvo nada fino en el inicio de la temporada, pero este sábado mostró brotes verdes y estuvo muy presente en todas las jugadas de peligro de un equipo que volvió a escuchar los pitos de su afición por momentos. Benítez dota a los suyos de un gran juego posicional, pero todavía no ha conseguido que fluya la imaginación.

No obstante, hay que tener en cuenta que Modric y James son dos pesos pesados en este grupo en el que escasean los jugadores decisivos en tres cuartos de campo. Isco volvió a jugar muy bien, dejó destellos de genio. El malagueño se gustó y encandiló a los suyos, que le despidieron con una sonora ovación, pero pocos se dan cuenta de que sus filigranas rara vez son decisivas. Alguien le tiene que decir a este chico que debe ser más práctico porque si lo consigue marcará una época. Si sigue como hasta ahora, su futuro en el Real Madrid no será muy largo y será uno más del 'marquesado' en el que ha caído el fútbol español, donde nadie se atreve a romper líneas y todos la soban sin complejos (ese 'xavismo' sin el mejor Xavi, que no lleva a ninguna parte).

El Madrid se plantó en el Bernabéu con una lista de circunstancias tras el parón de selecciones. Sin embargo, Benítez pudo disponer de once de garantías, aunque en el banquillo no le quedaba prácticamente nada, salvo el desanimado Jesé. En cualquier caso, el partido tenía aroma a trámite y nada parecía indicar que el Levante pudiera dar el sorpresón.

En cambio, los granotas entraron al encuentro mucho más enchufados y dieron el primer susto en la 'Casa Blanca'. Roger obligó a lucirse a Keylor Navas en los primeros minutos y el 'tico' no desaprovechó la ocasión. Respondió con una genial parada, mientras el resto de sus compañeros se echaban la siesta.

Pasados los primeros instantes, el equipo valenciano decidió dar un paso atrás, para obligar a los blancos a proponer. Entonces fue cuando el Madrid empezó a extrañar muchísimo a Modric porque su juego se atascaba sin remedio por el centro, sin que nadie fuera capaz de dar el penúltimo pase. Bale lo tuvo en un remate de cabeza que salió por encima de la portería de Rubén, pero lo más destacado hasta el ecuador de la primera mitad fue el homenaje que la grada del Bernabéu le dedicó a Raúl González Blanco.

Desatascador Marcelo

Después, el Madrid se dio cuenta de que su juego crece muchísmo cuando abre el campo por el lado izquierdo. Allí Marcelo está imparable en este inicio de temporada y se entiende a la perfección con CR. Por eso, el brasileño tiró una pared con el flamante Bota de Oro y el resultado no pudo ser mejor. El lateral fusiló al portero levantinista e hizo imposible cualquier tipo de estirada.

Además, el Levante se volvió a encontrar con un muro en la gran ocasión que tuvo en la siguiente jugada. Deyverson conectó un cabezazo implacable, tras un gran centro que le llegó desde la banda de Danilo, pero nada es suficiente para superar a Keylor. El remate le pilló completamente a contrapié, pero fue capaz de lanzarse al suelo de todas formas y pararla con las manos muy firmes, justo encima de la línea de gol.

El fútbol no era demasiado justo con el Levante, pero por si fuera poco castigo para ellos, Cristiano se encontró un balón suelto en el borde del área y lo clavó en la cepa del poste para hacer el 2-0. Los de Alcaraz cometieron un falló en la salida del balón y esas cosas los equipos grandes las suelen castigar.

Con el viento a favor, el Madrid pudo hacer el tercero en una buena combinación entre Bale y CR7, pero el portugués firmó un remate defectuoso en esa ocasión y el balón se fue manso por la línea de fondo. Esa fue la última jugada de peligro antes del descanso. Cristiano necesitó la ayuda de las asistencias para retirarse del campo, pero tras la reanudación Benítez decidió sustituir a Bale por Lúcas Vázquez y mantener al goleador de la tarde en el campo.

El partido volvió a la zona de tanteo al comienzo de la segunda mitad y el Madrid permitió que el equipo visitante se volviese a crecer, aunque Isco producía los 'olés' de la grada con sus gestos técnicos intrascendentes de vez en cuando. Keylor tuvo que sacarle un mano a mano escorado a Guilas y poco después Nacho sacó a córner un disparo de Deyverson que iba camino del gol. En esos momentos, los pitos del público se hacían sentir con mayor intensidad, aunque Cristiano rozó el tercero al rematar con el tacón un buen centro de Jesé. El balón se fue muy cerca del poste izquierdo de Rubén, pero ese lance solo fue un espejismo y el juego de los merengues no recuperó el ánimo en los minutos posteriores.

De todas formas, el Levante tampoco tenía demasiadas esperanzas de remontar y el conjunto de Benítez encontró más facilidades en la fase final del encuentro. Cristiano rozó su segundo tanto con un remate con la testa que salió rozando el larguero, pero fue Jesé el que logró poner tierra de por medio definitivamente. El canterano bailó a su par con una bicicleta y la colocó en la escuadra con un maravilloso zurdazo.

Comentarios