viernes 21/1/22
REAL MADRID

José Ángel Sánchez también se juega su futuro contra el Wolfsburgo

El número dos del club blanco está muy cuestionado y Florentino Pérez podía empezar por él la operación cosmética que llegaría con un fracaso en la Champions

El director general del Real Madrid, José Ángel Sánchez.
El director general del Real Madrid, José Ángel Sánchez.

La temporada 2015/2016 del Real Madrid ha estado marcada por el caos institucional. Antes de comenzar a rodar el balón, la contratación de Benítez y el ‘no fichaje’ de De Gea enervó a muchos madridistas y después llegó la goleada del Barça y el ridículo con Cheryshev en la Copa del Rey. Por eso, el Bernabéu se giró ante el palco y muchos directivos desviaron la atención hacia el ejecutivo José Ángel Sánchez.

Este hombre fue el encargado de dar la cara tras la sanción FIFA, cuando hasta ese momento nunca se había expuesto ante la prensa. De alguna forma, Florentino Pérez lo echó a los leones porque consideró que era una buena carta que quemar cuando llegara el momento. El brazo derecho del presidente dejó de ser un intocable, según fuentes próximas a la directiva.

De hecho, su futuro puede estar escrito puesto que el diario Sport da por hecho que José Ángel Sánchez saldrá del Madrid este mismo verano. Florentino Pérez habría cedido ante varios directivos que no tienen muy buena relación con el director general del club.

Un director deportivo como cabeza visible

Sin embargo, si el Real Madrid remonta la eliminatoria de cuartos de final de la Champions y se alza con el trofeo todo puede cambiar. La destitución de José Ángel Sánchez es una carta que quemar cuando llegue el momento, pero no sería necesaria con ‘La Undécima’ bajo el brazo. La Liga está al alcance, pero ni siquiera con la consecución del título doméstico se calmarían los ánimos de los más críticos en Concha Espina.

La confianza del presidente hacia Sánchez ha bajado en los últimos tiempos, pero todavía existe un afecto personal. No obstante, Florentino sabe que si el equipo no gana nada necesitará reconstruir la estructura del club con la contratación de un director deportivo con peso real y la destitución del director general. En resumen, el Madrid necesita que deje de parecer que todas las decisiones las toma el presidente.

Asimismo, José Ángel Sánchez no tiene mucha inquietud por lo que pueda ocurrir con su futuro. Ha aprendido mucho en los 16 años que lleva en el club merengue y sabe a la perfección como funcionan los fichajes por dentro. Piensa en aprovechar sus conocimientos para empezar a trabajar como representante. Tiene buena relación con Jorge Mendes, pero no encaja con las personas del entorno del portugués, por lo que difícilmente trabajará directamente en Gestifute, según fuentes que conocen bien el funcionamiento de la empresa desde dentro, aunque sí puede establecerse por su cuenta y compartir algunas operaciones con el ‘superagente’.

Comentarios