Martes 16.10.2018
LA NUEVA CASA ROJIBLANCA, SEDE DE LA FINAL

Fin del culebrón: la final de Copa se jugará en el Wanda Metropolitano

Barcelona y Sevilla disputarán la gran final del torneo del K.O. en la nueva casa del Atlético de Madrid. La RFEF y ambos clubes llegaron a un acuerdo en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas

El Wanda Metropolitano será la sede de la final de la Copa del Rey.
El Wanda Metropolitano será la sede de la final de la Copa del Rey.

Se acabó del culebrón. La final de la Copa de S.M. el Rey 2017/2018 se celebrará el próximo 21 de abril en el Wanda Metropolitano, la nueva casa del Atlético de Madrid. La Federación Española de Fútbol y los dos finalistas, Barça y Sevilla, han llegado a un acuerdo total por la sede de dicho enfrentamiento en una reunión celebrada en La Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid).

El club azulgrana y el sevillista, representados en dicha junta por Guillermo Amor y José Castro, respectivamente, reeditarán la final copera del 2016, celebrada en el mítico Vicente Calderón y que se llevaron los culés al imponerse por 2-0 gracias a los goles de Jordi Alba y Neymar en la prórroga. El club colchonero cedió su antiguo estadio en las dos últimas finales del torneo del K.O. y volverá a hacerlo con su nuevo feudo.

Enrique Cerezo, presidente del club madrileño, pidió a la RFEF que la final de 2018 se disputara en el Wanda Metropolitano por tratarse del primer año de vida del nuevo estadio rojiblanco. Con la aprobación del máximo organismo rector del fútbol español y la del Barça y Sevilla se acaba con el culebrón de todos los años.

Además de la finalísima de la Copa del Rey, el moderno e imponente feudo del Atlético de Madrid también albergará la gran final de la próxima edición de la Champions League. El club madrileño solicitó a la UEFA en muchas ocasiones que antes de poner punto y final al Vicente Calderón se disputase en él una final de la máxima competición continental.

La confederación europea negó ese privilegio al estadio del Manzanares por motivos de aforo (54.851 espectadores). El Wanda Metropolitano tenía como ‘rival’ por acoger la final de la Champions de 2019 al Olímpico de Bakú (Azerbaiyán). El gran aforo del nuevo feudo del Atlético (68.000 espectadores) y sus grandes características de iluminación, comodidad, modernidad, etcétera, fueron los grandes aspectos que tuvo en cuenta la UEFA a la hora de elegirlo como sede de la gran final.

Comentarios