Martes 21.05.2019
juicio por el 'caso gürtel'

El abogado de Correa negocia desde mañana un acuerdo con la Fiscalía

El cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, va a negociar finalmente con la Fiscalía, según ha sabido en exclusiva Estrella Digital. Correa se enfrenta globalmente a más de 300 años de cárcel en los ocho juicios que aún tiene pendientes

Francisco Correa, con chaqueta marrón, junto a Pablo Crespo en una sesión del juicio Gürtel 1. | ED
Francisco Correa, con chaqueta marrón, junto a Pablo Crespo en una sesión del juicio Gürtel 1. | ED

Juan Carlos Navarro, abogado de Francisco Correa, se sentará desde mañana con la Fiscalía para negociar un pacto para los juicios restantes de la trama Gürtel. Correa, a quien se considera cabecilla de esta trama de corrupción, ha sido ya condenado a 13 años de cárcel en una primera causa en Valencia. Ahora se le juzga en el macro juicio llamado Gürtel 1, en la Audiencia Nacional, pero los jueces ya han decretado prisión y de hecho está en una institución penitenciaria. No obstante, por delante quedan aún varias causas pendientes de ser juzgadas.

La posibilidad –temor para algún acusado– de que Francisco Correa pactara con la Fiscalía ha estado rondando desde que comenzó el juicio por Gürtel 1. Según sospechaban varios imputados en la causa, Correa podría pactar suministrar información a la Fiscalía, una confesión, a cambio de una reducción en la petición de penas de la Fiscalía, o bien proteger alguno de sus personas más cercanas que también están imputadas, como su exmujer Carmen Rodríguez Quijano. Rodríguez Quijano también se enfrenta a varios juicios por la trama de corrupción, con peticiones de cárcel de muchos años.

Según ha podido saber en exclusiva Estrella Digital de fuentes judiciales, esa negociación comenzará mañana mismo. El encargado por Francisco Correa para llevarla a cabo va a ser su letrado, Juan Carlos Navarro. Correa se enfrenta globalmente a ocho juicios –125 años solo en este de Gürtel 1–, en los que se le piden 300 años de cárcel. Navarro es el último de la larga serie de abogados a los que ha recurrido Francisco Correa, alguno de ellos de oficio. Juan Caros Navarro ha sido letrado también de Juan Cotino, exdirector General de la Policía, expresidente de la Cortes Valencianas, también encausado por una de las tramas de Gürtel, entre otras. En octubre, Navarro aseguró que “la ley da la posibilidad de llegar a acuerdos y a mí me encantaría poder llegar a algún acuerdo con la Fiscalía. Quedan más piezas, ojalá, estamos abiertos”.

Precisamente a Navarro se achaca una decisión de Correa que desconcertó en el inicio del juicio a los demás encausado. Mientras los otros compañeros de banquillo solicitaban la nulidad de las pruebas, Navarro no planteó objeción alguna. Eso, junto al errático comportamiento de Correa, llevó el desconcierto al resto de acusados. Francisco Correa ordenó a su banco suizo abonar 2,2 millones de la fianza civil unos días antes del juicio, y Juan Carlos Navarro no planteó ninguna cuestión previa. No obstante, Correa negó haber llegado a pacto alguno con la Fiscalía. El ministerio público también negó estar negociando entonces con Correa o su defensa jurídica.

Sin embargo, la condena de Valencia ha sido un duro varapalo para Francisco Correa y los otros condenados, como Pablo Crespo o Álvaro Pérez, ‘el Bigotes’. Los años de cárcel (13 años) y el hecho de que los jueces hayan ordenado su ingreso inmediato en prisión, sin esperar a los posibles recursos judiciales. Correa, aquejado de claustrofobia, ha necesitado medidas especiales para sus traslados y su ingreso en prisión, lo que según personas cercanas a él ha supuesto un bajón moral.

Comentarios