martes 1/12/20
Betis 1-6 Real Madrid

La 'doble K' se convierte en un ciclón y arrasa el Villamarín

El Real Madrid jugó su mejor fútbol desde que Zidane es su entrenador, gracias al toque brillante de Kroos y Kovacic en una primera parte para enmarcar. Los blancos ni siquiera necesitaron la mejor versión de la BBC para aplastar a un rival que tuvo que escuchar como desde la grada pedían la dimisión de su entrenador

Kroos fue clave en los primeros goles. | La Liga
Kroos fue clave en los primeros goles. | La Liga

El Real Madrid saltó al campo con la presión producida por las goleadas de sus máximos rivales y por los últimos empates, pero sacó todo su carácter para humillar a su rival en una primera parte imponente. Kroos y Kovacic fallaron muy poquitos pases, mientras que aportaron a su equipo una velocidad difícil de igualar. El Betis llegó siempre tarde a todas las disputas y se convirtió en un juguete en manos de los centrocampistas blancos en la primera mitad.

Cristiano no estuvo fino y solo marcó en la segunda parte, cuando el choque estaba desordenado y con todo decidido, pero el equipo no lo necesitó porque fue muy superior como colectivo. Isco se reivindicó con dos goles, mientras que Marcelo volvió a demostrar que es irremplazable en su costado.

El Betis solo tiró de vergüenza torera en la segunda parte, pero solo Joaquín se libró de hacer una actuación individual muy pobre. El Villamarín gritó para pedir la dimisión de Poyet y se vació mucho antes del final del partido. El conjunto andaluz no está todavía en posiciones de descenso, pero durante lo que va de campeonato no ha ofrecido todo lo que se esperaba de él.

Zidane volvió a reclutar para la causa a Marcelo, con un centro del campo formado por Kroos, Kovacic e Isco. El equipo blanco venía de una racha eterna de empates y tocaba reaccionar como fuera. Por eso, los jugadores madridistas salieron a presionar a su rival desde el principio y con una actitud incuestionable lograron machacar a su rival en la primera mitad.

El trabajo se hizo cuesta abajo debido a que los merengues se encontraron el primer gol en su primera llegada. Kroos puso al área una falta lateral y Varane remató el balón muy lejos del alcance de Adán. Sin embargo, con el marcador a favor, el Madrid no levantó el pie del acelerador para nada y se lanzó al ataque sin ningún tipo de contemplaciones, gracias al impresionante control del centro del campo que lograron Kroos y Kovacic. No obstante, Bale perdonó con un remate de cabeza que golpeó en el poste y en la espalda de Adán antes de salir por línea de fondo. Asimismo, Cristiano también falló un gol cantado tras un servicio medido de Isco que envió muy por encima de la portería de forma inexplicable.

Parecía que el Betis iba a salir con vida del primer arreón blanco, pero una pérdida de balón de Joaquín cuando intentaba regatear en las cercanías del área, la aprovechó Kroos para asistir a Benzema. El galo se encontró en el mano a mano con Adán y engañó por completo al portero. Además, poco después Marcelo se aprovechó de una posición ilegal para firmar la sentencia. Benzema disparó desde la frontal del área, pero el balón tropezó por el camino en el lateral brasileño, que hizo un control improvisado y remató de volea picada a la red. Sufrió un paradón de Adán en la segunda mitad.

Una jugada que resume un enorme partido

Sin embargo, lo mejor del Real Madrid en el partido estaba aún por llegar y lo hizo justo al borde del descanso. El equipo de 'Zizou' sacó el manual de la contra perfecta y la montó tras un saque de esquina en el que le tocaba defender. Kovacic y Pepe armaroj la jugada en la que Cristiano estuvo generoso y en la que el central portugués le dejó el tanto en bandeja a Isco en la misma línea de gol.

El choque parecía completamente muerto en el descanso, pero el Betis no quiso dejarse ir y entró a la segunda parte con ganas de mejorar su imagen. Los verdiblancos fueron capaces de llegar tres veces en los primeros minutos de la segunda mitad y en la última de ellas Cejudo aprovechó un buen servicio de Joaquín para reducir distancias. Con ese tanto, el juego enloqueció, pero el Madrid volvió a ponerlo en su sitió gracias a una jugada colectiva que, tras un rechac,e terminó con un disparo de Isco que entró por la mismísima escuadra.

Finalmente, el partido volvió a tranquilizarse, aunque las oportunidades todavía caían a cuentagotas, normalmente a favor del Madrid. De hecho, Cristiano volvió a desperdiciar una ocasión clara con un cabezazo, pero finalmente no perdonó y superó a Adán en un mano a mano tras una buena asistencia de Morata.  

Comentarios