domingo 12.07.2020
Cisma en la selección belga

Courtois casi llega a las manos con su seleccionador

El portero sintió la maxima decepción de su carrera tras perder en cuartos de final frente a Gales y quiso resolver las diferencias con su entrenador cara a cara

Courtois acabó el partido muy enfadado.
Courtois acabó el partido muy enfadado.

Bélgica se fue a casa en cuartos de final por segundo gran campeonato consecutivo. 'Los Diablos Rojos' eran los grandes candidatos a llegar a la final por su lado del cuadro, pero volvieron a decepcionar. Muchos expertos consideraban que lo tenían todo para ser la revelación de la Eurocopa, pero una vez más se ha visto que solo algunas selecciones con tradición son capaces de superar la presión de ser favoritas.

Gales aplastó a Bélgica porque los de Wilmots dieron un paso atrás, cuando consiguieron adelantarse en el marcador. Los de Coleman mostraron una actitud mucho más competitiva y Bélgica no logró reaccionar ni cuando se vio por detrás en el marcador. Sin embargo, para algunos la derrota se debió a una cuestión táctica, puesto que el 3-5-2 de Gales se mostró como un sistema superior al de los belgas.

No obstante, este mal ya lo sufrió Bélgica (y también España) en su encuentro en la fase de grupos frente a Italia. Wilmots justificó la derrota y su planteamiento desde le punto de vista de las bajas de Vermaelen y Vertonghen, pero Thibaut Courtois hizo una lectura muy diferente del encuentro y de alguna manera presionó para forzar la dimisión de su entrenador con sus declaraciones ante los medios. El chico tímido que llegó al Atlético de Madrid hace unos años se ha convertido en todo un capitán de facto en el vestuario e intenta imponer su ley.

“Ya tuvimos problemas contra el 3-5-2 de Italia. Gales nos planteó el mismo sistema y volvimos a equivocarnos con los mismos problemas tácticos. Di mi opinión a quien debía darla, pero no se escuchó”, explicó el guardameta ante los micrófonos para dejar entrever que Wilmots cometió un error evidente y no hizo caso de sus consejos.

Hazard mantiene su apoyo a Wilmots

“Perdí una final de la Liga de Campeones con el Atlético, pero esto es mucho más duro”, comentó el guardameta de 24 años. Sin embargo, según comentan varios medios belgas, la cosa no quedó ahí, la discusión en el vestuario fue acalorada y los dos protagonistas estuvieron muy cerca de llegar a las manos.

“Hemos perdido ante Gales por la juventud de mis jugadores. La experiencia no se puede comprar. No soy un mago”, declaró Wilmots para echar balones fuera cuando le preguntaron sobre su posible dimisión. Después, el seleccionador explicó que ahora abre un periodo de reflexión para decidir si desea continuar o no, aunque muchos periodistas piden su cese inmediato.

Además, Wilmots cree que tras las quejas de Courtois solo existe una enorme frustración personal. porque "ha tenido una temporada difícil con el Chelsea y tenía la esperanza de ser campeón de Europa”. Michel Preud’homme, que acaba de conseguir un título milagroso para el Brujas, ya suena como posible sustituto.

La mayoría del vestuario de Bélgica está en el bando de Courtois porque muchos no entendieron los cambios del entrenador, aunque el capitán, Eden Hazard, es de los pocos que hace un llamamiento a la calma. “Estamos todos con él. Crecimos de su mano en los últimos cuatro años, opinó el también futbolista de los 'blues'. En cambio, la federación belga prefiere no pronunciarse al respecto de momento porque ahora no toca tomar “decisiones precipitadas”.  

Comentarios