viernes 18.10.2019

La economía alemana registra un inesperado crecimiento del 0,2% hasta marzo

El PIB francés modera su crecimiento al 0,1% en el primer trimestre por la caída de la demanda

La economía alemana registró un inesperado crecimiento de su Producto Interior Bruto del 0,2% en el primer trimestre de este año frente al trimestre anterior, según anunció hoy la Oficina Federal de Estadística. Por su parte, la francesa moderó su crecimiento en el primer trimestre del año, cuando su PIB progresó un 0,1%, cuatro décimas menos que en el último trimestre del 2009, un frenazo debido a la moderación del consumo interno, según informó Estadística.


Los economistas de la oficina alemana con sede en la ciudad de Wiesbaden, en el centro del país, destacaron además que en el presente trimestre se espera un crecimiento del PIB aún mayor, que podría alcanzar el 1,0%.

El aumento del PIB en el primer trimestre resultó inesperado, ya que, debido al largo invierno, que afectó negativamente a la construcción, los expertos de Wiesbaden contaban incluso en sus cálculos previos con un retroceso del 0,1%.

La Oficina Federal de Estadística corrigió igualmente al alza sus cifras para el último trimestre del 2009, para el que había comunicado anteriormente un estancamiento del PIB, que finalmente registró también un aumento del 0,2%.

"La tendencia al alza de la economía alemana que pudo apreciarse en el segundo (+0,4%) y tercer trimestre (+0,7%) del 2009 se debilitó un poco, pero mantiene su continuidad pese al largo y duro invierno", destaca el informe. Con ello, el rendimiento económico de Alemania no sufrió en todo el 2009 un retroceso del 5,0%, sino del 4,9% en base a los cálculos corregidos.

Los expertos de Wiesbaden subrayaron que, por primera vez desde el tercer trimestre del 2008, en el primer trimestre de este año se registró un aumento del PIB también frente al mismo trimestre del año anterior.

En este caso el aumento comparativo del rendimiento económico de Alemania entre los primeros trimestres del este ejercicio y los del 2009 fue del 1,7%.

Debido a la crisis económica y financiera mundial Alemania se ha visto sumida en la mayor recesión desde la Segunda Guerra Mundial.

Los economistas de Wiesbaden señalan en su informe que "los impulsos positivos en la comparación trimestral parten de las inversiones en equipamientos y de las exportaciones".

"Además, la acumulación de reservas y el aumento del consumo público han contribuido a compensar las influencias negativas de las inversiones en la construcción, el gasto en el consumo privado y las importaciones", señala finalmente el comunicado.

Por su parte, El Instituto Nacional de Estadística (INSEE) francés revisó, además, a la baja los datos de crecimiento de los dos últimos años. Así, en el 2008 el crecimiento del PIB fue del 0,1%, dos décimas menos de lo estimado inicialmente, mientras que en el año pasado la economía se contrajo un 2,5%, 0,3 puntos más que lo indicado.

En el primer trimestre del año, los franceses redujeron sus gastos en productos manufacturados (-1,9%), una partida que había tirado del consumo interno en el periodo anterior (+2,8%), lo que estabilizó la demanda interna que había progresado un 0,9% en los tres últimos meses del año pasado, señaló en un comunicado.

En particular cayeron los gastos en la compra de vehículos un 7,4%, un descenso que se explica por la reducción desde el pasado 1 de enero de las ayudas públicas a la adquisición de vehículos que estimularon este sector en el cuarto trimestre del 2009 (+7,7%), explicó. En cambio, el rigor del invierno hizo progresar un 2,9% los gastos energéticos de los franceses.

La producción de bienes y servicios desaceleró el crecimiento registrado en el trimestre anterior (+0,6%) y creció apenas un 0,2%. Se estabilizó la producción de bienes, redujo su crecimiento la de productos manufacturados y progresó fuertemente la producción energética (+3,9%), mientras que se mantuvo estable la producción de servicios.

Moderó su caída la inversión, que se redujo en el primer trimestre un 0,8% tras la caída del 1,1% del anterior. Particularmente significativa fue la reducción de la inversión pública, que cayó un 1,2% ante los problemas derivados del clima.

Las exportaciones aumentaron de forma significativa en el trimestre, un 3,9% impulsadas por el dinamismo de los bienes manufacturados (+5,2%) y por la mejora de las ventas de energía (+6%), que habían caído de forma importante en los tres últimos meses del 2009 (-13,4%).

Las importaciones frenaron su crecimiento, que se situó en el 2%, seis décimas menos que en el trimestre anterior, afectadas por la caída de las compras de automóviles y de bienes de consumo.

Las variaciones de productos almacenados contribuyeron negativamente en un 0,1% al crecimiento del PIB.