viernes 25/6/21
CHAMPIONS LEAGUE

La hegemonía perdida por los equipos ingleses en la Champions

Los equipos ingleses han perdido fuerza en la Champions durante los últimos cuatro años, hecho que desde Inglaterra esperan que se revierta lo antes posible. Los grandes futboleros añoran las grandes eliminatorias donde estaban presentes los gigantes de la Premier League

manchester utd
Cristiano Ronaldo y Rio Ferdinand con el trofeo de la Champions conquistado en 2008.

Pasan las temporadas y los equipos de la Premier League que han disputado la Champions en las últimas cuatro ediciones siguen sin ser los grandes titanes que en su día hacían temblar a buena parte del continente europeo.

En la mente de los futboleros se echa de menos aquellas eliminatorias donde estaban presentes los portentosos Manchester United, Liverpool e incluso Arsenal, que ponían en serios aprietos a sus rivales y que sin duda alguna eran claros candidatos a plantarse en la gran final.

Desde la edición 2004/2005 de la máxima competición continental hasta la 2011/2012 era muy habitual ver a los mejores equipos de la Premier en las rondas finales y, por supuesto en las finales. De hecho, la calidad y grandes cualidades que atesoraban los equipos ingleses llegaban a hacer irremediable los emparejamientos entre ambos en cuartos de final y semifinales, lo que constituía casi una ‘dictadura’ futbolística en todo el continente europeo.

Con el Liverpool empezó todo

En la ya mencionada edición 2004/2005 el Liverpool se proclamó campeón de la Copa de Europa por quinta vez en su historia tras derrotar en Estambul al AC Milan. El encuentro estuvo marcado por la emoción y la locura: el conjunto italiano se puso 3-0 en el electrónico y fue el Liverpool, dirigido por aquel entonces por Rafa Benítez, el que tuvo la última palabra al igualar el choque y llegar a la tanda de penaltis donde, ahí sí, se alzaron con ‘La Orejona’.

       

Los 'reds' llegaron a la final tras eliminar en semis al Chelsea, equipo que se proclamó campeón de la Premier League cincuenta años después y que comenzaba a cobrar importancia en Europa de la mano del multimillonario Román Abramómich.

En la 2005/2006 fue el Arsenal el que se plantó en la final de París, que se disputó en el estadio Saint-Denis, y a la que también llegó el Barcelona de Rijkaard. El conjunto culé se proclamó campeón por segunda vez en su historia gracias a la remontada que llevaron a cabo en los últimos quince minutos, donde los goles de Eto’o y Belletti neutralizaron el tanto inicial de Campbell.

En la temporada 2006/2007 la historia volvió a repetirse tanto en semifinales como en la final. En semis, el Liverpool volvió a enfrentarse al Chelsea como ya hiciera dos años antes, mientras que en la final se midió otra vez al AC Milan de Carlo Ancelotti. Esta vez los que salieron victoriosos fueron los italianos al derrotar a los hombres de Benítez por 2-1. La séptima Copa de Europa subió a las vitrinas del Giuseppe Meazza.

El United se abonó a las finales de la máxima competición continental

La siguiente edición de la Champions, la 2007/2008, también estuvo marcada por el importante peso de los principales equipos ingleses en la competición. De nuevo, se repetía la semifinal de la anterior edición: Chelsea y Liverpool se jugaban el pase a la gran final de Moscú y esta vez fueron los ‘blues’ los que accedieron a la tan ansiada final, donde se enfrentaron a otro titán de la Premier, el Manchester United. Los ‘red devils’ salieron victoriosos en la tanda de penaltis y llevaron a las vitrinas de Old Trafford la tercera Copa de Europa.

        

La hegemonía de los equipos ingleses en la máxima competición continental continuó durante la edición 2008/2009, donde otra vez hubo tres equipos en las semifinales. Manchester United y Arsenal se vieron las caras en dicha ronda, donde fueron los primeros los que pasaron a la final gracias a una gran exhibición en el Emirates Stadium por parte de Cristiano Ronaldo.

Eso sí, el United no pudo hacer nada en la final ante un Barcelona pletórico de la mano de Guardiola, que se coronó como campeón de Europa por tercera vez en su historia en el Estadio Olímpico de Roma.

A partir de esta temporada, poco a poco iban perdiendo fuerza los equipos de la Premier en la Champions. El Manchester United se volvió a ver las caras en la final de 2011 en Wembley ante el Barcelona, donde de nuevo los culés se impusieron al conjunto de Sir Alex Ferguson por 3-1.

Nadie es profeta en su tierra

La última Champions que conquistó un club inglés fue en 2012. El Chelsea de Roberto Di Matteo se hizo con su primera Champions desde los once metros al derrotar al Bayern de Munich en la final, disputada precisamente en el feudo del conjunto bávaro. Los de Stamford Bridge pasearon a lo grande su primera Copa de Europa por las calles de Londres.

Grandes fueron los años de los titanes de la Premier League en la Champions desde 2005 hasta 2012, donde eran equipos temidos por su coraje, potencia, velocidad y gran calidad en los vestuarios. Desde entonces, se echan en falta esas grandes eliminatorias ante los conjuntos ingleses, que llenaban de emoción y adrenalina los corazones de todos los amantes del deporte rey.

Comentarios