lunes 16.12.2019
Las notas de todos los atléticos

Gameiro, el 'Higuaín' del Atleti

El delantero logró el gol de la tranquilidad gracias a su perseverancia, mientras que la mayoría de sus compañeros aprobaron con holgura

Gameiro y Correa se entendieron a la perfección.
Gameiro y Correa se entendieron a la perfección.

Oblak, decisivo (8). Estuvo seguro en todas sus intervenciones y se tiró con mucha fuerza y decisión en la jugada del penalti que detuvo.

Juanfran, sin fisuras (6). No tuvo problemas en defensa y llegó a línea de fondo en varias ocasiones, aunque sus envíos al área se quedaron muy cortos.

Lucas, notable lateral izquierdo (7). Se sumó al ataque con mucho criterio y puso algún centro interesante, aunque el Atlético no contaba con delanteros de altura para rematarlos.

Godín, gigante goleador (7). Marcó un golazo de cabeza con un salto en el que se hizo enorme. Abusó del pelotazo en varias ocasiones, pero no se complicó la vida atrás.

Giménez, un fallo que empaña un muy buen partido (6). Realizó un penalti innecesario, pero por lo demás estuvo muy contundente atrás. Pudo marcar en un córner, pero su cabezazo fue al centro de la portería.

Gabi, a su mejor nivel (6,5). Aportó equilibrio como siempre y además metió varios balones en profundidad para ganar la espalda a los laterales con mucho criterio.

Tiago, el eje del equipo (7). Llevó el tempo del juego rojiblanco a la perfección. Vio una amarilla por exceso de ímpetu en una disputa en el centro del campo.

Koke, balón parado y poco más (5,5). Asistió a Godín en el primer gol de la tarde, pero por norma general le costó mucho entrar en juego tanto en la primera como en la segunda mitad.

Correa, algo perdido en la banda (5,5). No estuvo acertado en ninguna de sus decisiones, hasta que firmó una asistencia brillante en el segundo tanto de su equipo. Antes había fallado un claro mano a mano.

Griezmann, en modo asistente (7). Dio dos pases perfectos que no acabaron en gol por culpa de las definiciones de sus compañeros. No se cansó de ofrecerse por todo el frente de ataque.

Gameiro, el triunfo de la perseverancia (8). En el fútbol hay dos tipos de delanteros. Están los que tienen oportunidades y los que pasan por los partidos sin pena ni gloria. El francés es de los primeros porque se las busca a montones, aunque su eficacia a veces no sea la idónea. Este domingo falló la primera clara que tuvo, pero en la segunda definió como los ángeles.

Simeone, vuelta al bendito resultadismo (7). Volvió a confiar en los hombres que siempre le han dado resultados y la respuesta no pudo ser mejor. El partido estuvo controlado durante todo el tiempo, a pesar del contratiempo del penalti.

Carrasco, suplente de lujo (7). Corrió como el que más, a pesar de que este domingo fue el sacrificado por el técnico. Intentó desbordar en todo momento y al final se encontró un regalo que supo trasformar en gol.

Saúl, un cambio defensivo (-). Salió para aportar equilibrio en los minutos finales, pero casi no pudo participar.

Thomas, los minutos de la basura (-).

Comentarios