martes 13/4/21

Estrella Digital

Exhibición ante el Atlético

Isco y otros mediapuntas castigados en el Madrid

El malagueño evidenció que en su ubicación natural, detrás del delantero, se siente infinitamente más cómodo. Otros como Modric, James o Asensio han tenido que lidiar con posiciones diferentes para adaptarse al esquema del conjunto blanco

isco
Isco Alarcón.

Cristiano Ronaldo no ha sido el único que ha aprovechado el derbi para reivindicarse. Isco Alarcón, que cuajó una gran actuación, reclama ahora un sitio el once. Como el mismo señaló al término del partido, su excelso rendimiento se debió a su posición en el campo, por detrás del punta ante la ausencia de Benzema. Hasta ahora había tenido que adaptarse como mediocentro, interior o extremo como le han pasado a otros mediapuntas como Modric, James o Asensio, desde que la marcha de Mourinho acabara con el 4-2-3-1.

Este sábado el rostro de Isco recuperó la sonrisa. El malagueño, que tan sólo ha encontrado un hueco en el once a merced de las lesiones de sus compañeros, firmó ante el Atlético de Madrid un partido perfecto. Desde el pitido inicial de Borbalán, tomó las manijas del equipo blanco, que con Bale más retrasado dejaba a Isco en la mediapunta, por detrás de Cristiano Ronaldo. “Me he sentido cómodo desde el primer minuto”, expresó a la conclusión.

A su elegancia habitual le aunó sentido de juego. Sombreritos, controles y regates que no quedaron en vano. Jugó rápido, y apenas cedió balones. Se sacrificó atrás, su posición de segundo punta no le ató tanto a la medular. Pudo soltarse, y así exhibir su desparpajo. Isco se erigió en el mejor hombre de su equipo junto a Cristiano. No sólo guió a los suyos, sino que también arrancó la contra del tercer tanto que sentenció a los rojiblancos.

La clave en el renacer del malagueño reside claramente en su ubicación en el terreno de juego. Desde sus inicios ha jugado en zona de tres cuartos de campo, y sólo cayendo a banda cuando la situación lo requiera. Como él, son muchos los mediapuntas que han tenido que transformar su posición en el Madrid desde que Mourinho y su 4-2-3-1 abandonaran la entidad blanca. En aquella época, Özil sí fue bendecido con ese privilegio.

Modric, James o Asensio, al igual que Isco, no pueden decir lo mismo. El croata, ahora eje de la medular, es el que mejor se ha adaptado a la posición de mediocentro, pese a que no la desempeñó en su anterior etapa en el Tottenham. Más complicado lo han tenido el colombiano y el español, que en una posición tan retrasada no pueden exhibir con comodidad y sin riesgo sus principales virtudes.

Aunque con la posición con la que más han tenido que lidiar ha sido la de interior o extremo. A Asensio se le ha visto cómodo y con llegada en la banda, donde también se movía con la camiseta del Espanyol. James, y sobre todo Isco, carentes de velocidad, ahí no han sabido realizar su mejor fútbol. Ahora, tras el derbi, es probable que Zidane opte en los partidos trascendentales por ese 4-4-1-1 con Bale en labores defensivas. Aunque para ello deba sacrificar a Benzema.

Comentarios