domingo 15.12.2019
TEMOR EN LOS DESPACHOS DEL FúTBOL

Football Leaks: un negocio de chantajes, extorsiones y hackeos

El portal de internet ruso se ha convertido en el enemigo número uno de los clubes y fondos de inversión al publicar cientos de contratos y traspasos de futbolistas de medio mundo. Se esconden en el anonimato y sus métodos para conseguir los documentos no son los más éticos

Bale, Jackson Martínez y David De Gea, tres de los futbolistas que han sufrido el ataque de Football Leaks.
Bale, Jackson Martínez y David De Gea, tres de los futbolistas que han sufrido el ataque de Football Leaks.

Nadie los conoce. El anonimato es su parapeto. Las amenazas y la extorsión, sus armas, y los fondos de inversión sus principales objetivos. El protagonista de esta turbia historia es Football Leaks, un portal ruso que desde hace meses siembra el pánico en los despachos de los mejores equipos de fútbol mundial con la publicación de los contratos de sus grandes estrellas. De Gea, Bale o Jackson Martínez son las víctimas más mediáticas de la mayor filtración de documentos en el mundo del balompié.

Desde que el fútbol es visto más como un negocio que como un deporte, las cláusulas de confidencialidad en los contratos y en los traspasos de los jugadores se han erigido en las grandes protagonistas. Raro es el club que no intenta ocultar por todos los medios el coste final de un fichaje o el salario de sus jugadores franquicia. La aparición de los criticados fondos de inversión ha agravado la opacidad que se vive dentro del deporte rey. 

En medio de la penumbra emerge Football Leaks, una web rusa que se ha propuesto "poner fin a los que se están enriqueciendo injustamente a través del fútbol", según afirma una fuente anónima del portal en la publicación alemana Der Spiegel. Por este motivo, el dominio de origen ruso ha publicado ya cientos de contratos durante los últimos meses y amenaza con seguir haciéndolo. "Tenemos más de 500 gigabytes de documentos y constantemente estamos recibiendo más", declara la misma fuente al diario germano.

Los métodos para conseguir los documentos van desde el 'hackeo', la extorsión o la 'donación' anónima. Doyen Sports es uno de los fondos de inversión que ha visto cómo su base de datos era atacada por estos 'piratas justicieros'. En un comunicado, precisó que el origen de los documentos publicados por Football Leaks es "un ataque informático" sufrido por la empresa y que los autores atacan al grupo por "no haber cedido a sus presiones y pretensiones". Es decir, las empresas que no entran en el juego del chantaje serían las dianas perfectas para el portal ruso, que dice querer acabar con las mentiras en el mundo del fútbol.

Entoces, ¿es Football Leaks un justiciero o sólo un grupo de personas que intentan lucrarse a partir del oscurantismo de los contratos y de los traspasos millonarios? En un intento por justificar su labor y presentarla como una actividad altruista, el portal ruso también ha facilitado una dirección de correo electrónico para que cualquier persona  pueda filtrar los documentos o contratos que considere de interés. Este método ya fue usado en su día por WikiLeaks, la web de Julian Assange que publicó informes y documentos de contenido sensible que sacaron a la luz los puntos más oscuros de la política exterior de varios países, entre ellos Estados Unidos.

Jorge Mendes, el objetivo

Algunos medios de comunicación apuntan a que la próxima diana a la que dispararán será la de Jorge Mendes. El representante portugués tiene en su cartera a miles de futbolista y nadie descarta que gran parte de los 500 gigas de datos que dicen que tener en Football Leaks correspondan a contratos firmados por el luso o por alguno de sus fondos de inversión.

Aunque ya son muchos los contratos que han visto la luz desde su creación, hay cuatro nombres que sobresalen por encima del resto: David De Gea, Gareth Bale, Jackson Martínez y Falcao. El contrato de este último fue el que situó en el panorama de la actualidad al portal ruso

Pero lo que proporcionó a esta web fama mundial fue el frustrado traspaso de David De Gea al Real Madrid. Football Leaks dio a conocer los detalles del contrato firmado por el arquero. El documento, fechado el 31 de agosto de 2015 en Madrid, cuenta con las firmas del jugador y de dos directivos del club blanco. La copia del contrato desvela un acuerdo por seis temporadas y un sueldo de 11.8 millones de euros brutos.

Como traca final, un último 'bombazo'. Football Leaks publicó hace menos de dos semanas las cifras del traspaso del galés Gareth Bale desde el Tottenham al Real Madrid. Según el documento filtrado, Bale costó 91.589.842 euros, cifra que Florentino Pérez hizo pública hace algo menos de tres años. Pero la trampa estaba en la forma de pago. Si el club merengue decidía realizarlo a plazos, el montante de la operación ascendería a 100.759.417 euros. Es decir, el británico se convertiría en el traspaso más caro del mundo, incluso por encima del que trajo a Cristiano Ronaldo del Manchester United al Real Madrid.

Cláusula secreta

Una de las cláusulas del contrato firmado entre los 'Spurs' y los de Concha Espina rezaba que el Real Madrid informaría a los medios de comunicación que el precio del traspaso de Bale era de 91.589.842 euros, pese a que existía la opción de que pagando, a plazos, superase los 100 millones. Por su parte, el Tottenham se comprometía a no hacer ningún tipo de comunicado o declaración que hablase de cualquier aspecto económico del acuerdo.

Al final, Football Leaks es una muestra más de la vulnerabilidad que sufre cualquier individuo, sea cual sea su condición o estatus, ante el avance de las nuevas tecnologías. Nadie está a salvo de los piratas informáticos y de sus ataques. Por el momento, las mañanas ya se han convertido en el momento más tenso del día para los directivos de clubes y fondos de inversión por el temor a que alguna de sus operaciones pueda ser elegida por su peor enemigo, Football Leaks, para saltar de nuevo a los titulares.

Comentarios