jueves 12.12.2019
VALENCIA 0-1 BARCELONA

Busquets evita la debacle de Luis Enrique

El Barça lo pasó francamente mal durante los 90 minutos, pero Bravo y Busquets se disfrazaron de salvadores

La defensa valencianista estuvo especialmente fuerte. | FC Barcelona
La defensa valencianista estuvo especialmente fuerte. | FC Barcelona

El Barcelona derrotó al Valencia (0-1) con un gol de Sergio Busquets en el último instante del partido. El Valencia tuvo muchas opciones de llevarse el partido, mientras que el Barça estaba partido completamente en algunas fases, pero el equipo grande tuvo la suerte necesaria para ganar y no desengancharse de la Liga en un arreón final a la desesperada. El Barça se queja de un gol posiblemente mal anulado a Luis Suárez por fuera de juego, pero la jugada no queda clara ni en la televisión.

Los culés volvieron a generar muchas dudas, justo cuando parecía que empezaban a encontrar su fútbol. Luis Enrique está completamente perdido y apuesta cada partido por un sistema diferente, lo hace que el equipo todavía no sepa a lo que juega. Mascherano lo hizo genial solo en el pivote, pero se estorbó con la presencia de Busquets, que no está para jugar. A Xavi tampoco le da el físico para jugar solo de enganche y el técnico prefirió que en los últimos minutos jugasen otros más frescos.

Luis Enrique confió esta vez en Mascherano y Busquets en el doble pivote con Xavi por delante, mientras que el resto de jugadores fueron los mismos que brillaron entre semana en Champions. Por su parte, Nuno si respetó su idea de fútbol y colocó a Negredo de delantero centro nuevamente.

Con estos protagonistas, el partido no tuvo un dueño claro en la primera parte. Al Barça le costaba conectar a los seis de atrás con los cuatro de adelante, por mucho que los lateral y Xavi se esforzaban en darle continuidad a su fútbol.

Pese a esto, la mejor oportunidad estuvo en las botas de Luis Suárez. El uruguayo estrelló el balón en el cuerpo de Alves, después de que Neymar la dejase muerta en el área con un control que realizó en semifallo. Sin embargo, André Gomes fue cogiendo cada vez más protagonismo en el partido y el Barça cada vez encontraba menos soluciones tácticas para frenar a su rival.

Bravo también se vistió de héroe

El centrocampista portugués lo intentó con dos disparos, pero uno se fue fuera por poco y el otro terminó en el lateral de la red justo antes del descanso. Tras la reanudación, el equipo culé entró mucho más perdido en el partido que al comienzo. El Valencia tuvo una fase de dominio importante y el equipo de Luis Enrique estaba más partido que nunca.

En cambio, fue Luis Suárez el que volvió a encontrarse con otra ocasión clarísima en medio del vendaval. Diego Alves cubrió fatal un balón largo que cayó en el área pequeña y el ‘9’ azulgrana controló y se giró dentro del área con todo a favor. Tenía mucho tiempo para pensar, pero se precipitó y su remate se fue al lateral de la red.

No obstante, la ocasión no amedrentó a los locales y Rodrigo tuvo la primera clarísima de su equipo en el partido. El delantero criado en ‘La Fábrica’ se encontró un balón suelto tras la salida de un córner, pero su disparo cruzado lo sacó Piqué en la línea de gol. El partido no tenía un rumbo claro y por eso Luis Enrique decidió abortar misión y sacó a Rakitic por Mathieu, para que Mascherano volviese al centro de la defensa.

Sin embargo, el Barcelona seguía sin encontrar el rumbo y el Valencia pudo adelantarse en el marcador en un mano a mano en el que Feghouli se encontró con el pie salvador de Bravo. La velocidad del Valencia también le hizo mucho daño a la defensa culé. Todo estaba en el alambre y solo faltaba que apareciese el árbitro para que los nervios se descontrolasen.

Luis Suárez remató en una posición dudosísima un centro de Alves. El que fuera Pichichi de la Premier marcó esta vez, pero el árbitro lo anuló por fuera de juego. Había que tener mucha vista para apreciarlo en directo, pero parece que Suárez está completamente en línea. ‘Luisito’ protesto airadamente, pero el partido continuó con un ritmo endiablado.

Negredo también tuvo la suya. El Vallecano remató de volea y con el alma un centro de Gayá, pero Bravo estaba perfectamente colocado para sacar otra mano salvadora. Finalmente, el Barça se vio con el agua al cuello y se fue a por el partido, aunque los cambios de Luis Enrique tampoco fueron excesivamente ofensivos. La oleada final terminó con el gol de Busquets, que llegó al aprovechar un rechace de un remate de Rafinha que Alves sacó con el pecho.

VALENCIA: Alves, Barragán, Otamendi, Mustafi, Gayá; Fuego, Parejo (Filipe, m.83), Andre Gomes; Feghouli, Rodrigo (De Paul, m.72) y Negredo (Alcacer, m.81).

BARCELONA: Bravo, Alves, Piqué, Mathieu (Rakitic, m.67), Alba; Busquets, Mascherano, Xavi (Rafinha, m.79); Messi, Suárez (Pedro, m.79) y Neymar.

Gol

0-1, m.93; Busquets.

Árbitro: Fernández Borbalán (C. Andaluz). Amonestó por el Valencia a Barragán, Mustafi y Rodrigo, y por el Barcelona a Mathieu, Piqué y Alba.

Comentarios