lunes 16.12.2019
ATLÉTICO DE MADRID

2018, el año más esperado por la familia rojiblanca

El conjunto de Diego Pablo Simeone tiene puesto el punto de mira única y exclusivamente en el próximo año, en el que peleará al máximo por todos los objetivos que el técnico argentino tiene encima de la mesa. Diego Costa, quien volverá a enfundarse la elástica rojiblanca, y Vitolo son ahora los principales atractivos de una afición que quiere ver en ellos dos pilares fundamentales en el resurgir del Atlético

El Wanda Metropolitano jugará un papel esencial para el Atlético el próximo año.
El Wanda Metropolitano jugará un papel esencial para el Atlético el próximo año.

El Atlético de Madrid ya prepara el próximo año con grandes dosis de emoción y entusiasmo. Los rojiblancos quieren comenzar con buen pie el 2018 y dejar atrás los duros golpes sufridos a lo largo de estos últimos meses, marcados por la ansiedad y cierta irregularidad, que entre otras cosas desembocaron en la eliminación de la Champions League. La máxima competición continental ha sido un escaparate en el que los pupilos del ‘Cholo’ no solo se han ganado un mayor reconocimiento por parte de los amantes del deporte rey en los últimos años, sino que también ha aportado grandes cantidades a las arcas del club madrileño.

A pesar de todo, el Atlético jugará la Europa League, un torneo que le trae muy buenos recuerdos por sus conquistas en 2010 y 2012, las cuales le permitieron levantar la cabeza y el estado de ánimo en un contexto marcado por la inestabilidad total y absoluta. Aunque son muchos colchoneros los que ya no miran con los mismos ojos esta competición, el conjunto de Simeone (claro favorito para alzar el título en la final de Lyon) luchará por ella desde la ronda de dieciseisavos de final, donde se medirá al Copenhague, con el objetivo de llevar ‘La Tercera’ a las vitrinas del Wanda Metropolitano y, sobre todo, asegurar una plaza en la fase de grupos de la próxima edición de la Champions, en la que la nueva casa del Atlético será la sede de la final.

En lo referente a la competición doméstica, los de Simeone han mejorado los registros respecto a la pasada campaña liguera y todavía no han caído derrotados en casa. A estas alturas del campeonato (jornada 17) el Atlético era cuarto con 31 puntos, mientras que en el curso actual es segundo, con 36. Eso sí, en ambas temporadas las distancias con líder de la clasificación (Barcelona este campaña, Real Madrid en la anterior) eran las mismas: nueve puntos de diferencia.

La derrota por la mínima cosechada el pasado viernes en Cornellà-El Prat ante el Espanyol dejó al Atlético en la misma situación en la tabla y no empeoró el duelo con sus principales perseguidores (Valencia y Real Madrid). Sin embargo, propició que los rojiblancos dieran un paso atrás en su lucha por el título de Liga, ya que el Barcelona se llevó los tres puntos en su visita al Santiago Bernabéu y se distanció aún más de ellos.

Diego Costa y Vitolo, dos ‘guerreros’ listos para enfundarse la rojiblanca

A escasos días de finalizar la sanción que la FIFA impuso al Atlético de no inscribir jugadores hasta el mes de enero, la parroquia rojiblanca espera ansiosa ver con la elástica rojiblanca a Diego Costa y Vitolo, dos jugadores que aportarán a la plantilla un mayor fondo de armario y de los que se espera un gran rendimiento para lograr los objetivos marcados por el ‘Cholo’. El de Lagarto fue una pieza fundamental para el Atlético en las temporadas 12/13 y 13/14. Su gran aportación sobre el césped fue esencial para las conquistas de la Copa del Rey y la Liga, dos títulos que los rojiblancos no levantaban desde 1996, año del famoso ‘Doblete’.

A pesar de que los pupilos de Simeone han dejado luces y sombras por el camino en la presente temporada, la familia colchonera espera como agua de mayo el 2018 para ver a sus dos nuevas estrellas sobre el verde y, sobre todo, al equipo con las energías totalmente renovadas. El primer duelo del año será ante el Lleida (3 de enero) en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey. Tres días después, el día de Reyes, la afición recibirá el regalo que tanto tiempo ha esperado en los últimos meses: ver a Costa vestido de rojiblanco en el Wanda Metropolitano ante el recién ascendido Getafe de José Bordalás.

Comentarios