Lunes 10.12.2018
El agresor acusa a la agredida, como le aconsejaron los Mossos

Denuncia por erosiones en la piel a la mujer a la que machacó la nariz por quitar lazos

El agresor declara a los mossos que efectivamente se peleó con la mujer pero omite decir que le dio un puñetazo en la cara y que no milita en partido político alguno. Y la acusa en su denuncia de provocarle varias "erosiones" en la piel

 

 

No uno, sino dos lapsus ante la policía. Joan Bautista Gispert, de 56 años,  compareció en la comisaría del distrito barcelonés de Ciutat Vella a las 17 horas y 15 minutos del domingo para denunciar que había sido víctima de "erosiones en la piel" por parte de Lidia C., la esposa de un militante de Ciudadanos a la que agredió cuando ésta retiraba, y según él lanzaba al suelo, lazos amarillos frente al parque de la Ciudadela de Barcelona.

Gispert se personó en el Área Básica  Policial (ABP) del barrio donde vive con el parte médico que minutos antes le habían facilitado los facultativos a los que había acudido. Con ello seguía los pasos que le habían aconsejado los mossos: acreditar sus lesiones en un centro médico y luego denunciar a la agredida, como adelantó Estrella Digital.

"Pelea sin más"

Explicó la película de los hechos acaecidos a las 12 horas del pasado domingo cuando se enfrentó a una mujer que según él “retiraba lazos y los tiraba al suelo frente al parque de la Ciudadela”. Narra que recriminó a la mujer su incivismo y que ensuciase la vía pública. Reconoce que la llegó a coger por la nuca "porque ella no le hacia caso", dice que cayeron al suelo y que entonces se pelearon pero omite decir, tal y como sí reconoció en declaraciones a este medio, que le propinó un severo puñetazo en la cara que le causó graves lesiones en el tabique nasal.

¿Hubo o no componente político?

Tampoco ha explicado ante la policía que su actuación estuvo exenta  de connotaciones políticas tal y como se apresuró a explicar inicialmente. En la denuncia se ha limitado a decir que “me puse nervioso ante la conducta de la mujer”, pero no ha justificado la falta de motivación ideológica en su actuación  alegando, como así lo hizo en declaraciones a Estrella Digital, que se trataba de un hombre literalmente “apolítico”.

Dos olvidos o dos descuidos intencionados, según se mire, que no han evitado que los mossos, ahora, entiendan que quizá sí hay un componente de odio y discriminación en la actuación de Joan Bautista y por ello remitirán el caso a la Fiscalía contra la xenofobia, el odio y la discriminación que dirige el fiscal Miguel Ángel Aguilar.

Arañazos en cara y cuello

En su comparecencia ante los mossos, a la que ha tenido acceso Estrella Digital, Joan Bautista Gispert ha aportado el parte de lesiones que sufrió. Según este documento facultativo, el denunciante presenta “cuatro erosiones longitudinales  en la cara lateral derecha del cuello, más otras de 3 cm en el lado izquierdo del cuello,  tres erosiones de 2 cm en la comisura bucal,  erosión nasal izquierda de 1 cm,  contusión frontal con equimosis de 1 centímetro, más erosión de 9 cm en la cara interior del antebrazo izquierdo”.