miércoles 23.10.2019
ESPECTACULAR CIERRE DE AÑO

Un Barça para quitarse el sombrero

El conjunto dirigido por Ernesto Valverde finaliza el año invicto en las tres grandes competiciones con espectaculares cifras de campeón. Lograr el tercer 'triplete' de la historia del club azulgrana es el claro objetivo para la parroquia culé

Los jugadores del Barça celebran el tanto de Messi en el último 'Clásico'.
Los jugadores del Barça celebran el tanto de Messi en el último 'Clásico'.

Espectacular y brillante. Así podría definirse la temporada del Barça de Ernesto Valverde. El conjunto azulgrana llegaba al curso 17/18 con muchas dudas tras la descafeinada campaña anterior, en la que fue apeado por segundo año consecutivo en los cuartos de final de la Champions League y noqueado en la competición doméstica por su eterno rival, el Real Madrid. El título de la Copa del Rey logrado ante el Alavés en el Vicente Calderón maquilló una temporada insípida y que generó muchos interrogantes en la parroquia culé.

Se fue ‘Lucho’ y llegó Valverde. El técnico extremeño aterrizó en las oficinas del Camp Nou con el objetivo primordial de despertar un ‘titán’ que conquistó en 2015 el segundo triplete de su historia y un doblete en 2016. La tarea parecía un tanto complicada si encima añadimos la derrota de sus pupilos ante el Real Madrid en la última edición de la Supercopa de España. Sin embargo, todo dio un giro de 360 grados.

El 20 de agosto arrancó la Liga para un Barça que necesitaba resurgir de sus cenizas y sacar toda su garra que le hizo cosechar una gran cantidad de éxitos hace relativamente poco tiempo. Los culés salieron victoriosos de sus compromisos ligueros en las siete primeras jornadas y fue en la octava cuando tuvieron el primer pinchazo en la competición doméstica, ante el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano (1-1). Tras la visita al nuevo e imponente ‘templo’ rojiblanco, los blaugranas volvieron a sumar de tres en tres en sus siguientes cuatro duelos ligueros, en los que destaca el triunfo logrado ante el Athletic en el siempre complicado San Mamés (0-2).

Después de estos cuatro enfrentamientos, la siguiente parada para el cuadro azulgrana fue Mestalla, donde se mediría al Valencia de Marcelino García Toral, segundo clasificado por aquel entonces. La afición ché hizo de su feudo una auténtica olla a presión, un ambiente espectacular propio de los choques de gran altura. El partido, marcado por la polémica tras la anulación del gol legal de Messi en la primera parte que suponía el 0-1, finalizó en tablas (1-1). El empate fue bien visto por la parroquia valencianista pero no por la culé, ya que los suyos perdieron la gran oportunidad de dar un golpe importante en la mesa y distanciarse aún más de sus principales rivales por el título liguero.

Victoria en el ‘Clásico’, broche de oro al 2017

Tras el empate cosechado en tierras valencianas y el del Celta en el Camp Nou la siguiente jornada (el único encuentro en el que el Barça perdió puntos como local), los culés se plantaron en el Bernabéu con una gran motivación después de vencer a domicilio al Villarreal por 0-2 y al Deportivo por un contundente 4-0. Con once puntos por encima del Real Madrid, el conjunto blaugrana asaltó por tercera temporada consecutiva el estadio merengue, algo que en la historia de la Liga solo consiguió hacer el Atlético de Madrid (campañas 13/14, 14/15 y 15/16).

Los hombres de Valverde se fueron a Navidades con una sonrisa de oreja a oreja tras haber vencido al eterno rival por un aplastante 0-3 que desató la euforia del madridismo y que puso aún más tierra de por medio en su lucha particular por el título: 14 puntos de diferencia. A la victoria lograda en Concha Espina se unieron las derrotas del Atlético (segundo clasificado) ante el Espanyol y Valencia (tercero) ante el Eibar. Jornada redonda que sirvió al Barça para proclamarse matemáticamente campeón de invierno y obtener un mayor número de papeletas para alzar su vigésimo quinto título liguero.

Viento en popa en Champions y Copa del Rey

Además de finalizar el año invicto y líder en solitario en Liga, el Barça también ha arrasado en la máxima competición continental y en el torneo del K.O. En la Champions accedió a octavos como primero de grupo y sin conocer la derrota. En la primera jornada ‘barrió’ a la Juventus de Allegri (subcampeona de la pasada edición) en el Camp Nou al endosarle un 3-0 que hizo vibrar a la afición culé y creer en la consecución de la sexta ‘Orejona’. Messi fue el hombre del partido por su brillante actuación durante los noventa minutos reglamentarios y por sus dos vitales goles que hicieron temblar la portería del mítico guardameta italiano Gianluigi Buffon.

En lo que respecta a la Copa del Rey, el Barça fue un rodillo con el Real Murcia (equipo que milita en Segunda B) en la ronda de dieciseisavos de final. En la Nueva Condomina venció por un contundente 0-3, mientras que en el Camp Nou le endosó una ‘manita’ para completar un espectacular global de 8-0. Su próximo rival en este torneo será el Celta de Vigo, un rival rocoso que ya eliminó al Real Madrid en los cuartos de final de la pasada edición.

Comentarios