lunes 25.05.2020
EN LIBERTAD LOS CUATRO ULTRAS ACUSADOS DE LA MUERTE DEL HINCHA DEL DEPOR

“El chico de mi vídeo no era ‘Jimmy’”

El juez ha dejado en libertad a los cuatro acusados de la muerte de Javier Romero Taboada, ultra del Depor. El testimonio del taxista que grabó el vídeo y el de un agente de movilidad demuestran que los seguidores del Frente Atlético que aparecen en las imágenes no están tirando a 'Jimmy', sino a otro hincha deportivista. Los acusados han pasado cuatro meses en prisión preventiva

Momento del vídeo de Ismael L., en el que un ultra es arrojado al río. No era 'Jimmy'.
Momento del vídeo de Ismael L., en el que un ultra es arrojado al río. No era 'Jimmy'.

“Yo no sé quién es ‘Jimmy’, lo que yo sé es que el chico que sale en mi vídeo salió del agua ayudado por los policías y no murió”. La declaración ante el juez instructor de Ismael L., testigo y autor de un vídeo utilizado por la Policía científica para incriminar a cuatro ultras del frente Atlético en la muerte de Francisco Javier Romero Taboada, alias 'Jimmy', ha sido clave para que los cuatro fueran puestos en libertad tras cuatro meses en prisión preventiva. Se declaración es muy parecida a la del agente de movilidad que aparece en el mismo vídeo. El hincha del Depor que aparece lanzado al río no es ‘Jimmy’. Así, la acusación y la investigación policial por la reyerta y muerte del ultra del Deportivo de La Coruña quedan gravemente en cuestión.

El titular del Juzgado de Instrucción nº 20 de Madrid ha decretado libertad para los cuatro acusados del asesinato de Francisco Javier Romero Taboada, alias 'Jimmy'. El juez mandó a prisión a los acusados el pasado 18 de enero, tras la investigación de la muerte de 'Jimmy' en la reyerta entre ultras del Depor y miembros del Frente Atlético, el pasado 20 de noviembre.

Las declaraciones de los dos testigos han sido absolutamente reveladoras y, según una fuente judicial “de un realismo abrumador”. Ismael L. ha explicado a EstrellaDigital.es que “el tío que yo grabo sale a nado del río. En mi vídeo no se ve casi nada más”. Fuentes judiciales aseguran a este diario que en la imagen –que fue difundida por numerosos medios esos días– aparece a la derecha un ultra del Depor arrojado al río por cuatro hinchas del Frente Atlético. La Policía tomó a ese hincha por ‘Jimmy’ y realizó una ardua labor de identificación usando redes sociales y cámaras de seguridad para concluir que eran Ismael López, Sergio Santiago, Francisco Jiménez y José Luis Zarzoso, todos ellos simpatizantes del Frente Atlético. Pero en el mismo vídeo se ve sin posibilidad de identificación a la izquierda, como se lanza al río a otra persona. “Ese debía ser ‘Jimmy’, al que sacaron los bomberos”, cuenta Ismael L. a EstrellaDigital.es en exclusiva.

Imagen de la investigación policial, muerte de Jimmy, frente atlético

Uno de los documentos de la investigación policial para identificar a los presuntos autores de la muerte de 'Jimmy'

Ismael L., taxista de origen libanés –no pakistaní como dice la Policía en el Sumario–, estaba el primero en la parada de taxis ribereña al Manzanares cuando se enzarzaron los dos grupos de ultras. “Parecía una guerra, era horroroso”, explica a este diario. La Policía bloqueó su vehículo y él sacó el móvil grabó la dantesca escena.

La misma escena que ha descrito con enorme viveza el agente de movilidad que aparece en las mismas imágenes. Y ha contado al juez que esa persona salió a nado ayudado por agentes de la Policía Municipal. “Él encima pensaba que estaba incriminando a los ultras, ni siquiera sabía que se había cometido el error tan tremendo con el vídeo”, explica una fuente judicial.

Pero además de su vídeo, Ismael L. fue testigo de todo lo que pasó, con su taxi bloqueado y parado. “Al otro se le oía gritar, pedir ayuda, pero se pasó un rato muy largo en el agua. El caso que había unos policías en el puente que lo estaban viendo, aunque al final fueron los bomberos los que lo sacaron”, narra a este diario.

‘Jimmy’ estaba ya herido de muerte cuando salió del agua. Sufrió varias paradas cardiorespiratorias y fue llevado de urgencia a un hospital, donde poco después moriría en lo que ha sido el último episodio de violencia ultra del fútbol español. Tras su muerte la Liga de Fútbol y autoridades de Interior han endurecido las condiciones de acceso a los estadios.

También fue el arranque la ‘Operación Neptuno’ de la Policía, que supuso la detención de 41 hinchas de ambos bandos enfrentados aquella brumosa mañana en el Manzanares. La quedada se había gestado unos días antes vía móvil y el autobús de los Riazor Blues –facción ultra de seguidores del Depor– fue guiado por un coche lanzadera hasta las inmediaciones del bar donde se concentran los ultras del Frente Atlético. Entre los detenidos, los cuatro acusados de la muerte de Romero Taboada. Fotos en redes sociales, cámaras de seguridad y un minucioso trabajo concluyeron que las cuatro personas del vídeo de Ismael L. eran Ismael López, Sergio Santiago, Francisco Jiménez y José Luis Zarzoso. Solo que quien caía al agua ahora se sabe que no era el fallecido.

Se da la circunstancia de que esta ha sido la primera declaración en la que ha estado presente el juez titular del Juzgado número 20. Hasta ahora era una juez suplente quien se ha encargado de la instrucción de este caso que acumula numerosos tomos de Sumario.

Ismael L. entregó el vídeo a la Policía porque pensaba que podía ayudar a esclarecer la muerte del hincha del Depor. Ayer por la mañana declaró por primera vez en el juzgado, y su testimonio fue demoledor. Con una sonrisa tímida explica que está preocupado. Una abogada le ha preguntado por la extensión del vídeo –que ya no está en su móvil–, con los nervios de estar ante un juez, “le he dicho que unos 12 minutos porque no me acordaba. Resulta que lo tengo en la tablet y en casa he visto que solo dura un minuto y pico. Ahora tendré que volver a declarar, seguro, joder, que pesadilla”.



Comentarios