viernes 14/5/21
ESPANYOL 1-3 ATLéTICO

El Atlético no se rinde

El conjunto de Simeone se sitúa a tres puntos del Barcelona con un partido más. El Espanyol abrió el marcador con un tanto de Diop, pero Torres neutralizó la diferencia con un gol antes del descanso. Griezmann puso por delante a los rojiblancos y Koke, con espacios, sentenció el duelo

640x360_09194143img_2815_1
El Atlético festeja uno de sus tantos. | Laliga

El Atlético de Madrid no se rinde y presiona al Barcelona antes del decisivo duelo de Champions. El Espanyol abrió el marcador a balón parado, con un gran cabezazo de Diop, pero la respuesta de los rojiblancos fue inmediata. Fernando Torres refrendó su buen momento al firmar el empate antes del descanso. En el segundo periodo, la superioridad de los pupilos de Simeone fue manifiesta. Griezmann no faltó a su cita con el gol y Koke, a la contra, sentenció el duelo a escasos minutos de la conclusión. Los colchoneros se sitúan a sólo tres puntos de los azulgranas.

Control del Atlético

La posibilidad del Atlético de situarse, de forma momentánea, a tres puntos del Barcelona, llevo a Simeone a alinear un once de gala e ignorar el decisivo duelo del próximo miércoles. Y arrancaron con su versión más ofensiva los colchoneros, que se hicieron dueños de la posesión ante un Espanyol que no proponía nada. Carrasco asumió el papel protagonista en los primeros minutos, se dejó ver en ambas bandas y desequilibró de forma constante. Un centro cerrado suyo fue la primera acción de peligro del partido, en torno al minuto diez.  El Atlético, bien posicionado, robaba rápido tras pérdida, ante un Espanyol que se apoyaba excesivamente en Diop.

Transcurrido el primer cuarto de hora los rojiblancos dispusieron de su mejor oportunidad, gracias a una acción individual de Torres. El delantero, tras un saque de banda, dejó pasar el esférico, ganó por velocidad a su marca y buscó la escuadra, pero se topó con el larguero. Poco después Carrasco puso en serios aprietos a Pau. Eran los mejores minutos de los visitantes, pero el Espanyol halló en la contra una vía para hacer daño en la zaga de Simeone. Así con veloces transiciones, Gerard Moreno encontró dos situaciones para anotar, aunque en ambas respondió bien Oblak.

Diop abre la lata y Torres pone de nuevo las tablas        

Pese a las esporádicas llegadas de los locales, el Atlético se mantenía como dominador. Sin embargo, casi cumplida la media hora, los rojiblancos iban a recibir de su propia medicina. Asensio botó un saque de esquina al primer palo y allí esperaba Diop, que con un potente cabezazo cruzado ponía por delante a los suyos. Ahí el duelo entró en un escenario de mayor equidad, donde las posesiones se alternaban de forma continua entre ambos conjuntos. Pero el Atlético también halló un resquicio en la defensa azulona: la zona de tres cuartos de campo. Con la línea adelantada, el conjunto de Galça asumía un cierto riesgo que entre Koke y Torres supieron aprovechar.

El mediocentro metió un buen balón alto entre líneas para el ariete. Fernando, con dos rivales cerca, bajó el balón con el pecho y batió a Pau con un derechazo que refrenda el buen momento que atraviesa el de Fuenlabrada. El duelo, que había comenzado algo trabado, encontraba dinamismo con la variedad de ocasiones que se sucedían. El Espanyol encontraba su mejor opción en los balones colgados al área, donde Lucas y Godín no respondieron acostumbran. Ahí Víctor Sánchez pudo desequilibrar la balanza, pero su cabezazo se marchó desviado. También la tuvo Griezmann, pero el marcador no se movió antes del descanso.  

El Atlético obra la remontada

El segundo periodo inició con menos fluidez en el juego. El Espanyol mantuvo su apuesta por un partido físico, con la intención de ver acrecentadas sus posibilidades al final. El Atlético, presionaba en campo contrario, pera aprovecharse del mínimo errar. El partido no tenía dueño y la batalla se presentaba en el centro del campo. Las ocasiones no llegaron  hasta el minuto 58, cuando los rojiblancos, insistentes en acceder por la zona central, crearon una excelsa jugada. Augusto conectó con Torres y este, en la frontal, cedió para Koke. El medioncentro, de nuevo decisivo, dejó sólo a Griezmann, que definió a la perfección para colocar el 1-2.

Un aire oportuno para Simeone, que ya tenía dos hombres preparados en la banda. Thomas y Correa entraron en detrimento de Griezmann y Carrasco, ante el inminente duelo de Champions ante el Barcelona el próximo miércoles. Galça, consciente de la necesidad de los puntos, apostó por introducir otro punta, Caicedo. No obstante, el Espanyol no encontraba la opción de crear peligro, con el Atlético bien posicionado atrás, siempre con la ayuda inestimable de Gabi.

Y el físico se volvió en contra de los locales, dada la situación del partido. Los blanquiazules acumularon varios hombres en zona de tres cuartos de campo y a la hora de replegar siempre llegaban tarde. El Atlético lo aprovechó para salir rápido, con transiciones largas. Y las ocasiones fueron varias. Primero Torres, desde lejos, y Koke, en el área pequeña, pudieron sentenciar el encuentro. Tras muchas contras erradas y después de un susto de Marco Asensio, al fin llegó la sentencia de los visitantes, con Koke y Torres como artífices, para redondear su actuación.

El centrocampista abrió a la derecha para Fernando y se incorporó al área pequeña. El delantero apuró línea de fondo y le sirvió el balón a su compañero para que firmara el 1-3. Correa pudo hacer el cuarto, pero su remate se estrelló en el lateral de la red. El Espanyol no inquietó a los colchoneros ni en los minutos finales. Triunfo que permite a los rojiblancos situarse a tres puntos del Barcelona, antes del decisivo duelo de Champions.

Comentarios