sábado 14.12.2019
REACCIONES TRAS EL 'CLáSICO'

Florentino Pérez se siente “perseguido”

El presidente del Real Madrid ha expresado que se siente perseguido por los medios de comunicación, contra los que ha cargado duramente. En el aspecto deportivo, cero autocrítica y ha ratificado a Rafa Benítez y la implicación y actitud de la plantilla

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. | EP
Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. | EP

Cero autocrítica por el entorno deportivo y un voraz ataque a los medios de comunicación. El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, ha utilizado la rueda de prensa dada en el Palco del Santiago Bernabéu para cargar contra la prensa. El máximo dirigente blanco ha reconocido que existe una “campaña contra él” por parte de gran parte de los medios de comunicación y los ha advertido que no lo va a “consentir”. No acaba ahí, sino que ha confirmado que tomará acciones contra aquellos que quieran ir contra él y así se lo hará saber a los socios.

Durante el turno de preguntas, el presidente blanco se ha mostrado más duro que nunca. “Se han dado muchas informaciones que no son verdaderas”, ha argumentado Pérez. Asimismo, ha recalcado que la principal motivación de muchos medios es la de “fomentar la inestabilidad” y les culpa directamente de los pitos en su contra el pasado sábado en el Santiago Bernabéu.

Sin sorpresas

En su discurso, Florentino Pérez ha hecho buenos los pronósticos que auguraban que su comparecencia se limitaría a mostrar su apoyo al entrenador, Rafa Benítez, y a los jugadores. "Rafa Benítez tiene todo nuestro apoyo y toda nuestra confianza. Fue el elegido por su profesionalidad, por su trayectoria y por su experiencia y tiene la capacidad demostrada de sacar el máximo rendimiento de esta plantilla, que ha sufrido un desgaste paulatino desde enero de este año", ha declarado el presidente.

El máximo mandatario blanco pidió paciencia a los aficionados. "Acaba de empezar, dejémosle trabajar", dijo sobre Benítez, con el que habló tras la derrota. "Le transmití mi confianza, le vi bien. Vi a algunos jugadores destrozados, jugaron muy mal, pero les sorprendió esa presión, algunos vienen de fuera y les choca", indicó.

La parte más institucional del discurso ha estado marcada por una mínima autocrítica en el aspecto deportivo. Pérez ha querido recalcar que el del sábado no fue más que “un mal partido” (también el del Sevilla y el PSG), ya que los números avalan la marcha deportiva del equipo. Clasificación en los cuatro primeros partidos de Champions, imbatidos en la Liga hasta el partido del Sevilla. Además, el máximo dirigente blanco ha destacado que la mala suerte del equipo por las lesiones que ha arrastrado durante los últimos meses.

Comentarios