domingo 08.12.2019
ESPERPENTO DE GEA

Florentino Pérez, ‘el ahorrador austericida’

El presidente blanco cierra el grifo en el peor momento y coloca al Madrid en una complicada situación, en medio de la euforia de gasto generalizado

Florentino Pérez se cansa de que le vean como un jeque.
Florentino Pérez se cansa de que le vean como un jeque.

Hace ya 15 años, Florentino Pérez apareció en el fútbol mundial como el nuevo ‘rey Midas del deporte’. Fichó a Figo, a Zidane, a Ronaldo, a Beckham; y siempre lo hizo a golpe de talonario, sin importarle que otros equipos pudiesen firmar a jugadores parecidos por precios mucho más reducidos. De hecho, cuando regresó a la presidencia en 2009, contrató a Cristiano y superó el récord en el precio de todos los traspasos registrados, pero tampoco dudó a la hora de despilfarrar el dinero con un Kaka’ venido a menos.

El año pasado contrató a James por ’80’ kilos y en el verano de 2013 se llevó a Bale por una cantidad que oscila entre los 90 y los 100 millones de euros. Sin embargo, este año Florentino decidió que el Madrid tenía que atarse el cinturón, tras una temporada en la que el equipo no conquistó ningún título importante y el Barça se llevó los tres.

Florentino se queja de los ingresos por televisión y justifica así su austeridad en las renovaciones y en las contrataciones

De hecho, hay que remontarse hasta la 2012/2013 para ver una temporada en la que el Madrid no haya gastado al menos 40 millones de euros en un fichaje. Aquel año, Modric fue el fichaje estrella a cambio de 30 millones, mientras que este curso Danilo ha costado 31,5 y Kovacic 35, pero ninguno de los dos parece ilusionar demasiado (menos aún el croata, al que gran parte de la afición merengue nunca había visto jugar). Asimismo, la 2010/2011 y la 2011/2012 con las llegadas de Di María y Coentrao como hombres más caros tampoco fueron muy boyantes, pero el club  necesitaba recuperarse de la gran inversión de la 2009/2010 y el mundo del fútbol pasaba por un momento de crisis global, en el que pocos se atrevían a gastar. Mourinho era entonces el ‘galáctico’, una condición mediática a la que tampoco llega Benítez.

Sin embargo, en la 2014/2015 la situación es muy diferente. Los equipos de la Premier despilfarran el dinero que ganan con los derechos audiovisuales, sin ningún tipo de pudor y con un criterio más que dudoso. El City lleva gastados 205 millones, el Liverpool 111 ‘kilos’, el United unos 160, inclueyento a Martial, mientras que el gasto del Madrid es similar al del Chelsea, que no tiene tanta necesidad de gastar cuando defiende título, o al del Tottenham, un equipo sin tantos recursos como el resto de sus competidores.

El precedente de Kroos y el racaneo

Por otro lado, Florentino se queja de los ingresos por televisión y justifica así su austeridad en las renovaciones y en las contrataciones, pero eso no es del todo válido. El Real Madrid sigue siendo el equipo más valioso del mundo, según Forbes, e ingresa mucho más que los grandes de la Premier en otros aspectos, por muy preocupado que esté por lo que pueda pasar con el nuevo Bernabéu.  

Pese a que el Atlético parece haber gastado más y mejor, el Madrid tiene un balance negativo que dobla al de los colchoneros

Además, equipos de otras ligas también invierten más. El PSG también ha gastado 116 millones  y el Bayern 86. Asimismo, en la Liga el Atlético también ha superado ampliamente el gasto madridista, mientras que el Barça ha conseguido fichar a Arda Turan por 34 kilos, a pesar de no poder inscribirle hasta enero y de tener un equipo que lo ganó todo hace pocos meses.

Asimismo, la recaudación de ventas madridista es muy pobre, puesto que a falta de que se cierre el mercado en la Premier solo han ingresado 15 millones por Illarramendi. De hecho, pese a que el Atlético parece haber gastado más y mejor, el Madrid tiene un balance negativo que dobla al de los colchoneros.

En este punto,  Florentino estaba obligado a fichar a De Gea para al menos ilusionar a los suyos, (o al menos eso es lo que parecía a principio de verano cuando nadie valoraba a Keylor) pero se obsesionó tanto con negociar hasta el último euro que acabó fastidiando la operación. En otro tiempo, Florentino habría pagado los 10 millones que separaban al United y al Madrid en un principio sin ningún tipo de duda, pero ahora parece que quiere demostrar al mundo que también sabe negociar a la baja.

Los ingleses no estaban dispuestos a ceder porque sentían que era cuestión de honor y de respeto

No obstante, con Kovacic tampoco tuvo tanto tacto y con Kroos sentó un peligroso precedente. El Madrid pagó 30 millones por el alemán cuando le quedaba un año de contrato y no podía pretender que el Bayern cediese ahora por menos. Los ingleses no estaban dispuestos a hacerlo porque sentían que era cuestión de honor y de respeto.

El presidente blanco no tenía prisa porque a más tiempo mayor espectáculo, pero el tema se le escapó de las manos. Ahora peleará en la FIFA lo que no supo aclarar a tiempo en los despachos de la Liga y del Bernabéu. Dice que envió el contrato a tiempo, pero todo suena a excusa de estudiante de instituto que entregó el trabajo fuera de plazo. Puede que tenga razón y que lo entregase dentro de tiempo, pero con el periodo tan largo que le dieron para cumplir con su tarea, ya es suficiente delito haber esperado hasta las 23:59 y dar lugar a esto.

Por último, si Keylor y De Gea se quedan en sus respectivos equipos lo harán muy tocados. El Bernabéu quiere ya a Navas y no siente la necesidad de fichar al español, pero habrá que ver los daños colaterales que pueden crear los precontratos este año y el que viene. Además, después del menosprecio, el portero que lo bordó ante el Betis estaría en su derecho de coger la puerta el año que viene y por entonces habrá que ver si De Gea vende más que él. En cambio, mirándolo por el lado bueno, cuando el Madrid vuelva a sentarse con otro club en los años próximos, los demás sabrán que sus ganas de gastar tienen límites y tal vez se confirmen con algo menos, si no quieren ver que el tiempo y el dinero se esfuman.

Comentarios