viernes 28.02.2020
BARCELONA 2-2 DEPORTIVO

El dedo de Víctor señala el camino

El Deportivo demostró en 90 minutos mágicos que hay formas de luchar contra el dominio del Barça. El equipo gallego no fue inferior a su rival en ningún momento, aunque tuvo que remontar un 2-0. Su entrenador dio una lección táctica para responder a los francotiradores, Messi y Rakitic

Bergantiños fue el héroe del Depor.
Bergantiños fue el héroe del Depor.

Cuando nadie lo esperaba, el Deportivo vuelve a ponerle picante a la Liga. El Atlético y el Real Madrid tienen este domingo la oportunidad de recortar distancias con el líder, gracias a un excelente partido de los pupilos de Víctor Sánchez del Amo. El Deportivo se atrevió a jugar de tú a tú al Barcelona durante la mayor parte del partido y la apuesta le salió muy bien, pese a los contratiempos. El tricampeón lleva tres partidos consecutivos con empates.

El Barça se adelantó en el marcador gracias a una obra maestra de Messi en un libre directo, que el árbitro nunca debió pitar, pero el conjunto culé no se encontró cómodo en el terreno de juego en ningún momento, puesto que hombres como Sidnei, Arribas, Bergantiños, Lucas Pérez y Jonathan Rodríguez firmaron un partido digno de grandes estrellas.

Messi también dio la talla del lado azulgrana, pero Luis Suárez y el resto de lugartenientes de Luis Enrique estuvieron muy desafortunados en varias acciones. Del mismo modo, en la lucha de técnicos, Víctor superó claramente a su oponente al proponer un intercambio de golpes feroz, mientras que su rival no fue capaz de dormir el partido cuando lo necesitaba y fueron sus hombres los que terminaron sesteando con la ayuda de unos cambios desastrosos. Muchos han elogiado el estilo de Paco en el Camp Nou, pero no hay duda de que el del nuevo técnico deportivista es mucho más práctico y rico en variantes.

Luis Enriqué apostó por todos los ‘titularísimos’ que tenía disponibles y utilizó a Sandro para cubrir la única baja de Neymar, mientras que Víctor salió sin complejos, con dos delanteros, a jugar frente al todopoderoso Barcelona. Sin embargo, los culés salieron enchufados al partido y con ganas de resolver el partido por la vía rápida.

Messi jugaba muy alejado del área, en su versión de asistente y metía balones peligrosos entre líneas con mucha frecuencia. De hecho, en uno de esos centros llegó la primera gran ocasión culé en todo el partido. Sandro la bajó con la cabeza a la perfección, pero Luis Suárez la mando fuera, cuando el Camp Nou ya cantaba gol.

En cambio, el primer arreón del Barça pasó y el Deportivo encontró su sitio en el campo, hasta el punto de que durante varios minutos fue capaz de no sufrir y acumular alguna posesión larga. Además, en una contra en la que Juanfran metió un pase mágico desde la derecha, Jonathan Rodríguez perdonó una ocasión clamorosa. El control del delantero deportivista no fue del todo bueno cuando se quedó completamente solo frente a Bravo y permitió que el portero chileno se le echara encima en el mano a mano.

Un premio a la persistencia

En esos minutos, Luis Enrique hablaba constantemente con sus jugadores para buscar soluciones, pero sus jugadores solo encontraban el camino hacia la portería gracias a las jugadas a balón parado, ya que Sidnei y Arribas dieron una auténtica lección de defensa en todas sus acciones. En cualquier caso, los equipos grandes no necesitan tener muchas llegadas para marcar goles y el Barça hizo valer esa condición.

Messi tiró sin mucha potencia su primera falta, pero la segunda la colocó en la mismísima escuadra, por lo que la estirada de Lux fue completamente inútil. Los jugadores blanquiazules solo podían quitarse el sombrero ante el lanzamiento del ‘10’, pero también tenían todo el derecho del mundo a reclamar que Luis Suárez se dejó caer en el origen de la falta. El ‘9’ buscó el contacto con el cuerpo y al defensa no le quedó más remedio que chocar con él, aunque el árbitro picó y penalizó un mínimo contacto que dentro del área nunca habría sido penalti.

Ese gol impidió que el Depor llegase con el empate al descanso, pero eso no desmoralizó a Victor Sánchez del Amo, que a partir de ese momento decidió echar el resto para llevarse un buen resultado. Arriesgó y ordenó a tres de sus hombres que se descolgasen, con lo que el partido se convirtió en un auténtico correcalles con muchas alternativas.

En un primer momento, esa nueva táctica les dio un primer disgusto a los visitantes, ya que los jugadores del Barça tuvieron mucho más espacios para tocas y Rakitic lo aprovechó para disparar completamente solo desde fuera del área. El croata tuvo mucho tiempo para pensar y fusiló a Lux con un trallazo cruzado imparable.

A partir de ahí, el Barça sintió que la tarea ya estaba cumplida y pensó en el Mundial de Clubes, pero el Deportivo pensó que merecía la pena morir con las botas puestas y siguió a lo suyo, consciente de que daba lo mismo perder por más goles. Luis Enrique metió a Mathieu y Munir en el campo y a partir de ahí empezó el declive (ahora se entiende que no cambiara en partidos anteriores).

Lucas Pérez encontró mucho espacio en el perfil izquierdo del área culé y superó a Bravo con muchísima tranquilidad en el mano a mano, para recortar distancias y el equipo coruñés creyó más que nunca en la remontada. Lo intentó hasta el final y encontró su premio en el minuto 86, cuando Bergantiños de descolgó por la banda que defendia Mathieu y entró hasta la cocina para firmar un disparo precioso que entró pegado al palo contrario. El Barça intentó agobiar a su rival en los últimos minutos, pero ni siquiera llegó a inquietar al portero rival.

FC BARCELONA: Bravo; Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba (Mathieu, min.76); Busquets, Rakitic (Sergi Roberto, min.27), Iniesta; Messi, Suárez y Sandro (Munir, min.23).

DEPORTIVO: Lux; Fernando Navarro, Sidnei, Arribas, Laure; Luisinho (Juan Domínguez, m.46), Bergantiños, Juanfran (Cardoso, min.25); Fajr; Lucas, Jonathan (Luis Alberto, min.13).

Goles

1 - 0, min.39, Messi.

2 - 0, min.62, Rakitic.

2 - 1, min.77, Lucas Pérez.

2 - 2, min.85, Álex Bergantiños.

Árbitro: Sánchez Martínez (C. Murciano). Amonestó y a Laure (min.27) en el Deportivo.

Comentarios