Lunes 10.12.2018
HITO DEL FÚTBOL ESPAÑOL

Cuando el Getafe tiñó de azul los corazones de toda España

Se cumple una década de uno de los días más vibrantes, y a la vez tristes, de la historia del club madrileño. Los amantes del deporte rey nunca olvidarán el día en el que el ‘EuroGeta’ estuvo muy cerca de aniquilar al Bayern de Oliver Kahn y compañía

Afición del Getafe.
Afición del Getafe.

Como de un abrir y cerrar de ojos se tratara, hoy se cumplen diez años de aquel día en el que el Getafe tuvo a todos los españoles al frente del televisor y con el corazón en un puño. El fútbol no solo es grande por reflejar las continuas alegrías de los equipos más poderosos tras lograr importantes triunfos; también lo es por unir a todo un país que sufre con un conjunto ajeno al suyo y que es consciente de que la humildad, el trabajo y las ganas de soñar pueden desencadenar momentos únicos, emocionantes y maravillosos.

Esto sucedió con el ‘EuroGeta’ en la temporada 2007/2008, un grupo humano que se convirtió en el espejo de aquellos equipos humildes que siempre sueñan con codearse con los más grandes del deporte rey. La leyenda de aquel Getafe, liderado por el exfutbolista y técnico danés Michael Laudrup, comenzó a forjarse con el famoso 4-0 que le endosó al Barcelona en la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey 06/07. El cuadro azulón, que cayó derrotado por 5-2 en el choque de ida disputado en el Camp Nou, dio la vuelta a la eliminatoria ante su público en un encuentro para enmarcar que nunca olvidarán los amantes del balompié y, por supuesto, la parroquia del Coliseum Alfonso Pérez.

El ‘Geta’ se plantó en su primera final del torneo del K.O., donde le esperaba un todopoderoso Sevilla que venía de lograr su segunda Copa de la UEFA consecutiva tras vencer al Espanyol en la final disputada en el mítico Hampden Park de Glasgow, escenario donde el Real Madrid conquistó la novena Copa de Europa en 2002. Los pupilos de Laudrup, arropados en todo momento por aquellos incondicionales que tiñeron de azul las gradas de fondo sur del Bernabéu, cayeron derrotados por 1-0 ante el conjunto hispalense. A pesar del duro golpe, el Getafe se hizo con el billete para la siguiente edición de la segunda competición continental, ya que el Sevilla acabó tercero en Liga y entró en Champions.

final copa getafe

El Twente, primer rival europeo

El cuadro azulón comenzó su andadura en la Copa de la UEFA 07/08 ante el Twente holandés en la ronda previa. Los de Laudrup vencieron por 1-0 en el Coliseum en el duelo de ida gracias a un tanto del nigeriano Ikechukwu Uche en el último minuto; en el choque de vuelta, no apto para cardíacos, el Getafe sufrió para obtener el ansiado pase a la fase de grupos, ya que los locales forzaron la prórroga y fue ahí donde los azulones consiguieron el objetivo. El encuentro acabó 3-2 y el cuadro madrileño salió vencedor de la eliminatoria gracias al valor doble de los goles fuera de casa. El sueño no hacía más que empezar.

Si el hecho de haber apeado al Twente en la previa fue toda una gesta para el Getafe y para la ciudad, su actuación en la fase de grupos fue algo descomunal. En el primer partido, los azulones asaltaron el mítico White Hart Lane tras imponerse por 1-2 al Tottenham. Nadie se creía lo que los hombres de Laudrup hicieron en el famoso feudo londinense. Tras vencer a los ‘Spurs’ a domicilio, el ‘Geta’ perdió en casa ante el Hapoel de Tel-Aviv por 1-2 en la segunda jornada, siendo ésta la única derrota que los pupilos del técnico danés sufrieron en su andadura europea.

En las dos siguientes jornadas, el cuadro madrileño salió victorioso ante el Aalborg (1-2) y el Anderlecht (2-1) y sumó seis puntos vitales que, junto a los tres logrados ante el Tottenham, le permitieron acceder a los dieciseisavos de final como líder de grupo. El ‘Geta’ se hizo grande en Europa y los rivales le empezaban a ver con otros ojos, con mucho respeto.

En la siguiente ronda ‘barrió’ al AEK por un global de 4-1 (1-1 en Atenas; 3-0 en Getafe) y en octavos volvió a asombrar a todo el mundo del fútbol tras apear al Benfica. En el choque de ida, asaltó el imponente Da Luz al vencer por 1-2; en el de vuelta, volvió a salir triunfante, está vez por 1-0, y logró acceder a los cuartos de final (palabras mayores). El ‘Geta’ ya estaba entre los ocho mejores de la competición.

Sin miedo, a por el Bayern

El conjunto bávaro, dirigido por el técnico alemán Ottmar Hitzfeld por aquel entonces, fue el rival del equipo de Laudrup en los cuartos. El colosal Allianz Arena acogió el duelo de ida, donde el Getafe se llevó un importante 1-1 para la vuelta gracias a un golazo de Cosmin Contra en el último suspiro. La diana del futbolista rumano hizo soñar en grande tanto a los desplazados hasta Múnich como a aquellos que se quedaron en sus casas viendo este histórico enfrentamiento por televisión. El sueño seguía intacto.

10 de abril de 2008. El Coliseum Alfonso Pérez se vistió de gala para recibir al Bayern de Oliver Kahn, Franck Ribéry, Philipp Lahm, Miroslav Klose, Bastian Schweinsteiger y compañía. Al Getafe le valía el 0-0 para pasar a ‘semis’ pero quería ganar el pulso al cuadro de Hitzfeld y meter más miedo al resto de rivales que seguían en la competición. Contra adelantó a los locales antes del descanso con un disparo espectacular ante el que nada pudo hacer Khan. El feudo azulón estalló de alegría y veía más cerca la machada.

getafe bayern

La injusticia, la gran protagonista de la noche, se asomó por primera vez en el minuto 89, cuando Ribéry puso las tablas en el electrónico y forzó la prórroga. Nadie daba crédito cuando vio el esférico golpeado por el francés en el fondo de las mallas de la portería del ‘Pato’ Abbondanzieri. En los treinta minutos de alargue, sucedió de todo. El ‘Geta’ volvió a ponerse por delante gracias a un magnífico zapatazo de Casquero desde fuera del área en el 91’ y Braulio puso el 3-1 dos minutos después. El Coliseum y todos los españoles enloquecieron con el que parecía ser el tanto que abría las puertas a la gloria. Sin embargo, todo se torció.

Luca Toni, el ‘gigante’ italiano, recortó distancias tras aprovechar un error garrafal del guardameta azulón, que no logró atrapar un balón colgado al corazón del área. Los nervios se empezaron a apoderar de los presentes en el estadio getafense y la injusticia, esta vez, se dejó ver por completo. El delantero del conjunto bávaro anotó de cabeza el 3-3 definitivo en el último minuto de la prórroga y dio el pase a los suyos por el valor doble de los goles fuera de casa. La desolación comenzó a llegar a todos los aficionados azulones y las lágrimas empezaron a humedecer sus tristes rostros.

luca toni gol getafe

Hoy se cumple una década desde aquel maldito 10 de abril de 2008 en el que se acabó el sueño europeo del Getafe y en el que la injusticia volvió a abofetear al más pequeño. Tras el partido, Hitzfeld quiso destacar el espíritu de los hombres de Laudrup y dio un toque de atención a los suyos. "Quiero felicitar al Getafe porque ha estado a punto de pasar y de humillar al Bayern de Múnich. Fueron mejores y en el partido de ida también. Nos han obligado a correr y hemos sufrido mucho ante un gran equipo", dijo el técnico alemán. Han pasado diez años desde aquel triste día para el fútbol español, pero las grandes batallas nunca se olvidan. La del ‘EuroGeta’, es una de ellas.

Comentarios