jueves 21.11.2019

El Pacto de Toledo acuerda elevar a 20 años la base para calcular las pensiones

Sobre lo que aún no hay consenso es sobre el retraso de la edad de jubilación de 65 a 67 años

La portavoz parlamentaria socialista en la Comisión del Pacto de Toledo, Isabel López i Chamosa, afirmó hoy que entre los partidos que lo integran uno de los "consensos más generales que hay" es elevar de los actuales 15 años a 20 el tiempo que se tiene en cuenta para calcular la cuantía de la pensión.

En declaraciones a la prensa antes de participar en la reunión del Pacto de Toledo, López i Chamosa explicó que ese incremento de años del cómputo para calcular una prestación "no perjudica excesivamente a nadie", porque se aplicaría de "muy poco a poco".

Sin embargo, López i Chamosa descartó que, en la reunión convocada este miércoles y el jueves del Pacto de Toledo, se pueda alcanzar un acuerdo, ya que la intención es retomar las negociaciones tras el parón del verano.

En su opinión, entre los puntos más difíciles para el acuerdo destaca la elevación en dos años (de los 65 actuales a 67) la edad legal de jubilación, tal y como ha propuesto el Gobierno en su propuesta de reforma.

También antes de entrar a la reunión, los portavoces del PP, Tomás Burgos, de CiU, Carles Campuzano, y de ERC-IU-ICV, Gaspar Llamazares, descartaron que de la reunión pueda salir un acuerdo de reforma de las pensiones.

Al respecto, Burgos criticó que el Gobierno está incumpliendo de forma "flagrante" el Pacto de Toledo, con medidas como la congelación de las pensiones contributivas en 2011 y la "ruptura de la caja única" con las transferencias al País Vasco de la gestión de las bonificaciones a la contratación.

Para Burgos, la primera condición para reeditar el Pacto de Toledo es establecer el "grado de compromiso de su cumplimiento", algo que no está haciendo el Gobierno, denunció.

Llamazares advirtió de que se está en el peor momento, por la crisis, y en el peor ambiente, por las presiones del Gobierno, para llegar a un acuerdo, que sólo puede traer "el desacuerdo o un recorte duro de las pensiones" con motivo de la elevación de la edad de jubilación.

Campuzano dijo que hay que lograr que en las "próximas semanas o meses" se alcancen reformas que garanticen el futuro del sistema y mejoren la protección social, para lo que es necesario tener "tranquilidad" y dudo que en 48 horas se cierre algo.

Hay que poner "mucho aceite" para que la "máquina" del Pacto de Toledo funcione y termine bien, precisó Campuzano, quien dijo no sentirse presionado por el Gobierno.