jueves 12.12.2019
Esperpento De Gea

Florentino se baja los pantalones ante Keylor

El presidente blanco no ha tenido más remedio que pedir perdón al portero al que menospreció durante el mercado de fichajes

Keylor Navas y Florentino Pérez en la presentación del portero. | Real Madrid
Keylor Navas y Florentino Pérez en la presentación del portero. | Real Madrid

El ridículo en las negociaciones entre Manchester United y Real Madrid el último día del mercado de fichajes seguirá dando de que hablar durante semanas. Sin embargo, los verdaderos afectados tienen que solucionar su situación personal cuanto antes.

De Gea está a expensas de la voluntad de Van Gaal, mientras que Keylor Navas parece tener algo más la sartén por el mango. El portero 'tico' cuenta con la plena confianza de Benítez y volverá a ser titular cuando la Liga se reanude, tras el parón de selecciones.

Finalmente, el ‘1’ madridista no ha viajado a Costa Rica, con el permiso de su selección, y trabaja en Valdebebas con el objetivo de mantener la mente desviada del gran embrollo. Sin embargo, los directivos merengues saben que no pueden hacer como si no pasara nada.

De hecho, el asunto fue lo suficientemente grave como para que Florentino Pérez se dignara a pedir perdón al futbolista, algo que no se recuerda en sus mandatos, por muy feas que hayan sido algunas de sus negociaciones. El presidente acudió junto con José Ángel Sánchez el martes por la mañana a Valdebebas porque es consciente de que el equipo necesita a su portero titular completamente involucrado.

Keylor exige lo suyo

En cambio, Keylor Navas no es tonto y sabe que su fidelidad tiene un precio. Según varios medios, el guardameta llegó a estar una hora montado en el avión esperando a que su situación se resolviese, pero finalmente no viajó a Inglaterra en el vuelo privado organizado por los ‘diablos rojos’ porque los clubes decidieron que era más rápido que pasase las pruebas médicas en la ciudad deportiva merengue.

Su representante luchó para que se modificarán algunas cláusulas, referentes a los derechos de imagen, como debe hacer un buen profesional de su sector, y Keylor firmó el ‘transfer’ sobre la camilla. El portero no quería irse del Madrid, pero dio el paso empujado por una suplencia segura y por el sueldo de cuatro millones de euros que le ofrecía el equipo de Van Gaal.

Por todo eso, una vez que la operación se fue al traste, Ricardo Cabañas, el agente que captó a Keylor para el Albacete, quiere que su valor más preciado cobre lo que el Manchester estaba dispuesto a ofrecerle. Florentino tendrá difícil dejarle ahora de pesetero, como pretendió hacer con Sergio Ramos, y si Keylor se consolida no tendrá más remedio que doblarle el sueldo. El Bernabéu se lo exigirá.

No obstante, los precontratos pueden obligar al Real Madrid a contar con De Gea el año próximo, aunque puede que a estas alturas en Concha Espina se queden encantados si el de Illescas decide renovar con su actual club. En cualquier caso, el Madrid puede permitirse tener a dos porteros con sueldos altos, puesto que ya ocurrió con Diego López y De Gea. Por dinero no será, pero el lío en la portería blanca se enredaría todavía más. 

Comentarios