sábado 28/5/22
BARÇA 1-0 MANCHESTER CITY

El City es el juguete de D10S

Joe Hart evitó el ridículo de su equipo y fue un auténtico coloso capaz de parar innumerables manos a manos, mientras que Messi ‘toreaba’ a todos los jugadores de campo y asustaba a los madridistas. Agüero desperdició un penalti que pudo meter al City en la eliminatoria

Rakitic hizo lo que Messi no logró. | FC Barcelona
Rakitic hizo lo que Messi no logró. | FC Barcelona

El Barcelona derrotó al Manchester City (1-0) y firmó su pase a los cuartos de final de la Champions League en un gran partido de su estrella. Messi dejó a Guardiola con la boca abierta gracias a sus grandes gestos técnicos, pero no pudo marcar porque un auténtico porterazo se lo impidió. Hart protagonizó el partido de su vida, pero no pudo evitar la eliminación de un equipo que por momentos pareció el equivalente a un recién ascendido en el fútbol español.

Messi lo bordó en la primera parte y volvió a dejar en evidencia a Pellegrini, un entrenador sin ningún crédito en un equipo que pretende ganar la máxima competición continental. Sin delanteros altos y sin la posesión del balón, el City no tuvo alternativas en la primera parte. Ganó mucho en la segunda con la entrada de Navas (que debe jugar siempre de titular por delante de Nasri) y con el bajón en el esfuerzo de ‘La Pulga’, pero en todo momento dio la sensación de que el Barça podía golear, aunque Agüero tuvo en sus botas un penalti que pudo cambiar el rumbo de la eliminatoria.

Luis Enrique apostó por Mathieu para ocupar el centro de la defensa, mientras que Mascherano cubría la posición del lesionado Busquets en el centro del campo. Por su parte, Pellegrini quiso acumular efectivos en el centro del campo para disputarle la posesión en el medio al conjunto culé, pero en el inicio del partido no llegó a hacerlo ni de lejos.

El Barça no se conformaba con pasar la eliminatoria y quería ganar el partido. Por eso, apretó en los primeros minutos hasta el punto de que parecía que el City era el equipo que tenía que mantener el resultado. De hecho, las ocasiones claras fueron para el conjunto culé, aunque la primera fue gracias a un error de bulto de Kompany, que también falló en el primer gol en el partido de ida. El central se durmió y dejó que Alves le quitase el balón por detrás. El lateral se la pasó a Neymar, pero el disparo del ‘11’ culé pegó en la base del poste y se paseó por toda la línea de gol antes de salir por fuera, cerca del otro palo.

Hart, a la altura de los mejores porteros

Después, Hart repelió un buen disparo de Messi en una jugada de lujo del Barcelona con dejada de tacón incluida de Andrés Iniesta. Por aquel entonces, ‘la Pulga’ ya era un dolor de muelas para todos los jugadores del City, mientras que Guardiola disfrutaba como un niño en la grada con los caños y gestos de calidad del argentino.

Sin embargo, el City pudo meterse en la eliminatoria en una gran cabalgada de Yayá Touré por la banda derecha que terminó con un pase de la muerte que Milner no fue capaz de rematar y que terminó enredado en las piernas de Dani Alves. En cualquier caso, el gol rondaba más la portería inglesa porque Leo estaba inspirado, aunque sus lanzamientos de falta salían una y otra vez rozando la escuadra.

Pero la suerte no podía durarle eternamente a los ‘citizens’, cuando sus jugadores temblaban cada vez que el ‘10’ la tocaba. Messi cogió el balón en su banda y varios jugadores fueron a por él, pero no se atrevieron a entrarle. El argentino aprovechó entonces para cambiar el juego a la otra banda y allí encontró a Rakitic, que se benefició de un buen desmarque de arrastre de Neymar para quedarse solo. El croata superó a Hart con una vaselina que enloqueció a la grada y al mismísimo Pep.

Hasta el final de la primera parte, el City fue un juguete en manos de Messi y compañía, pero Pellegrini pudo llegar contento al vestuario con el resultado porque el Barça tuvo otras dos ocasiones clamorosas. Una combinación entre Messi y Neymar estuvo cerca de convertirse en el segundo, pero el brasileño fue demasiado generoso e intentó un pase atrás que dio opciones a la defensa rival. Asimismo, Luis Suárez mandó un balón al palo en un mano a mano, cuando Neymar le había metido un balón con todo a favor.

Tras la reanudación, el Barça siguió acosando la puerta de Hart con disparos lejanos, pero el portero inglés se mantuvo firme durante toda la noche, algo que no le ocurrió a Ter Stegen. El portero alemán estuvo muy cerca de liarla al intentar regatear a Agüero pegado a la banda. El argentino se la robó, pero su disparo sin mucho ángulo se encontró con la cabeza de Piqué.

El Barça empezaba a pensar más en ‘el Clásico’, pero aún así todavía tenía oportunidades para aumentar su renta. Luis Suárez falló falló otro mano a mano en una buenísima posición y Messi se encontró con Hart en otro mucho menos ventajoso. No obstante, entre una y otra ocasión Jesús Navas destrozó a la defensa azulgrana y dejó en el corazón del área un caramelo que nadie fue capaz de llevarse a la boca y que terminó con un despeje de la defensa con mucho suspense.

Hart era el mejor de su equipo con diferencia en esos momentos porque era el único capaz de ganarle a Messi en los duelos individuales, pero el partido estaba con vida todavía. De hecho, el portero fue clave en la eliminatoria hasta que llegó la gran oportunidad de Kun Agüero. Hart salvó con el pie otro cara a cara con Neymar y en la contra el delantero argentino del Manchester City provocó un penalti de Piqué.

El mejor amigo de Messi lo lanzó y corrió la misma suerte que su compatriota en el partido de ida. No lo ajustó mucho y se encontró las manos de Ter Stegen. De todas formas, el portero culé no llegó este miércoles al nivel de protagonismo de su homólogo en el equipo de Pellegrini. Después de la pena máxima, Neymar volvió a encontrarse las manos de Hart en otra salida a la desesperada de un cancerbero que estuvo muy por encima del nivel de sus compañeros. El partido murió sin más sobresaltos para el equipo español, pero Hart todavía tuvo tiempo de sacar otros tres manos a manos y desesperar a Luis Suárez, Messi y Neymar.

FC BARCELONA: Ter Stegen; Alves (Adriano, min.90+1), Piqué, Mathieu, Alba; Mascherano, Rakitic (Rafinha, min.84), Iniesta; Messi, Suárez y Neymar.

MANCHESTER CITY: Hart; Sagna, Kompany, Demichelis, Kolarov; Nasri (Navas, descanso), Touré Yaya (Bony, min.72), Fernandinho, Milner (Lampard, min.87); Silva; y Agüero.

Gol

1-0. Min.31, Rakitic.

Árbitro: Gianluca Rocchi (ITA). Amonestó a Fernandinho (min.15), Kolarov (min.20), Silva (min.27), Nasri (min.36), Demichelis (min.82) en el Manchester City.

El City es el juguete de D10S
Comentarios