domingo 08.12.2019

El Barça humilla al Madrid y el Bernabéu se revuelve contra Florentino Pérez

El equipo merengue jugó un partido de pena en el que nadie dio la talla y el Barça abusó de los blancos durante todo el choque. El proyecto de Benítez queda en entredicho y el madridismo se empieza a cansar de hacer el ridículo contra el eterno rival

celebracion
celebracion

El Real Madrid se queda a seis puntos del Barcelona en la Liga, tras un partido muy desequilibrado en el que el Barcelona manejó a su máximo rival como si fuera un juguete. El equipo blanco no tuvo equilibrio en ningún momento y demostró que a estas alturas de la temporada no tiene ningún plan de juego. Ni un solo jugador está en plena forma y preocupa especialmente el papel de Ramos, Danilo, Benzema y Bale.

En cambio, en el lado culé todo son sonrisas. Neymar y Luis Suárez masacraron a los blancos, sin necesidad de que apareciera en escena el mejor Messi, que solo jugó un rato en la segunda mitad. Este sábado el Barça fue mejor equipo que el Madrid en todo y el Bernabéu ya está cansado de ver una y otra vez la misma película.

El himno del Madrid sonó a todo volumen cuando terminó el partido, pero eso no consiguió tapar los gritos de “Florentino, dimisión” que también se escucharon en el descanso y tras los últimos goles. La gente ya está cansada de un presidente que llegó al club en 2000 y que tiene unas estadísticas muy dolorosas contra el Barça. Dentro de cuatro días hay una sentencia que puede obligar a Pérez a convocar elecciones y, por primera vez, el que durante mucho tiempo fue un ‘ser superior’ está claramente en la cuerda floja.  

Benítez quiso jugar al ataque con el que parecía que iba a ser el once tipo a principio de temporada. Se dejó en el banquillo a Casemiro, para salir con un equipo que agradara a su presidente y el tiro le salió por la culata. Luis Enrique no apostó por Messi de inicio, dio la alternativa a Sergi Roberto y animó a los suyos a hacer lo que mejor saben.

El Madrid entró con ganas de presionar al duelo y tocó durante los primeros minutos, pero el Barça se asentó mejor en el terreno de juego y rápidamente se vio que el dominio blanco no era más que un espejismo. El equipo catalán es en estos momentos mucho más compacto y lo demostró con una templanza admirable. El grupo de Luis Enrique le puso cloroformo al partido con sus típicas posesiones eternas, mientras que el Bernabéu admiraba el ir y venir del balón en un silencio interminable que solo se rompía con las apariciones de Piqué.

El Barça jugó el mejor partido de la temporada

Además, el primer gol culé no tardó en llegar porque Ramos perdió el sitio y Sergi Roberto estuvo inteligente para encarar a Varane. El francés tuvo que dejar la marca de Luis Suárez y el canterano azulgrana se la pasó al uruguayo en cuanto tuvo la opción. Después, ‘Luisito’ definió como los ángeles y la puso muy lejos del alcance de Keylor Navas con el exterior de su pierna derecha.

A continuación, el horror se apoderó del juego de los de Benítez, que fueron incapaces de dar dos pases seguidos con criterio en toda la primera mitad. El equipo presionaba con muchísimo desorden, mientras que James fue el único que lo probó con un disparo lejano, que no sorprendió a Claudio Bravo. Benzema parecía un alma en pena con su trote cansino por el campo, mientras que Bale corría como un pollo sin cabeza y Cristiano era el único que quería el balón.

Sin embargo, el Barça dejó de apretar durante unos minutos y parecía que la tormenta ya había pasado, cuando Iniesta consiguió encontrar a Neymar completamente solo en la banda de Danilo. El ‘11’ del Barça, que partió en ligero fuera de juego, la cruzó y Keylor no estuvo del todo afortunado en su intervención, ya que el balón le pasó entre los brazos. Por si fuera poco, Neymar volvió a hacer diabluras en el descanso y entró hasta línea de fondo como Pedro por su casa, puso el balón atrás a Luis Suárez con Keylor superado, pero Marcelo llegó a meter la cabeza para sacar el balón en la misma línea.

Por todo eso, el Bernabéu despidió a los suyos al grito de “Florentino, dimisión” y muchos socios sacaron sus pañuelos. En cambio, los futbolistas tenían el deber de intentarlo en la segunda parte y Marcelo mandó un balón al lateral de la red nada más reanudarse el encuentro. James también lo probó con otro lanzamiento lejano que obligó a Bravo a emplearse a fondo, pero no era el día del Madrid.

El Barça sabía que, con el marcador a favor, el resultado podía ser escandaloso si jugaba con los nervios de su rival, y así lo hizo. El equipo culé encontró a Neymar dentro del área. El brasileño la dejó de tacón ante la llegada de Iniesta, que la puso en la mismísima escuadra para hacer el tercero. En ese momento, el grito contra el palco fue todavía más sonoro. Poco después, Luis Suárez pudo hacer el cuarto en un balón que mandó al lateral de la red y en el estadio solo la Grada Joven de Florentino silenciaba los “oles” ante los toques del eterno rival. En cambio, el Barça tampoco demostró en esos minutos demasiadas ganas de hacer sangre, aunque las jugadas de peligro caían por si solas.

Cristiano falló un claro mano a mano con Bravo, en el que el chileno aguantó a la perfección a pie quieto, en la única oportunidad clara de los blancos en todo el partido. El Madrid pudo acortar distancias, pero en la siguiente jugada de peligro se encontró otro sopapo. Jordi Alba encontró a Luis Suárez al espacio y el ‘9’ tumbó a Keylor Navas con sus amagos antes de colocarla con suavidad en la red. Después, Isco, que dejó algunos gestos técnicos de nivel, perdió los nervios y se autoexpulsó al darle una patada inadmisible a Neymar en la rodilla. Finalmente, Bravo paró varios cabezazos potentes de Benzema y Cristiano, mientras que Munir falló un gol cantado y provocó el enfado de Piqué, que quería el quinto.

REAL MADRID: Navas; Danilo, Ramos, Varane, Marcelo (Carvajal, min.59); Modric, Kroos, James (Isco, min.55); Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.

FC BARCELONA: Bravo; Alves, Piqué, Mascherano (Mathieu, min.28), Alba; Busquets, Sergi Roberto, Rakitic (Messi, min.56), Iniesta (Munir, min.77); Luis Suárez y Neymar.

Goles

0 - 1, min.11, Luis Suárez.

0 - 2, min.39, Neymar.

0 - 3, min.53, Iniesta.

0 - 4, min.74, Suárez.

Árbitro: Fernández Borbalán (C.Andaluz). Amonestó a James (min.23), Ramos (min.51) y Carvajal (min.83) por parte del Real Madrid. Y a Alves (min.31) y Busquets (min.93) en el Barcelona. Expulsó a Isco (min.84) por roja directa en el Madrid.

Comentarios