martes 25.02.2020
Las notas de todos los madridistas

Coentrao y Ramos hacen mejor a Nacho

El defensa de Alcalá de Henares volvió a desaparecer del once cuando el capitán se recuperó de su lesión, pese a no cometer ningún fallo en varios partidos. Sin embargo, el central de Camas y el lateral portugués si concedieron algún regalito al Sporting. Kovacic fue el mejor con diferencia

Ramos no estuvo mal del todo, pero cometió un error grosero.
Ramos no estuvo mal del todo, pero cometió un error grosero.

Keylor, sin ninguna intervención de peso (5). No tuvo ningún trabajo en la primera mitad, aunque el Sporting se asomó por su área en los últimos minutos. Adrien Silva le engañó en la jugada del penalti.

Carvajal, pura garra (6,5). Estuvo brillante en defensa, no escatimó en esfuerzo y ganó en todos los choques con Brayan Ruiz, aunque no pudo sumarse demasiado al ataque.

Marcelo, una mala noche (4). Lo pasó realmente mal con Gelson Martins y por eso vio una tarjeta amarilla en la primera parte. Tuvo oportunidad para crear peligro en sus subidas al ataque, pero sus centros y sus tiros fueron defectuosos. En la segunda mitad se quejó del tobillo en una jugada en la que el extremo le había vuelto a superar claramente.

Ramos, con altibajos (5). Sacó un disparo de Bas Dost con la cabeza al lanzarse en plancha con mucha valentía, pero también le regaló una ocasión clara al delantero en una perdida de balón absurda. Metió el centro que terminó en el tanto decisivo.

Varane, insuperable (8). Estuvo rapidísimo en todas las acciones defensivas y ganó todas las disputas con los delanteros. Marcó un gol de oportunista en una jugada a balón parado.

Modric, más frío de lo habitual (6). No entró en juego tanto como en él es habitual y tampoco tuvo suerte a la hora de meter los pases decisivos.

Kovacic, brillante (9). Aportó mucho equilibrio al equipo y en todo momento ofreció una salida limpia y sencilla para el balón. Lució en las conducciones de balón debido a su imponente arrancada y provocó la expulsión de Joao Pereira.

Lucas Vázquez, trabajador (5). Como siempre no escatimó en esfuerzo y ayudó a sus compañeros en la recuperación en todas las zonas del campo, pero no estuvo fresco en ataque.

Bale, una bala (6,5). Mostró una velocidad temible durante todo el partido. Superó a su par por la banda en todas las acciones, aunque no pudo encontrar a los rematadores en sus centros al área. No pudo demostrar nada en la segunda parte porque se tuvo que ir del campo lesionado por culpa de un pisotón en el tobillo.

Isco, irregular (5,5). Se gustó cada vez que tocó el balón en la primera parte, pero le costó encontrar su espacio en el partido. Apretó en la presión en el centro del campo cuando su equipo lo necesitó.

Cristiano Ronaldo, de más a menos (5). Estuvo muy participativo en la primera parte, aunque sus remates solo llegaron a ser tímidos, como ocurrió en la jugada del primer gol del partido.

Zidane, sin tino en los cambios (5). Fue valiente a la hora de apostar por el esquema que tan buenos resultados le dio en el Calderón y al dejar a Benzema en el banquillo. Sin embargo, no supo evitar que el equipo perdiera fuelle con el paso de los minutos y solo el oportunismo del delantero galo salvo al equipo.

Asensio, invisible (4,5). Tuvo media hora y no demostró gran cosa. Se esforzó en defensa, pero tampoco es su fuerte.

Benzema, goleador al trote (6). Aportó menos lucha que Isco en esa posición. No presionó y estuvo tan vago como siempre, pero en el único balón trascendente que fue capaz de tocar, marcó un gol decisivo.

Coentrao, 'we always me?', (3). Tiene un imán para las desgracias y por algo tiene que ser. No tuvo muchos problemas en defensa, pero cometió una temeridad en una jugada sin peligro y el árbitro no tuvo más remedio que señalar el punto de penalti.  

Comentarios